Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Estás viendo...

Presbístero José Mario Pantaleo

Presbitero Mario Pantaleo

El Padre Mario llega a Buenos Aires en 1948. Es destinado a la iglesia de San Pedro en Casilda, provincia de Santa Fe. Luego será trasladado a Rosario, a la parroquia Nuestra Sra. de la Guardia y como capellán en el Hospital Ferroviario, posteriormente fue destinado a Acebal y luego a Rufino. Después de 10 años de misión sacerdotal en Santa Fe, en 1958 pide el traslado a la ciudad de Buenos Aires.

Presbitero José Mario Pantaleo

Allí se suceden varios destinos hasta que llega como Vicario a la Parroquia Nuestra Señora del Pilar en la Ciudad de Buenos Aires, donde comienza a ser conocida por la sociedad su capacidad para diagnosticar y aliviar el sufrimiento físico y psíquico de las personas. A fines de los años sesenta esta virtud lo vuelve muy popular y la cantidad de gente que quiere entrevistarse es cada vez mayor. .

En esos años el Padre Mario visitaba la periferia de Buenos Aires y, con sus pocos ahorros, compra un terreno en un barrio muy humilde del partido de La Matanza, González Catán y comienza a construir una pequeña casa.

A finales de la década del 60, conoce a Perla Gallardo, quien acude al Padre Mario buscando alivio a un problema de salud que la aquejaba. Perla se compone y junto a su familia decide ayudar al Padre Mario en lo que era su sueño, construir una iglesia y una obra social en González Catán. Consiguen donaciones, compran un terreno, contratan obreros comienzan a construir. Colocan la piedra fundacional en 1972 de la Capilla Cristo Caminante. La construcción es terminada en pocos años, el 13 de octubre de 1975 es entronizada la imagen de Cristo Caminante, que da su nombre a la capilla. El Padre Mario oficia la primera misa el 8 de diciembre de 1975.

Presbitero José Mario Pantaleo

Ya entonces habían comenzado a funcionar servicios sociales para las personas del barrio. Comienza por los dos extremos del ciclo vital, una guardería para los niños del barrio que quedaban solos cuando sus padres salían a trabajar o a buscar trabajo y un encuentro permanente con los ancianos del barrio. Los niños crecieron, entonces pusieron en marcha la escuela primaria en espacios provisorios, mientras, construyeron el edificio junto con el de la escuela secundaria. Cuando la primera promoción egresó del ciclo primario y pasó al ciclo secundario, ya estaba terminada la escuela secundaria.

Además de Perla, muchos amigos se sumaron a la voluntad inquebrantable del sacerdote y con un método muy simple, seguir la realidad: las construcciones, los proyectos, los servicios para la comunidad, crecieron a un ritmo asombroso.

Entre 1976 y 1992, año de la muerte del Padre Mario, construyen gran parte de los 15.000 mts2 actuales. Además de las escuelas, pusieron en marcha la Policlínica Cristo Caminante, la Escuela Laboral para Discapacitados Santa Inés, el Centro de Atención para Mayores, el Polideportivo, etc. Crean dos fundaciones: la Fundación Pbro. J. Mario Pantaleo y la Fundación Ntra. Sra. del Hogar que configuraron la estructura legal y operativa.

Presbitero José Mario Pantaleo

Fueron años de un trabajo que no conocía límites de horarios, ni de esfuerzo. El Padre Mario Pantaleo se entregaba completamente a sus misiones, la misión pastoral y el alivio de los males de las personas y la construcción de la Obra. Demasiado para un cuerpo estragado por dificultades respiratorias desde la infancia.

El Padre Mario Pantaleo fallece en la Clínica de la Trinidad en la ciudad de Buenos Aires el 19 de agosto de 1992.

Naturalmente el Padre Mario Pantaleo era el «padre» de la Obra, era su guía, era a través de quién se conseguían las donaciones, era su motor espiritual y operativo. Los que llevaban adelante su Obra, que ya funcionaba con muchos proyectos y servicios, empleados, proveedores, beneficiarios, etc. entran en una fase de angustia por el futuro.

Luego de su fallecimiento, las personas que quedaron a cargo de ambas fundaciones tomaron las decisiones oportunas para hacer sostenible una poderosa herramienta de desarrollo social y comunitario. Se creó una estructura funcional basada en áreas operativas focalizadas en cada temática específica que abarcaban las acciones de la Obra: Educación, Comunidad, Discapacidad, Tercera Edad, Salud y Deportes.

Suscríbase al newsletter