Haití
Intro

Haití es uno de los llamados Países Menos Avanzados. Un 72,2% de la población haitiana sobrevive con menos de 2 dólares diarios.

Desde el 2016 CESAL ha centrado su trabajo en apoyar a la ayuda humanitaria con la finalidad de rehabilitar las viviendas de las familias afectadas por el Huracán Matthew que arrasó los departamentos del sur, la Grand' Anse y el municipio de Fonds-Verretes. En el departamento del oeste del país, en las zonas rurales, CESAL ha seguido trabajando para mejorar las condiciones de vida de las familias de comunidades frecuentemente aisladas y carentes de los servicios básicos más fundamentales. Asimismo, se han puesto en marcha nuevos programas de educación y promoción de la higiene.

En todas nuestras intervenciones trabajamos desde la convicción de que Haití es una tierra de esperanza.

En primera persona

“Tras el paso de Matthew mi situación era realmente precaria, mi casa quedó destruida y no sabía a dónde ir, no tenía esperanza. Gracias a la iniciativa de CESAL de distribuir chapas y clavos he conseguido salir adelante. Mi familia y otras familias afectadas nos hemos reagrupado para echarnos una mano en la reconstrucción de nuestras viviendas y así trabajar de manera más eficaz. Ojalá existieran más iniciativas como esta porque hay todavía mucha gente en la comunidad con grandes necesidades”.

Madame Venette Cator, afectada por el Huracán Matthew, en el Municipio Madame Combe, en Comuna de Torbek, Haití.

(más testimonios...)

El trabajo en imágenes

Contra el hambre y la pobreza en la Reserva de Biosfera Transfronteriza entre República Dominicana y Haití
CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA EN LA RESERVA DE BIOSFERA TRANSFRONTERIZA ENTRE REPÚBLICA DOMINICANA Y HAITÍ

El pasado mes de enero el Consejo Regional para la Gestión de la Reserva de Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo dejó inaugurada la primera reunión del año 2019 en el que comenzó el trabajo en el convenio. La intervención se centrará en la vulnerabilidad del derecho de vida de las personas, la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales y la biodiversidad en el marco de la reserva. También persiguirá una gestión sostenible de los valores y recursos naturales y culturales fortaleciendo la resiliencia de las poblaciones en mayores condiciones de vulnerabilidad, en especial las mujeres rurales, los ecosistemas y su biodiversidad. El convenio tiene especial énfasis en la restauración de bosques, en la protección de especies autóctonas en vía de extinción, en definitiva, en una gestión sostenible de los recursos de la biosfera fronteriza.

CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA EN LA RESERVA DE BIOSFERA TRANSFRONTERIZA ENTRE REPÚBLICA DOMINICANA Y HAITÍ

Este convenio será trabajado por personal de CESAL Dominicana y CESAL Haití, en alianza con el Grupo Jaraguay y con el apoyo económico de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Se desarrollará durante los próximos 4 años (2019-2022) con una subvención de 2.5 millones de euros.

El plan de reducción de la pobreza multidimensional de las personas y la vulnerabilidad de los ecosistemas de la zona de influencia socioeconómica de los Parques Nacionales fronterizos de Forêt des Pins y Sierra de Bahoruco en la Reserva de Biosfera Transfronteriza de La Selle – Jaragua-Bahoruco-Enriquillo busca involucrar a las instituciones y autoridades vinculadas en la Reserva para fortalecer la gobernanza territorial en lo que se refiere a su gestión y la aplicación de políticas públicas que promuevan el desarrollo inclusivo, sostenible y sustentable. Por ello, la sensibilización a través de la comunicación forma parte integral de esta ejecución para trabajar con las distintas poblaciones sobre la relevancia del área que habitan o gestionan.

Otros aspectos de suma importancia para el programa son la seguridad hídrica, la concienciación sobre la importancia del recurso del agua y su relación con los parques naturales, la seguridad alimentaria y la diversificación de los medios de vida.

Las metas del programa han sido trazados a partir de estudios y proyectos implementados anteriormente por CESAL y sus socios locales, así como resultados de investigaciones que demuestran cómo la pobreza multidimensional afecta las poblaciones de la zona de intervención. Y aunque el contexto de necesidad varía de un extremo a otro de la zona, la Reserva de la Biosfera Transfronteriza requiere de acciones articuladas entre ambos estados para la restauración y conservación de su riqueza ecosistémica, fuertemente amenazada y con muchas especies en peligro de extinción. También recibe especial atención dentro del programa el tema de género y pobreza que, por razones socioculturales, golpea más a las mujeres de ambas naciones.

La generosidad y la esperanza en el corazón de Haití
La generosidad y la esperanza en el corazón de Haití

Formo parte del equipo de CESAL en Haití. Llegué en 2010 al país y es la primera vez que me veo, y me he visto, en una situación de crisis social, económica y política tan fuerte en el país. La violencia ha salido a las calles. Lo que había empezado siendo un movimiento social pacifico promovido a través de las redes sociales para protestar en la calle por la situación actual, se ha tornado en graves disturbios, enfrentamientos y bloqueos de las carreteras en todo el país.

Dadas las circunstancias, decidimos cerrar nuestras oficinas de CESAL y todos permanecemos en casa. A mi alrededor muchos deciden irse, salir del país temporalmente... Nosotros somos 3 españoles en el equipo: Jordi, Patricia y yo. Decidimos quedarnos, no lo dudamos.

La generosidad y la esperanza en el corazón de Haití

Cuando pienso en cuál es la misión de CESAL, en el por qué estamos aquí,  la respuesta me viene enseguida. Nos quedamos porque lo primero son las personas, ¡y no sólo los campesinos, agricultoras o niños de nuestros proyectos! También mis compañeros y compañeras de equipo. Porque si en el centro de todo está la persona, con sus circunstancias, su cultura, sus valores, con todo, no puedo dejar a mi equipo.

Durante el pasar de los días surge una comunicación diaria espontánea en nuestro grupo de WhatsApp de CESAL. Todos queremos saber cómo están los demás, los que viven en las zonas más conflictivas, los que tienen familia... Con Benjamíne, una de nuestras compañeras, hablo todos los días. Noël y Elmond, Fedlyne... están muy contentos de tener noticias mías. Porque además empiezan a escasear los recursos como el agua o el combustible. Pero me llama la atención que ¡nuestros mensajes son todos positivos!: "Estamos bien, gracias a Dios"; "Yo tengo la esperanza de que poco a poco las cosas irán mejorando". Alguno comenta también en el chat: “Esta puede ser una oportunidad para hacer crecer nuestro espíritu de equipo”.

Durante todos estos días de bloqueo tengo la oportunidad de llamar y hablar con varios de mis compañeros, de escuchar al que está más preocupado, al que está asustado... O simplemente conocer mejor a otros. Todo se convierte en una oportunidad para construir un espíritu de equipo más fuerte.

La generosidad y la esperanza en el corazón de Haití

Pero constato que a pesar de las dificultades que estamos viviendo en Haití, la solidaridad empieza a hacerse presente. Llevábamos varios días buscando combustible en mi casa para el generador y sin éxito... Cuando apareció un vecino con 5 galones que me regaló. Tengo la esperanza de que todo puede mejorar y me doy cuenta de que puedo hacerlo cada día con mi granito de arena, valorando a cada persona que encuentro: en la oficina, en las escuelas donde trabajamos, en los campos de agricultores, en las instituciones con las que colaboramos...

Haití no es lo que los periódicos quieren contarnos. A pesar de todo yo he visto la esperanza y la solidaridad en el corazón de Haití.

Volver a la oficina ha sido todo un momento de gran alegría para todos. Y la oportunidad de renovar nuestro compromiso para seguir adelante con nuestro trabajo y trabajar por nuestra gente.

Clara Revuelta Marchetti
Directora CESAL Haití

¡Por fin los frutos... Dan sus frutos!
portada CTF

La situación económica en Haití es terriblemente complicada, puesto que no existe apenas industria, la desertificación impide la ganadería de extensión, el turismo es nulo, el sector servicios está desmantelado y a toda la idiosincrasia del país, debemos añadir los desastres naturales que asolaron  una gran parte de la isla. Toda esta situación se agrava si nos adentramos en zonas rurales dónde la agricultura es el único recurso para subsistir.

portada ctf
mujeres productoras CFT

Es por este motivo que en el marco del proyecto financiado por AECID  Apoyo a los pequeños agricultores/as en el desarrollo de cadenas de valor agrícola de frutas en  Fonds Verrettes se ha trabajado para proporcionar unos conocimientos, unas herramientas  y unos procedimientos que permitan a estos/as trabajadores/as desarrollar  un sistema económico que les permita vivir de ello.  En este proyecto, hombres y mujeres han trabajado como una cooperativa para aumentar la producción (en cantidad y calidad) de pomelo, granada en las ciudades de Palmis Tampé y Majon y de manzana y melocotón en Saint Louise y Dosgymby, así como en la mejora de la transformación y comercialización.

Para llevar a cabo esta empresa,  primero se preparó la tierra para el establecimiento de un vivero comunitario y para la producción de esquejes en los viveros de Dosgymby y Saint Louis en Haití, después se han plantado hasta la fecha 9271 esquejes de frutas. Las mujeres y los hombres se capacitaron para procesar los frutos y para mejorar las técnicas agrícolas, haciéndolas más eficientes y eficaces. En total 374 persones están poniendo todo su empeño, ganas e ilusión en llevar a cabo este proyecto que les proporciona un modo de vida.

productos CFT

¡Y por fin! Tanto trabajo ha dado sus frutos

Y para que todo el mundo conozca nuestro trabajo y nuestros productos, hemos ido al mercado de Fonds Verrettes y hemos realizado una pequeña feria  donde los trabajadores y trabajadoras  vendieron los productos (licores y mermeladas) elaborados por ellos mismos,  en un ambiente festivo donde incluso la Alcadesa de Fonds Verrettes se unió a la jornada para prestar su apoyo público tanto a sus conciudadanos como a CESAL por la gran labor que se está realizando en la zona. 

¡La lectura es cultura!
pancarta feria libro

La situación de la comunidad educativa en Haití es muy precaria, aproximadamente el 80% de la población haitiana es analfabeta y tan sólo un 50% de niños y niñas acude a la escuela.* Si a estos datos le añadimos una financiación deficiente por parte del estado, el resultado es demoledor: más de un 80% de los colegios son privados**, dejando a la población con menos recursos sin la posibilidad de recibir una educación que les pueda proporcionar  un futuro mejor.

ManuelAlba Entrega libros

Con esta perspectiva, la de proporcionar un futuro mejor, la Escuela Nacional de Bethleem de Cotin, situada al este del país, se ha comprometido a trabajar por una escuela de calidad y por este motivo es uno de los colegios integrantes del Convenio “Apoyo a la descentralización y a la Gobernanza del sector educativo y mejora de la calidad educativa en Haití”, ejecutada por CESAL y financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID

Este convenio, en marcha desde 2015 ha permitido, entre muchas otras intervenciones, convertir espacios de colegios vacíos e inservibles en bibliotecas, dotándolas de todos los materiales necesarios, infraestructura, mobiliario, libros, etc…  adaptados al alumnado, tanto en temática como en idioma.

Para inaugurar oficialmente la biblioteca del colegio y motivar al alumnado en su uso, CESAL junto con la Dirección de la escuela Bethleem de Cotin,  han aprovechado la celebración del día del libro y han organizado la primera edición de La feria Anual del Libro, una jornada en la que los alumnos y las  alumnas de distintos colegios pudieron disfrutar de una experiencia  dedicada a fomentar la cultura  de una forma lúdica y a la que acudieron para respaldar el evento,  tanto el máximo responsable de la Oficina técnica de Cooperación Española (OTC), Manuel Alba  así como  el Director de CESAL Haití, Jordi Bach.

visita instalaciones

En este evento, los escolares pudieron disfrutar de una jornada dedicada exclusivamente a la cultura, donde lo más pequeños leyeron motivadores manifiestos en favor de la lectura, y donde pudieron expresar los sentimientos que les despiertan este tipo de actos culturales, novedosos para ellos, su relación personal con la lectura o la necesidad de aportar motivación y esfuerzo personal en propia educación. 

La dirección del centro provocó en este acto un emotivo momento al dar las gracias públicamente a CESAL y la AECID por el apoyo prestado y reconocer el arduo trabajo que se está realizando día a día.

Para acabar de completar la jornada, se realizó una visita a las instalaciones que se han construido en el marco del convenio pudiendo apreciar significativamente la mejora en la calidad de vida que ha supuesto para todo la comunidad académica. 

*Fuente: Unicef.

** Fuente: Boletín AECID  2017

 

#ESTOESEDUCACIÓN, la exposición que está recorriendo colegios e institutos para concienciar sobre la importancia de la educación en Haití
Alumnado visitando la exposición

Desde principios de este año 2018, la exposición itinerante #EstoEsEducación, está viajando por colegios e institutos de España para invitar al alumnado y a su entorno a tomar conciencia sobre la importancia de la educación en el desarrollo de las personas. Hasta la fecha, ya son 4 los centros que han acogido la exposición en Málaga, Córdoba y Jerez y casi 900 alumnos los que han podido disfrutar de ella, cuestionándose de qué depende que en ocasiones se goce del derecho a la educación, y en otras no.

Alumnado montando la exposición Esto Es Educación

Se trata de una muestra dirigida a estudiantes del tercer ciclo de primaria y de secundaria que recorrerá, gracias a un convenio firmado con Fundación SEUR, al menos 25 colegios del país y que está enmarcada dentro de un convenio financiado por AECID denominado “Mejora de la calidad de la educación en Haití”.

#EstoEsEducación, está compuesta por 10 paneles con ilustraciones y testimonios de personas haitianas que, además de invitar a tomar conciencia sobre la importancia de la educación, también reconoce aquellos elementos que son fundamentales para tener una educación equitativa y de calidad, así como invita a desmontar estereotipos que empobrecen y simplifican la realidad.

El distrito Escolar de Ganthier, que comprende los municipios de Ganthier y Fonds Verrettes, donde se está ejecutando el convenio desde 2014 y hasta 2018, es una zona donde el derecho a la educación se ve perjudicado por la falta de gobernabilidad y descentralización del sector educativo además de por la falta de escuelas públicas y las pésimas condiciones en las que se encuentran las infraestructuras y servicios de las escuelas, la escasa formación del profesorado y la falta de medios económicos de las familias. Una situación que conlleva un difícil acceso y permanencia en la escuela, provocando altas tasas de abandono escolar y analfabetismo.

Alumnado montando la exposición Esto Es Educación 2

Ante este contexto, la labor de CESAL y de la población haitiana con la que trabaja es asegurar una educación justa, de calidad e igual para todos y todas, y crear oportunidades de aprendizaje durante toda la vida. En España, la exposición pretende generar conocimiento desde la estructura y los materiales utilizados, a la metodología de la visita y los propios contenidos, apoyándose también en una guía educativa que ha sido elaborada tomando en consideración principios básicos de distintas pedagogías educativas.

Si estás interesado en que la exposición #EstoEsEducación visite tu centro o el de tus hijos e hijas, no lo dudes, puedes ampliar la información aquí o también escribirnos a vooltea_arroba_cesal.org.

 

¡Ayúdanos a concienciar a las generaciones más jóvenes y #VOOLTEAelmundoconCESAL!

La educación de las mujeres, un camino seguro hacia el desarrollo sostenible
portada jornada feminista 1473x411

Bajo el nombre “La educación de las mujeres, un camino seguro hacia el desarrollo sostenible celebramos en Fonds Verrettes (una localidad rural situada al oeste del país, cerca de la frontera con República Dominicana) una jornada en la que la mujer haitiana cobró el protagonismo que se merece

charla mujeres 576x383

La jornada se centraba en charlas temáticas sobre, entre otras muchas cosas, los derechos de la mujer, la planificación familiar y la importancia de la educación con la finalidad de hacer llegar un mensaje claro sobre importancia de la “Igualdad entre hombres y mujeres” a toda la población.  

Éstas fueron impartidas por personas con gran peso social, en su mayoría mujeres, como por ejemplo la Alcaldesa de Fond Verrettes, inspectoras escolares o representantes locales de ONGs, alternándolas con actividades lúdicas donde las mujeres de la localidad pudieron explayarse con juegos y cantos corales, entre otras divertidísimas actividades.

juegomujeres573x383

Desde niñas a señoras mayores, todas juntas disfrutaron de unos momentos dedicados a la diversión junto a sus compañeras, hecho que no es habitual en sus vidas. Se trata de mujeres que dedican su tiempo exclusivamente a trabajar las 24h del día, los 365 días del año puesto que llevan el peso de la familia sobre sus hombros y además, trabajan de sol a sol realizando trabajos muy duros en condiciones de vida muy complicadas, sin que la sociedad les reconozca ningún derecho social.

En este acto colaboraron conjuntamente tanto CESAL como el Ayuntamiento de Fonds Verrettes, y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), así como organizaciones locales de mujeres entre la que se encontraba la “Organisation pour le relevement social et economique des femmes de Fonds Verrettes” y ONGs e instituciones locales e internacionales. 

Que las mujeres conozcan sus derechos es el primer paso para poder defenderlos.

¿Cómo mejorar las condiciones sanitarias de una comunidad? Empecemos por la salud escolar.
niños río

Han finalizado tres proyectos basados en “Contribuir a la mejora de las condiciones sanitarias y medioambientales en los municipios de Ganthier y Fonds Verrettes” los cuales tenían como objetivo común promover la salud escolar de dichos municipios.

CESAL ha llevado a cabo estos proyectos, financiados por el  Ayuntamiento de Pamplona y  el Gobierno de Navarra junto con la ONG Haitiana MIPROS, y un tercero en solitario financiado por el Ayuntamiento de Sevilla, todos ellos complementando al Convenio “Apoyo a la descentralización y a la Gobernanza del sector educativo y mejora de la calidad educativa en Haití”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo AECID Estos proyectos han beneficiado a un total a 9 colegios en la comunidad de Ganthier y Fonds Verrettes.

taller

Los proyectos se han estructurado en tres bloques para su desarrollo:

El primer bloque del programa de educación en salud escolar se ha basado en la formación de alumnos/as, personal docente, padres / madres, cocineros/as  en medidas de higiene escolar; Para ello se han realizado sesiones de sensibilización y formación continua en la prevención de enfermedades y  saneamiento, así como la formación de comités escolares para que éstos repliquen los conocimientos adquiridos con la finalidad de que perduren a lo largo de los años, y sobretodo , se interioricen y se modifiquen los hábitos de conducta dañinos para la salud.

El  segundo bloque se ha centrado en  mejorar el acceso y la calidad de las infraestructuras de agua y saneamiento y gestión de residuos en las escuelas, en su desarrollo se ha trabajado con la comunidad escolar en la redacción de  protocolos de actuación y facilitado a los colegios de todo el material necesario para llevarlo a cabo (tanto para su aprendizaje como para el asentar el conocimiento y crear un hábito).  Se ha estructurado en 3 partes: Potabilización del agua, mantenimiento y conservación de las instalaciones y gestión de deshechos.

lokle

 La primera, establecer un sistema de potabilización del agua; Para su gestión, se ha dotado a los colegios de kits de potabilización. Este punto supone reducir uno de los factores de riesgo en la vida de la comunidad escolar puesto que en un país donde la sanidad es privada y la gran mayoría de la población no puede acceder a ella, las enfermedades diarreicas  suponen una gran lacra social.

La limpieza de las instalaciones es fundamental y por este motivo, aprender a mantener limpias las instalaciones, realizar mantenimiento preventivo, limpiar las cubiertas antes de la época de lluvia, uso adecuado de las instalaciones, y no menos importante, aprender a organizar, definir tareas y responsabilidades así como contar con las herramientas necesarias para ello es indispensable para llevar a cabo estos proyectos

Otro foco a tratar es Gestión de deshechos, Haití es un país donde no existe un sistema nacional de recogida de basuras, es por esto que los residuos que generan los colegios, en este caso, no eran tratados y la basura se quemaba sin control alguno.  Aprender a gestionar los desperdicios supone otro gran avance en la sociedad, por ello, se han impartido talleres a la comunidad escolar y se ha adecuado el colegio con papeleras de reciclaje, en todas las zonas comunes y se ha señalizado debidamente para potenciar el mensaje y que se convierta, como hemos comentado anteriormente, en hábito.

construcción

Dentro de este segundo bloque se han construido y mejorado todas las infraestructuras necesarias para una higiene mínima en los colegios , tales como letrinas, cocinas, puntos de agua, castillos de agua, pozos, zona de compost e incinerador… Provocando una mejora espectacular en las condiciones de vida, alimentación y salud de los escolares y por extensión en toda comunidad. 

El tercer y último bloque se enfoca en implementar un servicio de emergencia y primeros auxilios en los colegios, a través de la Cruz Roja, en la que se ha formado al personal docente en 1os auxilios y se han redactado protocolos de actuación en caso de emergencias así como se ha dotado de material sanitario a las escuelas con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los alumnos/as.

Estos proyectos han finalizado con gran éxito, es por este motivo que CESAL seguirá apostando por nuevos proyectos en el año 2018, centrados en la salud escolar y medioambiental (Financiados por el Ayuntamiento de Pamplona, el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Sevilla) donde CESAL trabajará de la mano con otros colegios para seguir mejorando la salud escolar de Haití.

La organización es el verdadero rostro del desarrollo en Haití
mesa redonda

Las escuelas de la comuna de Ganthier hacen frente a grandes retos diariamente, situación que llama la atención de organismos nacionales, internacionales y de la propia ciudadanía.

Los principales problemas son la falta de profesorado cualificado, escuelas no acreditadas por el MENPF y la falta de material didáctico y pedagógico para acompañar la preparación y la presentación del temario. A ello, se añade una débil gobernanza del sistema educativo con los órganos descentralizados, lo cual es nefasto para el funcionamiento normal del colegio.

Por este motivo, desde 2015, gracias a la financiación de AECID, se está llevando a cabo un convenio que incluye los municipios de Ganthier y Fonds Verrettes denominado “Apoyo a la descentralización, gobernanza del sector educativo y mejora de la calidad de la educación en Haití”. Dicho convenio, involucra y articula todos los niveles de la comunidad educativa y CESAL intenta enfrentar el fondo del problema desde una visión más amplia, después de haber ayudado en la formación de consejos escolares, consejos de padres, de gestión y de alumnos para profundizar en estos problemas escolares, se ha realizado una mesa redonda con la temática: “Una mejor Gobernanza para otra escuela” reuniendo a los diferentes actores (padres, madres, alumnado, profesorado, dirección de centros, ayuntamientos, inspectores e inspectoras de zona, organizaciones comunitarias, entre otros) con el fin de mostrar la importancia de una mejora en la gestión escolar y de estimular a la sociedad para que colabore en la obtención de mejores resultados.

foto escuela

El tratamiento de la gestión escolar, exigencia del MENPF se vuelve muy necesario en un país donde la actual estructura organizativa en una escuela es vertical. Esto implica que la organización es mucho más parecida a la de una empresa, contando con un solo jefe/a (Director/a) en el que recae toda la responsabilidad y capacidad de decisión. El resto de empleados (profesores/as, padres/madres, alumnos/as) acatan las decisiones, sin posibilidad de intervención.

Debido a ello, la imagen que se acaba proyectando es más una imagen empresarial que escolar en detrimento de los alumnos, que, acaban el colegio sin haber conocido ninguna otra estructura organizativa que la vertical y lo más importante de todo, sin involucrarse en el día a día del colegio. Éste es un problema de gestión que se mantiene generación tras generación, puesto que los alumnos cuando crecen y tienen descendencia, tampoco se involucran en el funcionamiento del colegio, manteniendo dicha estructura escolar empresarial a lo largo de las décadas.

Otro tema relevante que se abordó, fue la importancia de la adaptación tecnológica del entorno escolar, puesto que es una adaptación necesaria en el S.XXI, declarado Siglo de la Tecnología, una dificultad añadida a la falta de recursos por parte del estado y por parte de la comunidad escolar.

Estas puestas en común entre los diferentes agentes implicados tratan de identificar los puntos débiles y los puntos fuertes para resolver el problema en cuanto a la gobernanza de la escuela, ofreciendo nuevas perspectivas para una nueva escuela, más moderna y adaptada a las necesidades de los alumnos.

Adaptación del artículo "L’organisation Cesal plaide en faveur d’une meilleure gouvernance  dans les écoles de la commune de Ganthier" del autor Anrique Galette.

Aprender para enseñar
profesor

Dentro del desarrollo del programa ¨Apoyo a la descentralización, la gobernanza del sector educativo y la mejora de la calidad de la educación en Haití¨ financiado por la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo), se ha invitado a participar a los equipos pedagógicos de 30 escuelas en el distrito Escolar de Ganthier (que comprende los Municipios de Ganthier y Fonds-Verrettes) a las ¨Jornadas didácticas de Matemáticas¨

profesora

Éstas han consistido en una prueba de nivel y 23 días de formación totalmente gratuita (certificado por el MENFP, Ministero de Educación Nacional y Formación Profesional) con el material didáctico incluido e impartida por profesionales del sector sobre la materia.

Las jornadas se han celebrado durante los meses de verano, durante las vacaciones escolares, para no interferir con las clases y se han impartido en las aulas de varios colegios colaboradores, tanto en Fonds Verrettes como en Ganthier, facilitando así el desplazamiento y participación de los maestros y las maestras.

foto clase

Los cursos se han estructurado en 3 niveles basándose  en el conocimiento inicial del profesorado en la materia, que han hecho una prueba de nivel para entrar en uno de los tres grupos y así  poder aprovechar al máximo los recursos.  Los resultados de la prueba de nivel dan cuenta de la necesidad de esta capacitación dado que el nivel de conocimientos del 60% de las personas participantes se corresponde con el de formación básica, mientras que el 20% se ha formado en el nivel medio  y un 20% en el nivel superior.

Las jornadas han sido todo un éxito,  con una alta participación, un total de 28 escuelas asistentes de las 30 invitadas y 144 participantes.  

"Quien se atreve a enseñar, nunca debe dejar de aprender" 

John Cotton Dana

Sensibilizar para educar
Colegio Vacío

Si eres un niño­ o niña haitiana es muy probable que tus padres trabajen muy lejos de tu casa, tengan larguísimas jornadas laborales y sea muy difícil para ellos llevarte al colegio, por eso ha empezado en Fonds Verrettes y en Ganthier, un plan enfocado a la sensibilización social de la importancia de respetar el calendario escolar, dentro del marco del proyecto “Apoyo a la descentralización y la gobernanza del sector educativo y  mejora de la calidad de la educación en Haití” financiado por AECID Agencia Española de Cooperación Internacional para el desarrollo   Este plan se suma a la campaña nacional por parte del MENPF (Ministerio de Educación Nacional y formación profesional) 

Con ello se pretende conseguir una serie de beneficios que a la larga repercutan en toda la sociedad, y a corto plazo muestren las ventajas para los niños y las niñas.

colegio vacío

La campaña pretende contribuir  a que aumenten las horas lectivas de los niños en los colegios, fomentando su permanencia de forma continuada en el aula desde el primer día hasta el último lo cual, tendrá una repercusión directa en la asimilación de contenidos académicos y en la mejora del rendimiento escolar.

Uno de los principales objetivos de la campaña es concienciar a todos los agentes involucrados,  en particular a los padres, de la importancia de su participación activa en la educación infantil de su comunidad dado que esta educación que hoy se da a los niños es clave en la mejora del sistema educativo, así como en el desarrollo de la sociedad y sobre todo para el futuro de sus hijos e hijas. Se pretende que la comunidad, tome conciencia y se involucre en la creación de estrategias para el desarrollo de la educación a largo plazo, así como la mejora de la cuota de asistencia a clase en los primeros días de curso

fotos niñas

La campaña de sensibilización intenta llegar a toda la población, por este motivo se realiza  en los lugares en los que hay más concentración de personas: como ahora la iglesia, los mercados, partidos de futbol, actividades culturales, etc…  y en varias etapas coincidiendo con las vacaciones de los niños. De esta forma se recordará a lo largo del año la importancia de acudir a clase desde el primer día de curso al último.

En esta campaña se efectúan emisiones en radio, con un spot del Ministerio de Educación Nacional y Formación (MENFP)  con banderolas, folletos, megáfonos y se pide la colaboración de todas las asociaciones y organizaciones locales con el fin de hacer llegar este mensaje tan importante a tanta gente como sea posible.

“La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo” Paulo Freire

El medio ambiente y los recursos naturales, un bien común y necesario
Guardias Forestales

Este programa ha sido financiado por Fondos FED de la Unión Europea y ha colaborado en algunas actividades la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) dentro del proyecto llamado "Apoyo al crecimiento económico sostenible con respeto al medio ambiente de las Regiones fronterizas de la República Dominicana y Haití" que finalizó en 2016, y se ha llevado a cabo con la estrecha colaboración de las entidades locales y nacionales.

Su éxito ha residido en la capacidad para beneficiar directamente a más de 1.250 adultos y menores de las 10 escuelas en Forret de Pins, 3 escuelas en El Limón y a 12 organizaciones comunitarias fronterizas a Fonds Verret y Ganthier así como a 140 mujeres que se han beneficiado de las cocinas mejoradas. Pero este proyecto no sólo ha beneficiado a éstas personas, sino casi a 46.000 personas indirectamente, a pesar de las dificultades a las que se ha visto sometido, clima, inestabilidad política, entre otras.


Clase campo

El proyecto se ha fundamentado en tres pilares básicos:

El primer  pilar ha sido el refuerzo de las instituciones públicas locales (ayuntamientos e instituciones descentralizadas como por ejemplo la ANAP) una de las acciones principales del plan ha sido un plan de gestión Medioambiental (avalado por los máximos organismos en el país, MDE : Ministère de l´Environnement ) en el cual se ha identificado la problemática a través de consulta directa con más de 330 personas afectadas de la zona y se ha desarrollado el plan de gestión, según la metodología establecida oficialmente para este fin y que establece los sectores de intervención así como los programas y subprogramas a llevar a cabo durante los 5 primeros años.

Algunas de las consecuencias directas de este trabajo, ha sido el decreto ministerial que modifica los límites del parque a los cuales este plan afecta o la formación de 24 agentes forestales y la dotación de uniformes y material para la realización de sus funciones.

También se ha realizado un gran trabajo de involucración y de mejora de comunicación entre  las distintas entidades implicadas a través de las mesas de concertación.

Sensibilización niños

El segundo pilar ha sido la sensibilización de la población escolar con la elaboración e implantación del Plan de Educación Medioambiental  junto con una campaña mediática de la población de 100 posters en cada país, calendarios educativos con motivos relacionados con el medio ambiente, anuncios en la radio, talleres de formación medioambiental en colegios de los dos países, con un total de 932 participantes a lo largo del proyecto. Así como las actividades de sensibilización medioambiental en 13 escuelas, la instalación de 10 viveros en los colegios (medida especialmente atractiva para los niños y niñas, para que aprendan el daño que puede causar la desforestación y cómo evitarla).

El tercer pilar se basa en la puesta en marcha de acciones directas para la protección del medio ambiente, en el que hay que subrayar la formación de 300 agricultores en métodos agrícolas más ecológicos y el reparto de semillas y esquejes. También hay que anotar que 150 ganaderos mejoraron la calidad y cantidad de alimento para el ganado, aumentando así la producción lechera y también se han plantado 21.036 árboles para evitar de deforestación a lo largo de 10.071,43 ML, así como la distribución de 140 cocinas mejoradas que reducen la necesidad de carbón.

Todos estos esfuerzos han dado lugar a un proyecto que para CESAL ha supuesto una gran satisfacción por las mejoras conseguidas tanto para el medio ambiente como para la sociedad y que esperemos ayuden a mejorar la vida de éstas y de las futuras generaciones.

 “El mejor momento para plantar un árbol es hace veinte años, el segundo mejor momento es ahora.” (Dambisa Moyo)

DLO SE LAVI ANN PWOTEJE`L (El agua es vida, ¡protejámosla!)
Día mundial del agua_grifos

La celebración del Día Mundial del Agua es un vector importante para la transmisión en el proceso de aprendizaje en las escuelas y las comunidades con las que trabajamos en el municipio de Ganthier. En el marco de un proyecto de promoción de la salud infantil a través de programas de salud financiado por el Gobierno de Navarra, nuestro socio local, MIPROS, organizó una serie de conferencias los días 21,22 y 24 de marzo de 2017.

Estas jornadas permitieron reagrupar a alumnos, padres, profesores y directores de escuelas de diferentes comunidades de Ganthier con el fin de debatir acerca de los temas del agua, la degradación del medio ambiente y la salud.

La Dirección Nacional de Agua y Saneamiento (DINEPA) participó activamente a través del TEPAC (Técnico en agua y saneamiento potable municipal) de la zona. Los participantes se mostraron muy entusiasmados y no perdieron la ocasión de formular un gran número de preguntas. Durante los tres días, se registraron cerca de dos centenares de asistentes.

niñas sensibilización

Cada conferencia constaba de tres partes: una parte cultural con poemas recitados y canciones; otra parte sobre la higiene del agua, retomando los temas tratados en las clases con los estudiantes en el curso de higiene; y una tercera parte de conclusiones sobre de tratamiento del agua, sus componentes y la gestión comunitaria. El día del agua se celebró bajo el lema DLO SE LAVI ANN PWOTEJEL (El agua es vida, ¡protejámosla!) que hace referencia a la necesidad de concienciar a la gente sobre este tema.

El acceso al agua potable y a las infraestructuras hídricas  sigue, sin embargo,  siendo un lujo para las poblaciones más vulnerables, que no disponen de los medios económicos para adquirir los servicios más básicos. El objetivo último de este proyecto es reforzar la protección y promoción del derecho a la salud escolar de siete escuelas públicas en el municipio de Ganthier. La gestión responsable del agua condiciona la mejora de las prácticas de higiene a nivel de las escuelas.

¡Que esta celebración ayude a iniciar este impulso positivo hacia el establecimiento de mecanismos sostenibles de saneamiento!

Un regalo inesperado


Recientemente ha finalizado uno de nuestros proyectos en Haití, una iniciativa financiada por la Junta de Castilla y León destinada a mejorar la calidad y el acceso al agua en 12 escuelas del municipio  Fonds-Verrettes.

El acceso al agua potable sigue siendo un problema en Haití, y el agua contaminada está en la fuente de muchas enfermedades infecciosas como el cólera. Para hacer frente a esta problemática, se han construido, en el marco del proyecto, cisternas de captación de agua de lluvia y se han constituido comités de gestión para asegurar el mantenimiento de las mismas. También se ha proporcionado capacitación al personal docente sobre la adecuada potabilización y uso racional del agua de forma que posteriormente puedan replicar las sesiones a los niños y niñas con material didáctico adaptado.

Ana Belén Cendrero, nuestra coordinadora del proyecto, ha compartido con nosotros una bonita experiencia ocurrida recientemente. El día de la jornada de sensibilización se organizó un concurso sobre el tema del proyecto y se repartieron unos premios a los cuatro colegios ganadores.

“Nuestra sorpresa fue cuando el equipo del colegio que quedó en primera posición, a su vez nos hizo un regalo. Uno por uno, los miembros del equipo fueron sacando cada una de las letras de CESAL que habían dibujado y a las que habían añadido un comentario; el resultado es el que podéis ver en la foto. En momentos como este todos los esfuerzos se ven recompensados. El equipo de terreno recogió el premio de CESAL, sin olvidar que es un premio para todos nosotros”.

El paso del huracán Matthew golpea de nuevo a Haití

La virulencia de algunos fenómenos, como en la actualidad el huracán Matthew, que deja ya una cifra provisional de casi 1.000 fallecidos en Haití (877 muertos a fecha de hoy) y más de 350.000 personas necesitan ayuda humanitaria de forma inmediata, se ha recrudecido en los últimos años. El cambio climático deja a las poblaciones más vulnerables en una sucesión de inseguridad alimentaria, sanitaria y vital como vemos en estos días.

Cuando Haití aún no se ha acabado de recuperar del terremoto que asoló buena parte del país en 2010 (recordar que más de 250.000 personas perdieron la vida y 1 millón de haitianos dependen de la ayuda humanitaria), las hambrunas y las epidemias de cólera persisten, así como miles de personas siguen desplazadas. Matthew ha venido a ahondar en la herida.

Lo cierto es que en Haití existen graves carencias que comienzan con la falta de un plan de prevención de desastres naturales y unas viviendas con estructuras débiles que no han podido soportar los vientos máximos sostenidos de 230 km por hora.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU cifra en 1,3 millones las personas afectadas directamente en Haití. Más de 2.700 viviendas completamente destruidas. La capital de Grande Anse, Jéremie, está arrasada. En el Suroeste y Noroeste, muchos niños siguen en refugios donde hasta ayer no había llegado agua ni comida y algunos han tenido que beber de los charcos para poder sobrevivir, exponiéndose al cólera y otras enfermedades infecciosas.

Cuenta de Emergencia de CESAL
SANTANDER - ES26 0049 0001 5620 1005 8858
Emergencia Matthew

Los daños se reportan con cuentagotas, las precarias carreteras cortadas y los caminos anegados hacen complicada la tarea de llegar a los equipos de emergencia para poder atender a las víctimas y proveer de primeros auxilios. Desde Haití, Jordi Bach, director de CESAL nos alerta de “las serias dificultades que tenemos para llegar a los proyectos fronterizos con República Dominicana, región de Fonds Verretes y Ganthier, donde CESAL impulsa 16 intervenciones de desarrollo atendiendo a una población de más de 36.000 personas con proyectos de producción, soberanía alimentaria, educación y derechos humanos. En esta zona cientos de familias que han visto sus campos arrasados y que han perdido su hogar, se refugian tras el paso del huracán”.

Los equipos de CESAL en Haití y Dominicana empiezan a ofrecer la primera ayuda, en el caso de país haitiano con el objetivo de comenzar a abastecer de agua potable y distribuir kits de alimentos y emergencia, además de evaluando los daños causados que se anticipan cuantiosos.

En Dominicana, las principales dificultades se han producido en las zonas más vulnerables del país. Según Antonio Benete, director de CESAL Dominicana “principalmente en el sur del país, concretamente han sido muchos los daños producidos en Vicente Noble, población muy vinculada a España por la gran cantidad de emigrantes que han venido desde allí. En la zona este de Santo Domingo, los daños más acusados se han producido en los núcleos cercanos a los ríos, que han subido significativamente su caudal, provocando el desalojo de casas y graves daños materiales”.

En Dominicana nuestro equipo está coordinando junto a otras ONG el apoyo psicológico y social a las familias, no solo por el trauma creado, sino porque hay muchas familias que se han visto separadas. También estamos impulsando la formación preventiva sobre el uso del agua. Según Benete “hace excesivo calor, existe mucho estancamiento de agua y mosquitos lo que puede provocar que la situación se agrave por la aparición de enfermedades a causa del agua contaminada".

Desde CESAL apelamos nuevamente a la solidaridad de la ciudadanía española poniendo a su disposición la siguiente cuenta donde poder realizar una aportación económica con la que apoyar a la población afectada. Con su ayuda queremos hacer llegar bienes de primera necesidad (agua potable, alimentos y asistencia médica), contribuir a la reubicación de familias y personas en sus casas recuperadas y reparar los graves desperfectos de los centros educativos para que los niños y niñas vuelvan pronto a clase y recuperen la normalidad. CESAL tiene en ambos países un equipo propio que ya se encuentra ahora atendiendo las necesidades inmediatas de los más afectados.

Cuenta de Emergencia de CESAL

SANTANDER - ES26 0049 0001 5620 1005 8858

Emergencia Matthew

Si prefieres, puedes hacer la donación a través de nuestro FORMULARIO ON-LINE (pago por tarjeta en colaboración con el Banco Santander) clicando la imagen. 

Tu ayuda también llegará de forma efectiva. 

Puedes apoyar la labor de emergencia a través de tu cuenta de PAYPAL. Clica en la imagen o AQUÍ

Manos a la obra para proteger el bosque de pinos

El bosque de pinos es el objetivo de los explotadores desde hace años. Este patrimonio de Haití, ubicado a caballo entre Haití y la República Dominicana, en el municipio de Fond –Verrettes y que se extendía a lo largo de casi 32.000 hectáreas de bosque, tiene una cubierta forestal que se ha degradado hasta cubrir solo 6.000 hectáreas (1/5 parte). Para revertir el proceso, la Red para la Protección del bosque de pinos (RSFP), en colaboración con CESAL, ha concebido un proyecto de fortalecimiento para la protección del medio ambiente. A través de este proyecto, financiado por la Unión Europea, los profesores de diez escuelas cercanas al bosque han recibido una formación sobre el tema. Estos, a su vez, compartirán sus conocimientos con sus alumnos para sensibilizarlos sobre la correcta gestión de su entorno, más concretamente, sobre la preservación del bosque de pinos.

Según el coordinador de la RSFP, Isaac Albert, “la educación medioambiental puede servir de propulsor a los ciudadanos y permitirles tomar consciencia del estado actual del medio ambiente. Este arma, la educación, puede influir sobre el comportamiento desordenado de la población respecto al bosque".

El señor Albert lamenta la indulgencia que las autoridades ponen de manifiesto en lo que respecta a la gestión del lugar. “Poco antes de 1994, el ministerio de Agricultura había instaurado un sistema de control eficaz y serio del lugar. Tiempo después de haber retirado esta competencia al ministerio, esta aglomeración está próxima a la anarquía”, se lamenta el coordinador de la Red para la Protección del bosque de pinos.

El diputado de la circunscripción de Fond-Verrettes/Ganthier trae a colación una negligencia por parte del Estado, quien no ha sabido aplicar una política medioambiental para preservar este patrimonio nacional. “Las leyes existen pero no son aplicables. Toda aplicación correcta de la ley se hace a través de una política del gobierno”, ha precisado el diputado Pierre-Jude Destiné. Él piensa que hay que establecer un plan de desarrollo y una estrategia para frenar sus derivas en materia de medio ambiente. En la opinión del parlamentario, número insignificante de efectivos para la vigilancia en relación a la cubierta forestal contribuye un poco más a esta oleada de deforestación en el municipio de Fond-Verrettes

Este proyecto de fortalecimiento para la protección del medio ambiente, financiado por la Unión Europea a través del BON (Bureau d´Ordonnateur National) y de otras organizaciones no gubernamentales, asciende a 27 millones de gourdas (en torno a 380.000 euros). Se articula en torno a varios ejes tales como el fortalecimiento institucional, la mejora de la capacidad forestal poniendo el acento en la gestión de incendios forestales, la formación y la sensibilización de los profesores y ciudadanos de la zona. El coordinador del proyecto, el cooperante español Javier San Román Ortiz, explica además que 20.000 plántulas han sido ya plantadas en el marco de este proyecto. Afirma que “CESAL trabaja en este momento con la Agencia Nacional de Protección (ANAP) y el municipio para elaborar un plan de gestión del parque nacional del bosque de pinos”. También se han puesto en marcha actividades generadoras de ingresos para ofrecer otras alternativas a los habitantes de la zona que han recurrido siempre a la tala del bosque.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

El Ministro de Agricultura haitiano visita el trabajo de CESAL

CESAL tuvo la oportunidad de presentar al Ministro de Medio Ambiente de Haití, Dieseul Simon Desras, en su visita junto con el Senador del Departamento del Oeste y los Diputados de las comunas de Thiotte y Fonds Verretes, el trabajo que impulsamos en el Parque Natural de Foret des Pins con el apoyo de la Unión Europea. El ministro deseaba conocer el parque nacional, así como conocer de primera mano los problemas que afectan al mismo y sensibilizar a la población local.

La problemática endémica del país es la numerosa colonización de las tierras agrícolas sobre las forestales. En 1982, el 7,2% de la superficie de Haití estaba cubierta por bosques; 34 años después, se ha reducido casi a la mitad, el 3,8%. Lo cierto es que el bosque de pino juega un papel importante en la regulación del flujo de las aguas de varios barrancos que caen sobre la ciudades de Fonds Verrettes y Mapou, al oeste de Haití. La degradación del suelo ha facilitado el trágico caso de las inundaciones del año 2004. Hoy el bosque de pinos continúa perdiendo su superficie; es sólo cuestión de tiempo que la historia se repita.

CESAL tuvo la oportunidad de reunirse con el Ministro para hablar sobre el futuro inmediato del parque, principalmente sobre la propuesta que el Gobierno planteó en el año 2014 en la que se incluye más terreno agrícola que de bosque. Por ello, presentamos una nueva propuesta para la delimitación del mismo. La visita finalizó con la plantación y reforestación de una zona del parque.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí

CESAL premiada por el BIE-Cosmos como mejor experiencia en la lucha contra el hambre y la desnutrición en la Expo Internacional de Milán 2015

 

La experiencia premiada se ubica en Palmis Tampé, en la zona rural fronteriza de Haití con República Dominicana. En una región donde viven 51.000 personas, las familias, en su mayoría en situación de pobreza, padecen desnutrición y falta de acceso a sistemas básicos de salud y de servicios higiénicos. La región también sufre una severa deforestación y un grave deterioro del medio ambiente que, a su vez, influye en la escasa productividad de las tierras de cultivo. Los problemas medioambientales acucian a un país donde el 90% de la población vive de la agricultura de subsistencia. 

CESAL apostó hace 4 años por construir allí la escuela de San Andrés, que para muchos es ya conocida como la escuela de la esperanza, un pequeño centro de educación básica al que actualmente asisten 120 niños y niñas. "La escuela se construyó teniendo en cuenta una realidad de la que fuimos conscientes estando con los niños. La mayoría no tenía acceso siquiera una comida nutritiva al día. Por ello, junto a la Fundación World Central Kitchen, creada por el chef asturiano José Andrés, construimos un comedor escolar o cantina escolar, como le denominan allí, un huerto y un gallinero. De este modo, hemos conseguido mejorar la nutrición infantil, pero también la de toda la familia, ya que los niños y las niñas transmiten lo aprendido en la escuela y se consiguen ir mejorando los hábitos de alimentación y de higiene", explica Pablo Llano. 

En la escuela, además de ofrecer comida nutritiva y saludable a los niños y niñas, se proporciona formación a los profesores y sus alumnos sobre nutrición, sobre la elaboración de alimentos y del sector agropecuario. A su vez, se invita a las familias a que se formen en alimentos y nutrición saludables y se fomenta el uso, y entrega, de cocinas mejoradas. Esta escuela constituye una oportunidad para los niños y sus familias convirtiéndose en un lugar en el que además de educarse y mejorar su alimentación y salud, ofrece una solución ambientalmente sostenible de lucha contra el hambre con la utilización de cocinas mejoradas y formación.

Este premio, dotado con 20.000 euros, hará posible formar en nutrición e higiene a los padres y madres voluntarias de dos escuelas de la zona, para que cocinen en los comedores de las mismas; y permitirá poner en marcha una granja y un huerto escolar, así como capacitar a la comunidad educativa en técnicas ecológicas de agricultura y ganadería, para aumentar la fertilidad y productividad. Por último, el proyecto hará posible distribuir cocinas ecológicas para seguir trabajando por la preservación del medioambiente. 

El proyecto se enmarca en un convenio de cooperación que CESAL impulsa en el Distrito Escolar de Ganthier y Fonds Verretes en favor de la mejora de la calidad e igualdad en el acceso a la educación básica, apoyado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). CESAL intervendrá durante los próximos cuatro años en 17 escuelas de Ganthier y 10 en Fonds Verrettes, para garantizar el acceso a una educación básica a más de 6.000 alumnos 

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Cuatro años y cuatro líneas de acción para mejorar la educación en Haití

 

CESAL inaugura la puesta en marcha de una gran intervención educativa en Haití de la mano de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en favor de la mejora de la calidad e igualdad en el acceso a la educación básica en el Distrito Escolar de Ganthier y Fonds Verrettes, dónde CESAL lleva colaborando desde 2008 a través de diferentes intervenciones.

En esta intervención participarán la Oficina Distrital del Ministerio de Educación Nacional y de la Formación Profesional (MENFP), junto a las autoridades municipales y las Organizaciones Comunitarias de Base (OCBs) en representación de la sociedad civil de ambos municipios. El convenio pretende garantizar el acceso a la educación básica de los más jóvenes, incluyendo en el proceso a sus padres y familiares, mediante el fortalecimiento de las capacidades de profesores y autoridades estatales junto a la mejora de las instalaciones y recursos de los centros.

Ganthier se encuentra a unos 12 km de Puerto Príncipe, Fonds Parisien, con tamaño similar a dos tercios de la Villa de Madrid, en la que viven más de 56.000 personas, dedicadas en su mayoría a la agricultura, la ganadería, la artesanía y al comercio derivado de la producción local.

CESAL intervendrá durante los próximos cuatro años en 17 escuelas de Ganthier y 10 en Fonds Verrettes, para garantizar el acceso a una educación básica a más de 6.000 alumnos junto a 1.600 padres y madres, fortaleciendo las capacidades de 162 profesores y 27 directores, sumando a esta empresa la formación de 57 miembros del personal administrativo además de 40 miembros de OCBs (Organizaciones de Base), proponiendo un proceso que comprende cuatro líneas de acción fundamentales.

Para esta intervención, en primer lugar CESAL apoyará el proceso de descentralización y gobernanza del sector educativo por el que atraviesa la República Haitiana, fortaleciendo las capacidades de las autoridades estatales, mediante formación y propuestas de acción para la mejora en la administración, y el apoyo a la puesta en marcha de la EFACAP (Escuela Fundamental de Aplicación y Centro de Apoyo Pedagógico) coordinada por el Ministerio.

El siguiente aspecto de la intervención y parte fundamental, se orienta hacia la mejora de la calidad educativa a través del fortalecimiento de las capacidades de profesores, mediante formaciones sobre aspectos didácticos y pedagógicos, junto a la formación en nuevas tecnologías, dedicando un enfoque particular al medioambiente y gestión de riesgos y desastres, además de aspectos sobre higiene y nutrición, y el fomento de la lectura en creole y francés, las dos lenguas oficiales de Haití.

El tercer aspecto será la capacitación de profesores y personal administrativo, se hace imprescindible la mejora de la calidad del entorno, a través de la mejora de los servicios básicos, las infraestructuras de los centros, así como del aporte de material pedagógico y docente.

A este esfuerzo para garantizar el acceso a la educación básica de la población haitiana resulta imprescindible incluir en el proceso la cuarta línea de acción, la sensibilización de los familiares de los menores junto a jóvenes y adultos de la región, sobre la importancia de la alfabetización para participar en los procesos democráticos, y para aumentar sus oportunidades de inserción laboral.

El proyecto se presentó en un evento sencillo y familiar (aunque la familia comienza a ser grande), en el que se contó con la presencia de los directores de las escuelas junto a representantes de ambos ayuntamientos, del Ministerio de Educación Y Formación Profesional, organizaciones de la sociedad civil, la policía, y de la AECID representada por Jean Michael Charles, junto a muchos de los padres y alumnos que junto con el equipo de CESAL, trabajarán juntos por construir una nueva realidad en Haití que aguarda con esperanza en la educación de los más jóvenes.

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CESAL emprende un proyecto de salud materno-infantil en Haití

 

CESAL Haití con el apoyo dela Asociación Nuevo Futuro y financiada por el Gobierno de Navarra, inicia una ambiciosa intervención para garantizar la salud materno infantil a través de programas de sensibilización y capacitación dirigidos a las mujeres de la región, profesionales de la salud y representantes de la población en Cité Militarire (Puerto Príncipe).

Gracias a la dilatada experiencia de CESAL en la atención a la infancia y entorno familiar, se constata que la formación en nutrición e higiene, aumenta el porcentaje de madres con bebés de 0 a 6 meses que practican la lactancia materna, y cómo ello contribuye a reducir la tasa de malnutrición y el desarrollo de enfermedades infantiles derivadas.

La intervención que se prolongará durante un año, tendrá lugar en Cité Militaire, un barrio situado en el área metropolitana de Puerto Príncipe, dónde conviven más de 45.000 personas, de las que un gran número sobreviven en campos de desplazados a causa del terremoto de Haití en 2010.

Para implementar las diferentes medidas, CESAL se apoyará en el Ministerio de Salud Pública y Población haitiano para iniciar el Plan Estratégico de Planificación Familiar en el barrio, complementándolo con programas para abordar la malnutrición infantil que sufren niños en edades tempranas.

Para llevarlo a cabo, se formará a los profesionales de la salud y las mujeres de la región sobre temas de planificación familiar y salud reproductiva, complementada con sesiones de formación sobre nutrición e higiene, para identificar casos de niños y niñas menores de 5 años que padecen malnutrición. Además se distribuirán alimentos desecados y complementos nutricionales, junto con medicamentos y kits de higiene a las madres o responsables de los menores que padezcan malnutrición aguda.

Con este proyecto, CESAL se propone alcanzar a más de 2.300 personas, a través de la intervención directa con al menos 900 mujeres y profesionales de la salud de la región, para mejorar la salud de los niños y niñas que sufren los efectos prolongados de un desastre natural y demográfico que cambió la faz de Haití. Gracias al apoyo de Nuevo futuro y los colaboradores que contribuyen con CESAL, seguimos trabajando día a día en la tierra de la esperanza en que se ha convertido Haití. 

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CESAL trabaja por la sostenibilidad en Haití y Rep. Dominicana

 

En la región del Parque Natural Foret des Pins, situado entre la frontera de Haití y Rep. Dominicana, encontramos las comunidades de Fonds-Verrettes y El Limón. Con una población de más de cien mil habitantes, cuya vida se encuentra íntimamente ligada al medioambiente. El cultivo extensivo de la cebolla, la patata o la col, reduce año a año la superficie de los bosques, amenazando el futuro de la región y el progreso de sus gentes.

En colaboración con las principales organizaciones internacionales cómo la Agencia de Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD), los organismos oficiales del país, y otras 32 organizaciones locales, CESAL se propone elaborar e implementar un plan, con el apoyo de la Unión Europea, que aportará las herramientas necesarias para la gestión del Parque y la educación de las futuras generaciones (elaboración del plan de gestión del Parque Natural Foret des Pins y desarrollo e implementación de un plan de educación ambiental).

Para ello, CESAL crea un espacio para poner en contacto a las organizaciones comunitarias con las autoridades locales de ambos países, con las que avanzar en las tareas de vigilancia y protección del ecosistema de la región. Complementado con un plan de educación medioambiental junto con el Ministerio de educación y Medio Ambiente, para para inculcar el respeto al medio ambiente en las nuevas generaciones.

Con este proyecto CESAL busca promover la sostenibilidad medioambiental, para reducir la huella ecológica de las actividades humanas y alcanzar un aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, que sirvan para garantizar el futuro de la región.

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CESAL y la Diputación de Sevilla, juntos de nuevo por el desarrollo de Haití


El Índice Global del Hambre del año 2014 sitúa a Haití como el décimo país en peor situación alimentaria del mundo. Según datos del Programa Mundial de Alimentos, en Haití, 100.000 niños y niñas menores de 5 años sufren desnutrición aguda y uno de cada tres niños y niñas tienen retraso en el crecimiento. 

Esto obliga a dar una respuesta a la población que aborde esta problemática. Así, CESAL, con el apoyo de la Diputación de Sevilla, formará durante el año 2015 a 250 mujeres embarazadas y padres y madres de Puerto Príncipe, en nutrición e higiene. Además, se identificarán casos de malnutrición infantil, y se proporcionarán los tratamientos adecuados con medicamentos, complementos nutricionales y alimentos básicos, como harina, aceite, sal yodada, leche… 

 

Las familias que se beneficiarán de este proyecto viven en zonas urbano-marginales de la capital, habitualmente hacinados en viviendas pequeñas, sin apenas ventilación y con pésimas condiciones de higiene y salubridad. Esto aumenta la vulnerabilidad de los niños y niñas para contraer enfermedades vinculadas a su estado nutricional, como parásitos intestinales y diarreas, o que reducen el apetito del menor, como fiebre y tos. Se han  detectado incluso algunos casos en los esta falta de apetito de los menores viene provocada por falta de atención y de cariño por parte de sus padres.  

Basándose en estos parámetros, las formaciones a los padres y madres irán enfocadas a tres aspectos fundamentales. El primero de ellos es la nutrición, explicando temas como la pirámide alimentaria, las ventajas de la lactancia materna en bebés, los alimentos con mayor cantidad de vitaminas, el cocinado adecuado para conservar las propiedades de los alimentos, etc. Se realizarán incluso demostraciones culinarias como parte práctica de la formación, con productos autóctonos de la zona y a precios asequibles. En un segundo punto se tratará la higiene, tanto del hogar como del entorno. La tercera rama a tratar será la relación afectiva entre los padres y los hijos e hijas, así como el rol del adulto en la educación y el día a día del menor. 

El proyecto, que se puso en marcha el pasado 1 de enero, se complementará implicando a los padres y madres en el seguimiento del estado nutricional del niño o niña, pesándoles y midiéndoles periódicamente, además de realizar visitas a sus hogares para que el equipo de nutrición de CESAL conozca la realidad de cada familia y les apoye en la puesta en práctica de lo aprendido.

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Más de 600 madres y 75 mujeres embarazadas atendidas gracias a CESAL y el ayuntamiento de Málaga


Gracias al apoyo del Ayuntamiento de Málaga, durante el año 2014 el centro de nutrición que CESAL tiene en el barrio de Cité Militaire, Puerto Príncipe, ha atendido a más de 600 madres de niños y niñas menores de 5 años y a 75 mujeres embarazadas

 

Todas estas familias proceden de los campos de desplazados que todavía estaban en el barrio o de zonas urbano-marginales, levantadas sin ninguna planificación territorial, convirtiéndose en un laberinto de calles estrechas, con hogares hacinados, sin acceso a servicios básicos y con pésimas condiciones de higiene y salubridad.

Con estas condiciones de vida, la salud de la población es realmente vulnerable, siendo frecuente encontrar en los niños y niñas enfermedades de la piel o gastrointestinales, que en ocasiones derivan en problemas más graves, como es el caso de la epidemia del cólera (todavía se registran 50.000 casos cada año y ya ha causado la muerte de más de 7.000 personas). También, debido a estas condiciones de vida, a la falta de recursos económicos e incluso a la falta de una educación de calidad de madres y padres, 600.000 haitianos se encuentran hoy en día en situación de inseguridad alimentaria.

Esto lleva a CESAL a continuar con su trabajo de nutrición, que empezó tras el terremoto del 2010 y que a día de hoy se ha convertido en un espacio de referencia para muchas familias de la zona, que acuden al centro buscando mejorar la salud de sus hijos e hijas y encuentran no sólo una atención especializada, sino también un equipo de personas con un gran componente humano que se implican en las necesidades de cada una de las madres, padres u otros responsables que solicitan su ayuda.

Así, con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga, más de 600 mujeres han mejorado sus conocimientos en nutrición e higiene y han participado activamente en demostraciones culinarias, fomentando los productos autóctonos asequibles para cualquier familia de la zona. Además se aprovechan este tipo de sesiones para conocer los problemas de salud que tienen sus hijos e hijas y proporcionarles el tratamiento adecuado o, en caso de ser graves, acompañarles a un centro de salud u hospital cercano. También en estas formaciones se hace promoción de la lactancia materna, fundamental para el adecuado desarrollo del bebé, y se hace hincapié en la importancia de dar cariño, de abrazar, de cuidar de cada niño o niña, pues se ha visto que en ocasiones pierden el apetito por una falta de afecto.

 

Del mismo modo, aquellos niños y niñas con malnutrición aguda son derivados a programas específicos para su recuperación que CESAL también lleva a cabo con el apoyo de otros financiadores, logrando gracias a todos ellos un enfoque y una atención integral. 

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como tú

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
De la reconstrucción al desarrollo: 5º aniversario terremoto de Haití


En Haití está todo por hacer.
Las estructuras y servicios del Estado deben fortalecerse, pero a su vez debe disminuir la “cultura” de la corrupción entre los funcionarios y políticos. Una cultura más participativa, transparente y solidaria debe llegar a cada rincón de la sociedad. Haití debe apostar por una educación de mayor calidad y más accesible, proteger sus recursos naturales, fomentar la descentralización y apoyar la producción local. La Comunidad Internacional debe apoyar el proceso de refundación nacional que vive Haití, donde prime un desarrollo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

 

Es el momento de dar un paso decidido en Haití –nos indica Jordi Bach, director de CESAL Haití-: después de la reconstrucción física de casas e infraestructuras, es hora de la reconstrucción de lo humano, de intervenciones con un gran componente de fortalecimiento de la sociedad civil y educativo”. 

Hoy hay más de 85.000 desplazados, 600.000 haitianos viven en condiciones de inseguridad alimentaria, y se registran más de 50.000 nuevas infecciones de cólera cada año. Todo ello en un contexto de grave declive económico: los indicadores de desarrollo del país siguen siendo bajos, incluso negativos, la mayoría de la población vive en situaciones de pobreza inaceptable y los derechos, ni siquiera los más elementales, están garantizados.

Como nos indica Jordi Bach: “A pesar de los momentos difíciles, la esperanza es algo que la gente de Haití no pierde, demostrándose que es algo innato que tenemos todos los seres humanos”.

El equipo de CESAL en Haití, dirigido por Jordi Bach, desde los primeros días tras el seísmo está al lado de la población afectada, con actividades orientadas a hacer frente a la desnutrición, reconstrucción de estructuras como escuelas y acciones de formación orientada al empleo. En estos años, CESAL ha puesto en marcha 36 grandes intervenciones en la capital y en la zona rural de Haití con una inversión de más de 10 millones de euros procedente de instituciones públicas y privadas internacionales y españolas que nos han acompañado todos estos años. Un trabajo posible gracias a un equipo de más de 40 personas, españolas y haitianas, en condiciones difíciles y a menudo extremas, y a la colaboración de los socios, donantes y voluntarios de CESAL, además del apoyo fundamental de empresas y fundaciones que nunca han dejado de creer en el futuro de Haití.

El camino que se nos abre ahora es largo y difícil, pero necesario. CESAL apuesta decididamente por dejar atrás acciones de reconstrucción para apoyar intervenciones de desarrollo, a largo plazo y junto a organizaciones comunitarias de base e instituciones locales, fortaleciendo las capacidades y liderazgo de los haitianos, buscando el protagonismo de la sociedad civil. Por eso, todas las propuestas que CESAL está llevando a cabo tanto en la capital, Puerto Príncipe, como en Fonds Verretes, zona rural de Haití, se centran en programas de fortalecimiento de la sociedad civil y de educación y formación para el empleo.

 

Jordi Bach: “En estos momentos estamos apoyando a las familias de campesinos en municipios rurales de la frontera con República Dominicana, con una gran intervención de la mano de la Unión Europea, para mejorar sus condiciones de vida, fortalecer las estructuras de participación y liderazgo de las organizaciones comunitarias y evitar que emigren hacia los barrios marginales de la capital, Puerto Príncipe, o pasen a Rep. Dominicana ilegalmente. Este año que comienza iniciamos un gran programa de mejora de la educación básica en esa zona con el apoyo de la Agencia Española de Cooperacion Internacional para el Desarrollo, del que se beneficiarán más de 40 escuelas rurales. Igualmente CESAL sigue con sus proyectos en Puerto Príncipe, apoyando a familias vulnerables con nuestros programas de nutrición, enseñanza de oficios, etc.”.

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como
 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

El protagonismo de la sociedad civil en Haití


A lo largo de 15 meses, desde el mes de septiembre de 2013 hasta elpasado mes de noviembre de 2014, gracias a la financiación de la Unión Europea, Autoridades Estatales y Actores No Estatales del Municipio de Fonds Verrettes, han asistido de forma mensual a talleres de formación impartidos por CESAL con el apoyo de la ONG GADE Haïti, en temáticas de Gobernabilidad local, Administración Pública, Participación Comunitaria, Descentralización y Funcionamiento de las Organizaciones Comunitarias de Base (OCBs).

Durante este tiempo, el equipo de coordinación y animadores de esta intervención, hemos seguido acompañando en el día a día la evolución de las 56 Organizaciones Comunitarias de Base que fueron seleccionadas como beneficiarias directas, así como diferentes Autoridades Estatales presentes en el municipio, que han accedido a mantener encuentros y discusiones constructivas con el equipo de proyecto en torno a problemáticas y la actualidad del Municipio. Hemos podido constatar, especialmente a lo largo de este segundo año, un cambio y evolución positiva en cuanto a la participación y apertura al diálogo de algunas autoridades estatales, que inicialmente rechazaron asistir a las formaciones y que no consideraban interesante sentarse a dialogar, intercambiar informaciones, con el equipo de este proyecto. 

 

Un mensaje transmitido a los diferentes actores que han participado en los 20 talleres de formación, autoridades estatales y sociedad civil, es la importancia de fomentar la participación ciudadana en los procesos de desarrollo, en las políticas públicas, presupuestos y gestión del municipio. A través de esta formación, en la que se ha trabajado sobre el desarrollo de ciudadanía, se ha dado un paso muy importante en el Municipio de Fonds Verrettes. Las personas han adquirido unos conocimientos que les permiten analizar, reflexionar, tanto a nivel de ciudadanas y ciudadanos, como a nivel de funcionamiento interno de las organizaciones, así como en pensar en un modelo de gobernabilidad local con mayor participación de la sociedad civil en el desarrollo de su municipio.  

En las Organizaciones Comunitarias de Base, sociedad civil, hay un cambio de aptitud interesante, con una gran apertura y disposición a trabajar de forma más coordinada con las Autoridades Estatales de Fonds Verretes. Los miembros de lestas Organizaciones, a través del trabajo, la formación recibida y el acompañamiento, han reflexionado sobre la importancia de su participación en el desarrollo local y poco a poco han comenzado a poner en práctica actividades y pequeñas intervenciones comunitarias sin esperar a que sean las autoridades o las instituciones extranjeras, ONGs, quienes apoyen económicamente, como por ejemplo abrir nuevos tramos o reparar tramos de carreteras locales, acciones de protección y conservación de suelos, plantación de árboles, construcción de letrinas, jornadas de sensibilización, etc. Estos trabajos comunitarios, han contribuido a fortalecer a las propias Organizaciones Comunitarias de Base, a fortalecer los compromisos entre los miembros y la organización, a fortalecer el trabajo de las agrupaciones que comenzaron a formarse en el mes de febrero, para discutir, acciones, proponer tareas para resolver asuntos de interés común.


Recogemos algunos testimonios del día de la clausura del ciclo de formación: 

E.N, afirma que estas formaciones no solo han permitido tener más conocimientos en el plano administrativo, dar a conocer a los ciudadanos sus derechos, sino que han permitido establecer una unión entre los actores no estatales y las autoridades locales. Ha hecho nacer un sentimiento nuevo en las Organizaciones Comunitarias de Base que es el de participar activamente en las actividades comunitarias, se ha desarrollado la tendencia a reagruparse de las Organizaciones, hacia el desarrollo comunitario, real y participativo.

Según E.L., después de 20 talleres de formación, CESAL ha sembrado en Fonds Verrettes las bases del desarrollo real y duradero. Ahora le queda a la comunidad y a los líderes y lideresas jugar su papel en la puesta en marcha de las nociones aprendidas.

Según D.B y J.K, este proyecto ha permitido generar una cierta ebullición en el seno de la población fond-verretiana, de la sociedad civil organizada, Organizaciones Comunitarias de Base y de las autoridades estatales. Por un lado, la sociedad civil ha conocido mejor su rol, su papel a jugar en el desarrollo del municipio, como grupo social y como artesana de su propio destino. Por otro lado, las autoridades estatales se ven fortalecidas y dicen estar mejor preparadas para afrontar una nueva gobernanza local. Estiman que una gestión sana, eficaz y eficiente de una colectividad territorial debe de hacerse de común acuerdo con la población. 

Finalizado el ciclo de formación, no queremos dejar de señalar algunos impactos cualitativos importantes que han sucedido a lo largo de estos meses: la asistencia constante de las personas de las Organizaciones Comunitarias de Base a los talleres; replicación por parte de estas personas a todos los miembros de las Organizaciones; aumento indirecto del número de personas con conocimientos en estos temas; cambio de aptitud positivo y aumento de participación por parte de algunas de las autoridades estatales; interés en la formación y asistencia continua, de personas que serán candidatas a ser representantes de las colectividades territoriales en las próximas elecciones; al finalizar las formaciones, numerosas recomendaciones de las autoridades estatales a CESAL para hacer el esfuerzo de continuar con formaciones como éstas a las que han asistido. 


El equipo de CESAL que hemos conformado y estamos llevando adelante esta intervención financiada por la Unión Europea, creemos que a través de la formación y de este proyecto, estamos contribuyendo a fortalecer las estructuras locales. Si las personas comienzan a poner en práctica lo aprendido, estamos convencidos de que el municipio de Fonds Verrettes cambiará y será un verdadero ejemplo de gobernanza local, con la implicación de diferentes actores y una gestión participativa.

Para seguir presentes en Haití, es necesario tener el compromiso de personas como

 

ÚNETE A CESAL.

HAZLO AQUÍ

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
Juntos, Ferrovial y CESAL, seguimos sumando en Haití


Desde el pasado 1 de enero del 2014, Ferrovial, a través del programa “Juntos Sumamos”, colabora con CESAL en la lucha contra la malnutrición de mujeres embarazadas, madres lactantes y niños y niñas del barrio de Cité Militaire, Puerto Príncipe

A través de este programa, un equipo local especializado de CESAL, trabaja día a día entre chabolas y tiendas de campaña ya desgastadas por el tiempo, para acercarse a las miles de familias que viven en pésimas condiciones de higiene y salubridad e identificar entre ellas casos de malnutrición. Las personas en esta situación son derivadas al centro de nutrición que CESAL tiene en el mismo barrio, donde se les evalúa con mayor precisión su estado a través de medidas estándar de peso, talla y edad y, en función del resultado, se les entregan medicamentos y apoyo alimenticio, como sacos de arroz, aceite, sal, azúcar… 

Sin embargo, la experiencia y metodología de CESAL ha demostrado que el desarrollo de las personas no se consigue sólo entregando medicamentos, alimentos o incluso dinero, sino con otras personas que se implican con ellas, se acercan y comparten sus preocupaciones y sus intereses. Por eso, CESAL, con Ferrovial, apuesta por añadir al apoyo material, un seguimiento cercano e individualizado de cada mujer, madre, niño o niña, visitando sus hogares para conocer su realidad y realizando formaciones de higiene y nutrición en sus propios espacios comunitarios, previniendo así otros posibles casos de malnutrición.

De esta manera, en los primeros seis meses del proyecto, CESAL ya ha formado y atendido a 460 madres con sus hijos e hijas, animando siempre a aplicar los conocimientos aprendidos y transmitirlos entre sus familiares y vecinos. A día de hoy ya se ve el impacto que estas formaciones y acompañamiento cercano está generando, recibiendo en el centro a mujeres embarazadas, madres y niños y niñas derivadas directamente de otras personas de la comunidad que ya conocen el trabajo de CESAL.

 

Las familias del barrio de Cité Militaire agradecen a CESAL, a Ferrovial y a los trabajadores que han hecho posible este proyecto, el apoyo que dan a la población en un momento donde el mundo parece olvidarse de Haití

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Sembrando esperanza en Haití


Luciana Bouzy
tiene 30 años y 4 hijos pequeños. Vive en una pequeña localidad rural del municipio de Fonds Verretes, Haití. Sin acceso a agua, luz ni otros servicios básicos. Sin embargo, sabe que a miles de kilómetros de distancia hay ciudadanos castellanoleoneses que la apoyan a través de un proyecto de CESAL con los fondos de cooperación provenientes de la Junta de Castilla y León.  El proyecto que apoya a Luciana y otras mujeres y hombres como ella se llama “Seguridad alimentaria y acceso al agua en la localidad de Gros Cheval”.

Este proyecto apoya a 36 familias campesinas de esa misma localidad con la distribución de semillas y herramientas agrícolas, la construcción de tanques de recogida de agua de lluvia y, sobre todo, formación y acompañamiento cercano en el uso de técnicas agroecológicas y potabilización y uso adecuado del agua. De esta manera se aborda la gran vulnerabilidad a la que se enfrentan estas familias desde un enfoque integral basado en dos derechos fundamentales, el agua y la alimentación. Al mismo tiempo, se respeta el medio ambiente orientando la intervención hacia un desarrollo sostenible, de vital importancia en un país con un 2% de cubierta forestal que erosiona el suelo y deja a las familias sin protección ante la llegada de ciclones y tormentas que se van acentuando cada vez más como efecto del cambio climático. 

Luciana nos cuenta que ha recibido semillas y herramientas agrícolas y que, gracias a ellas, no ha tenido que empeñarse para la primera cosecha del año y ya está pudiendo vender sus acelgas generando una entrada de dinero en el hogar. Además afirma que aprecia una gran diferencia en su parcela desde que aplica las nuevas técnicas que le han enseñado: “Lo que me alegra son las diferentes visitas de los vecinos que recibo en mis parcelas. Ellos mismos han observado una gran diferencia entre sus producciones y las mías”

En los próximos meses, se hará la compra e instalación de los tanques de recogida de agua de lluvia, intentando paliar también este problema que obliga sobre todo a mujeres y niños y niñas a caminar durante horas cada día hasta la fuente natural más cercana.

 

Luciana agradece el trabajo de CESAL y está segura que servirá no sólo para las 36 familias beneficiarias del proyecto sino para toda la localidad. “Pido a CESAL que dé las gracias a Junta de Castilla y León en el nombre de todos los beneficiarios y toda la comunidad por haber aceptado la financiación de tal proyecto. Una vez más, gracias”.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.   

El Chef José Andrés nuevamente en Haití con CESAL


El pasado 21 de marzo, el chef español José Andrés volvió a la cantina de la ya conocida “Escuela de la Esperanza”, en la localidad de Palmis Tampé, Haití, construida con el apoyo de la Fundación estadounidense World Central Kitchen (WCK) durante el 2013 y que ya se encuentra en funcionamiento. José Andrés impulsó esta fundación después de su paso de la mano de CESAL al mes siguiente del terremoto de 2010.

En esta ocasión, José Andrés, junto a Brian MacNair, director ejecutivo de la Fundación, Agustín Ferrer, responsable de WCK en Haití, y dos personas del Washington Post, pudieron acompañar a las cocineras haitianas voluntarias de CESAL en un día de la cantina de Palmis Tampé, recogiendo las verduras del huerto, creado también con su apoyo, cocinando para los alumnos y alumnas de la escuela y comiendo juntos. El huerto se puso en marcha hace tan solo unos meses para complementar la dieta de los niños y niñas con alimentos más nutritivos. Así, ya están consumiendo acelgas, espinacas, coles… y se ha hecho una nueva replantación.

Además, Jose Andrés y Agustín aprovecharon la visita para dar una pequeña formación a un grupo de 14 madres interesadas en aprender mejores técnicas de cocina e higiene nutricional. 

 

La relación entre José Andrés, a través de su fundación WCK, y CESAL, sigue siendo de continua colaboración y amistad, agradeciendo desde aquí el apoyo que nos dan y las ganas de continuar trabajando juntos.

Si quieres ver más fotos puedes visitar nuestra cuenta de Flickr aquí

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.  

Seguimos creciendo juntos en Haití


Gracias a la cofinanciación de la Unión Europea, CESAL continúa llevando a cabo el proyecto de “Fortalecimiento de las Autoridades Locales (L) y de los Actores no Estatales (ANE) para la consolidación de una cooperación e implementación de políticas públicas para el desarrollo del municipio de Fonds Verrettes”. Tras más de un año de trabajo de este proyecto, se ven claros avances en las organizaciones comunitarias de base (OCB) de las localidades, cada vez más motivadas y participativas en todas las formaciones que reciben sobre el rol que deben ocupar en la sociedad y en el desarrollo local de su comunidad.

El último éxito del proyecto ha sido la realización del primer encuentro entre autoridades locales y actores no estatales, realizado con un ambiente distendido el pasado 20 de marzo en las inmediaciones de la alcaldía de Fonds Verrettes aprovechando la mesa de concertación trimestral. Al encuentro asistieron 82 personas, procedentes tanto de autoridades locales (alcaldía, representantes del Ministerio de Planificación, Ministerio del Interior, Dirección de Agua Potable y Saneamiento…) como de organizaciones que trabajan en la zona (Oxfam Italia, Cáritas, Floresta, MINUSTAH) y de la sociedad civil a través de las organizaciones de base (OCB) participantes en el proyecto. 

Durante la reunión, se dieron a conocer las acciones de desarrollo llevadas a cabo actualmente en el municipio y la alcaldía presentó por primera vez frente a la sociedad civil los presupuestos que se han ejecutado en estos años. Además, esta institución valoró las formaciones que CESAL está llevando a cabo en el marco de este proyecto de la Unión Europea e insistió en la importancia de realizar otro encuentro próximamente para pensar soluciones conjuntas a los problemas del municipio.

Los días posteriores al encuentro, algunas de las personas que participaron en representación de las Organizaciones Comunitarias transmitieron al equipo de terreno su satisfacción, por ser la primera vez que se sientan a dialogar con las autoridades locales, así como su confianza en CESAL. 

Este tipo de encuentros motiva a las Organizaciones Comunitarias de Base (OCB), haciéndoles ver el protagonismo que tienen y deben asumir en el desarrollo local del municipio y aumentando sus capacidades y potencialidades. Las organizaciones de estos campesinos y campesinas ya están generando propuestas propias, como la OCB de la localidad de Boukanchat, que ha logrado que el alcalde visite, y quizás apoye, una carretera que ellos mismos están haciendo.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.   

CESAL y Mundo Cooperante, juntos en la lucha contra el hambre


El pasado 26 de febrero, Pablo Llano, Director General de CESAL y Federico Fernández Mendieta, Presidente de la Federación Mundo Cooperante, firmaron dos convenios para trabajar juntos en la lucha contra el hambre y la desnutrición en Haití, en el marco de un fondo de financiación de la Federación Mundo Cooperante denominado “Alimentando Sonrisas”.

La colaboración entre las dos entidades permitirá llevar a cabo inicialmente, dos proyectos.

Con el primero, Seguridad Alimentaria en Fonds Verrettes, 36 familias campesinas de esa zona rural donde CESAL trabaja desde el 2008, recibirán semillas y herramientas agrícolas justo antes de la temporada de lluvias, para que puedan sembrar y tener una buena cosecha, asegurando su alimentación y sus ingresos durante todo el año.

 

El segundo proyecto, Centro de nutrición Cité Militaire, Mundo Cooperante apoyará el trabajo que CESAL lleva a cabo en un centro comunitario y permitirá que niños y niñas menores de cinco años con malnutrición aguda reciban el tratamiento y la atención que necesitan. Estos niños vienen de uno de los barrios de Puerto Príncipe que más sufrió las consecuencias del devastador terremoto del 2010. Muchos de ellos todavía viven en campos de desplazados, o hacinados en viviendas con pésimas condiciones de higiene y salubridad. 

Con esta gran alianza CESAL refuerza su compromiso con Haití y continúa su trabajo acompañando a las familias más vulnerables del país. 

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí

La sociedad civil haitiana `abre los ojos` a la participación política


CESAL, con el apoyo económico de la Unión Europea, continúa trabajando en el Municipio de Fonds Verrettes en Haití, zona fronteriza con República Dominicana, a través del proyecto "Fortalecimiento de las Autoridades Locales (AL) y de los Actores no Estatales (ANE) para la consolidación de una cooperación e implementación de políticas públicas para el desarrollo de Fonds Verrettes". Este proyecto, que comenzó en febrero del año pasado y finalizará en abril del próximo, pretende paliar la falta de participación e implicación de la población de Fonds Verrettes en los foros públicos donde se debaten y determinan las políticas que afectan a la ciudadanía haitiana. 

Durante estos meses de trabajo hemos podido constatar que en el municipio hay presencia de diferentes instituciones estatales y que hay un gran movimiento asociativo, con más de 160 organizaciones comunitarias de base, OCBs. CESAL trabaja con estas instituciones estatales y con 56 de las OCBs en formación, gobernanza local, descentralización, administración pública, etc.

Algunos aspectos que queremos destacar tras un año de trabajo son los siguientes:

  • Poca respuesta participativa por parte de las autoridades del estado.
  • La sociedad civil, representada por las OCBs, está muy motivada y participa activamente en las formaciones.
  • Las 56 OCBs replican las formaciones recibidas a todos los miembros de sus asociaciones.
  • Cada mes más de 2500 personas están recibiendo nuevos conocimientos a través de estas formaciones. 
  • La sociedad civil se interesa cada vez más en el rol que juegan como ciudadanos en el desarrollo local.
  • Se comienzan a escuchar conversaciones entre las personas en torno a estas temáticas en los espacios públicos.
  • Las mujeres están formando parte de todo este proceso de formación, de una forma casi equiparable a la de los hombres.

Estos aspectos son dignos de destacar teniendo en cuenta el contexto socio-político del país en el que estamos trabajando, Haití. Las personas de Fonds Verrettes nombran a este trabajo “fomasyon ouvri yè” en krèol, que quiere decir formación para “abrir los ojos”. Nos transmiten que les está ayudando a despertarse y a formarse de cara a los procesos de elección de representantes locales, que tendrán que ejercer como votantes, si todo va bien, en el transcurso del año 2014. 

Un aspecto muy positivo es el trabajo que CESAL realiza con recursos humanos locales, como chicos y chicas del Municipio que han sido formados y se siguen formando a través del proyecto. Otro aspecto muy positivo es la presencia activa de las mujeres, en torno a un 35-40%, que contribuye a un cambio en la visión y en la práctica del derecho a la participación de las mujeres en los procesos de desarrollo del Municipio.

 

Este proyecto permite en Fonds Verrettes un proceso de participación, diálogo y discusión entre las Autoridades Estatales y la Sociedad Civil que contribuyen a un cambio en la toma de decisiones y en la mejora del desarrollo del municipio.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí

CESAL y la Diputación de Sevilla juntos por el acceso al agua potable en Fonds Verrettes, Haití


La zona haitiana de Fonds Verretes, fronteriza con República Dominicana, es castigada a lo largo del año por intensas lluvias que se concentran en pocos meses, a las que siguen largas temporadas de sequía. Las mujeres y los niños y niñas, que viven en esta parte de Haití, deben caminar durante varias horas para llevar el agua a sus hogares. Esto impide que los más pequeños puedan asistir de forma regular a la escuela, que las mujeres puedan realizar actividades comunitarias, que la familia tenga una higiene adecuada en el hogar, disponga de agua suficiente para una buena cosecha o para que el ganado no se muera de sed. 

Con el apoyo de la Diputación de Sevilla, 150 familias podrán abastecerse de agua potable gracias a la rehabilitación de una cisterna comunitaria que se encontraba en desuso. Estas familias asumirán plenamente la responsabilidad de su gestión mediante la elaboración de un reglamento de funcionamiento y la creación de un comité, para el buen uso de la misma. 

 

Además, CESAL instalará otra cisterna de menor tamaño en una localidad aledaña mejorando el acceso al agua de más familias. 

El proyecto, que se puso en marcha el pasado 1 de enero, se complementará mediante el desarrollo de eventos de sensibilización dirigidos a la población sobre la importancia de la potabilización y cuidado del agua para evitar enfermedades. 

Este proyecto forma parte de otro más amplio que CESAL inició en el año 2011 de la mano de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y que busca apoyar el crecimiento económico de las familias más vulnerables, la mejora de la producción agropecuaria y su comercialización y la mejora del acceso al agua.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí

4º aniversario terremoto de Haití


Un 12 de enero de 2010 la tierra tembló en Haití. CESAL, ONG de Cooperación Internacional española presente en el país desde 2007 continúa su labor en la capital, Puerto Príncipe, y la zona rural de Fonds Verretes. Hoy se estima que 145.000 personas se encuentran desplazadas viviendo todavía, 4 años después, en alguno de los 306 campamentos que quedan en la actualidad, en condiciones muy precarias, con casos de violencia y con la amenaza de ser expulsados por las autoridades locales. No se vislumbran planes del gobierno para apoyar la retirada de estas personas desplazadas de estos campamentos, y se corre el riesgo de que se consoliden y se conviertan en barrios marginales permanentes.

Desde aquel 12 enero de 2010, la inestabilidad política, el cólera (que ha dejado casi 8.000 muertes) y los huracanes (el último el Sandy, el pasado noviembre, que dejó 51 víctimas mortales)  han golpeado la isla, lo que hace aún más difícil una recuperación a largo plazo. En la capital existe poca reconstrucción de carácter público de vivienda social, hospitales, escuelas... La mayoría son iniciativas de carácter privado y, sobre todo, gracias al apoyo de la comunidad internacional y las ONGs de desarrollo como CESAL. El gobierno centra sus esfuerzos en volver a levantar sus edificios ministeriales destruidos, reconstruir lugares públicos como plazas o parques, y reparar calles y carreteras. Como contraste a la falta de viviendas, hospitales o escuelas, vemos como se levantan numerosos hoteles de lujo y grandes supermercados, financiados por inversores que ven un nuevo mercado en el gran aumento de organizaciones, empresas y personas extranjeras llegadas al país después del terremoto.

Bajo este panorama controvertido, el gobierno haitiano ha diseñado un Plan Estratégico de Desarrollo para Haití con el fin de convertirlo en un país emergente en el año 2030, desde una perspectiva de refundación del país, más que de reconstrucción. Gran reto para un país que mantiene todavía una dependencia enorme de la ayuda internacional y cuyos indicadores de desarrollo son los más bajos de América Latina.

Paseando por Puerto Príncipe, o visitando las comunidades rurales, podemos percibir mucha precariedad y sufrimiento. Frente a este panorama, que pudiera parecer poco esperanzador, se ve una sociedad de gran vitalidad, donde la mayoría de familias haitianas salen cada día de sus casas a enfrentarse con valor, coraje y esperanza a una realidad a menudo muy dura. En cada calle o esquina es fácil ver ejemplos de sacrificio, de esfuerzo, de creatividad y de lucha para, por ejemplo, sacar adelante un negocio informal y llevar unos ingresos al hogar. Impresiona ver como cada mañana los padres y madres, muchos de bajos recursos, llevan a sus hijos impecables a la escuela.... Esta otra realidad, pocas veces resaltada en los medios, nos muestra el mayor patrimonio de Haití: sus gentes y su capacidad de enfrentar las adversidades.

Esto nos da esperanza y nos motiva, a todos los que trabajamos en CESAL, a seguir apostando por trabajar en Haití. Nuestro objetivo es ponernos al lado de las autoridades públicas y la sociedad civil haitiana en su nuevo proceso de refundación del país, pero sobre todo, al lado de las familias más vulnerables, con nombres y apellidos, que a menudo quedan excluidas de estos grandes programas gubernamentales.

Nuestra tarea

En Puerto Príncipe, CESAL sigue trabajando en el mismo barrio de Cité Militaire, donde hace 4 años CESAL atendió a las familias de los campos de desplazados por el terremoto en la fase de emergencia. La educación, la lucha contra la malnutrición y la generación de oportunidades de empleo e ingresos para las familias son los ámbitos prioritarios de nuestra intervención. Concretamente, CESAL ha reconstruido completamente 2 escuelas destruidas por el seísmo, reparado  y equipado más de 10 centros educativos, mejorado la calidad educativa a través de formación pedagógica de sus profesores y apoyado la reinserción escolar de más de 300 niños y niñas. Asimismo, hemos construido y equipado un centro de formación profesional que imparte diversos cursos de albañilería, costura, informática, electricidad, etc., posibilitando a más de 500 jóvenes el aprendizaje de un oficio y su inserción laboral. También hemos fomentado la generación de ingresos en las familias, a través de 2 programas de microcrédito, la formación en gestión de pequeños negocios y la donación de equipos y materiales para la puesta en marcha de los microemprendimientos. Finalmente, CESAL tiene en marcha un centro de educación y recuperación nutricional, por donde han pasado más de 1.000 mujeres y sus bebés, recibiendo formación, medicamentos y alimentos.

En la zona rural, seguimos resentes en el municipio de Fonds Verrettes, en el que habitan más de 45.000 ersonas, donde CESAL inició su trabajo en Haití en el 2007. Aquí nuestra intervención se centra en la mejora de la seguridad alimentaria de cerca de 500 familias de 11 pequeñas localidades a través del apoyo agrícola, del acceso al agua y de la mejora de ingresos mediante programas de microcrédito y apoyo a la comercialización de productos. En el sector educación, CESAL ha construido y equipado la Escuela de la Esperanza, en la aislada comunidad de Palmis Tampé, completada posteriormente con la puesta en marcha de una cantina escolar que mejora la alimentación de sus alumnos. Paralelamente, CESAL ha iniciado un trabajo en el ámbito de la gobernabilidad y la descentralización en el municipio, formando a las autoridades públicas locales y a los epresentantes de la sociedad civil, así como elaborando junto a ellos un Plan de Desarrollo Estratégico Municipal para los próximos años.

En España

CESAL, en colaboración de Micropolix y bajo la financiación de la Comunidad de Madrid, está impulsando un proyecto de educación para el desarrollo con motivo del 4º aniversario de la catástrofe de Haití.

Dentro la ciudad de los niños hemos desarrollado todo un espacio ambientado y decorado con la imagen de Haití. Hemos recreado una escuela rural haitiana en la que los niños se sientan, escuchan y debaten sobre los países en vías de desarrollo, así como la realidad del país haitiano. La acción tiene como objetivo sensibilizar a las familias de la tragedia y concienciar a los niños de lo ocurrido el 12 de Enero de 2010 y del momento actual del país. Mediante imágenes descriptivas, un vídeo documental, un puzle gigante, manualidades, diferentes juegos de procedencia haitiana y un mural gigante donde los niños pueden colgar sus deseos, entre todos apoyamos la causa y mandamos un mensaje de esperanza a las familias de Haití.

El domingo 12 de Enero, cuarto aniversario del terremoto, la acción culminará con un evento dentro de Micropolix. El evento empezará a las 11:30 horas y en él participarán varias personalidades de Haití y de la Comunidad de Madrid, así como la coral de primaria del Colegio JH Newman de Madrid. Como presentador invitado, tendremos al mago Iván Santacruz. El evento terminará sobre las 12:30 horas, cuando tendrá lugar una acción especial y conmemorativa: la liberación al cielo de más de 2.000 globos que llevarán atados los mensajes de apoyo escritos por los niños que han visitado Micropolix.

Vuestro apoyo es fundamental. No te olvides de Haití.

Para poder continuar con nuestra presencia en Haití y apoyar proyectos y acciones en Puerto Príncipe y Fonds Verretes, es necesario que más personas y entidades nos apoyen. Puedes ayudarnos de dos formas:

- Hazte colaborador de CESAL por una pequeña cantidad mensual rellenando los datos que encontrarás en este enlace

- Haz un donativo puntual dirigido a Haití clicando aquí

Sin ti, no es posible que sigamos con nuestro trabajo.

Seguimos con esperanza en Haití


Trabajo en CESAL desde enero de 2011, apoyando desde Madrid los proyectos de República Dominicana y Haití. Mi trabajo diario se da delante de una pantalla de ordenador, con unas cuantas conversaciones por Skype y algún viaje de seguimiento como contacto con la realidad de los países. Sin embargo, el pasado mes de junio, me propusieron pasar un par de meses en Haití. La verdad es que no me lo tuve que pensar demasiado, era una gran oportunidad para entender bien el trabajo y el contexto de desarrollo allí.  

Salí el 3 de agosto. Tras una larga escala en Nueva York, llegué el 4 de agosto a Puerto Príncipe, donde una de mis compañeras, Egido, directora de proyectos de CESAL en Haití y española, me esperaba en el aeropuerto para llevarme a lo que sería mi casa durante un par de meses. Estuve en Puerto Príncipe en 2011, pero no había vuelto desde entonces. La verdad es que la primera impresión fue bastante positiva teniendo en cuenta que ya no hay escombros por las calles, apenas se ven casas destruidas y las plazas y parques, antes ocupadas por tiendas de campaña, empiezan a ser lugares agradables donde pasear.

Sin embargo, los días avanzan y empiezo a descubrir la ciudad. Me doy cuenta que sigue habiendo campos de desplazados, pero en sitios no tan "visibles" (como no están en el centro de la ciudad, nadie se ha preocupado por desalojarlos). Y me doy cuenta que no hay apenas casas reconstruidas así que me pregunto ¿dónde está toda esa gente que antes vivía en tiendas de campaña? La respuesta, en los "bidonvilles", zonas urbano-marginales llenas de chabolas, con calles como laberintos, estrechas, sin ventilación, sin agua y saneamiento, con ríos de basura. Esa es la "mejora" que han podido permitirse tras recibir una ayuda de 400 dólares por abandonar la tienda de campaña, y ese el que ha tenido más suerte y no ha sido desalojado
por la fuerza.

Sigo descubriendo la ciudad. Me presentan a una beneficiaria de nuestros proyectos: Jesulá. Llegó a CESAL a través de nuestro Centro de Nutrición embarazada de 5 meses, pidiendo que le ayudáramos a abortar porque ya tenía 3 hijos y "no podía más". No debe tener mucho más de 20 años. Ningún familiar cerca, ningún marido o compañero, ningún ingreso. Recibió apoyo psicológico y se le acompañó durante el resto del embarazo, dándole la opción de llevar al niño a un centro de acogida cuando naciera. Tras 4 meses, nació su 4º hijo y decidió quedárselo. Ahora es beneficiaria del Centro de Nutrición y del programa de "Actividades de Generación de Ingresos", con el que pondrá en marcha un pequeño negocio pero, mientras tanto, no tiene nada. Vivía en casa de una amiga, pero está cansada de oír llorar a los niños porque tienen hambre, así que la ha echado. Ese día, Jesulá está desesperada. Es viernes y me voy a casa sin saber dónde va a dormir ese fin de semana. Ni ella, ni sus 4 hijos. Lo peor: saber que no es un caso aislado. Cada persona tiene su historia, ninguna fácil.

El tiempo pasa rápido en Haití. Me faltan 10 días para volverme a España y me doy cuenta que la desesperanza se está apoderando de mí. Recuerdo el documental que hizo CESAL de "Haití, Tierra de Esperanza". Sé que algo falla, pero no en el país. Algo falla en mí. Lo que yo estaba percibiendo, la miseria y la difícil situación del país, es lo mismo que ve cualquier persona que pase tan sólo un par de días en Puerto Príncipe. No hacen falta 2 meses para darse cuenta de eso, porque es lo evidente, lo obvio, lo que aparece en todas las cadenas de televisión y artículos de los periódicos. Si buscas "Haití" en internet, la mayoría de las imágenes que aparecen son de pobreza y de dolor, del terremoto, de casas destruidas. Pero Haití tiene mucho más que eso. Sólo hay que mirar más allá. Así que pasé mi última semana abriendo más los ojos, hablando con mis compañeros (haitianos y expatriados), conociendo a nuestro equipo y no quedándome en el inicio de la historia de cada persona, sino viendo dónde puede terminar.  

¿Hay esperanza en Haití? Por supuesto. La hay mientras haya mujeres que acuden día a día al Centro de Nutrición, jóvenes que participan en los cursos de formación profesional, niños y niñas que acuden a la escuela y familias que ponen en marcha un pequeño negocio para conseguir salir adelante. La hay mientras haya personas dispuestas a seguir luchando y a trabajar juntas para mejorar, aunque sea un poco, nuestro alrededor, desde Haití, o desde cualquier lugar del mundo. La hay mientras haya
personas como nuestro equipo en Haití, profesionales que creen en un cambio y que contagian esa esperanza a los beneficiarios y beneficiarias.


Yo ya estoy de vuelta en Madrid, delante de mi pantalla de ordenador, pero sin olvidar lo que hay y, sobre todo, quién hay "detrás".

Jesulá está viviendo ahora en casa de unas monjas. Ha asistido a todas las formaciones, ha hecho su plan de negocios y está a punto de recibir un kit para poner en marcha su pequeña empresa. Nuestro equipo continúa a su lado, para garantizar que ese negocio sale adelante y para que, como hasta ahora, la acompañen y contagien de esperanza en los momentos más difíciles.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Un Centro de Formación para transformar la vida de los jóvenes de Haití

 

El pasado 2 de octubre, CESAL y decenas de alumnos, profesores y padres de familia inauguramos el Centro Técnico y Profesional “Nuestra Señora de Lourdes” en el marco del proyecto "Inserción social y profesional de familias afectadas por el terremoto del barrio Cité Militaire, Haití" ejecutado por CESAL con el apoyo económico de CARITAS Portugal.

Cerca de 200 jóvenes en riesgo de exclusión social han recibido cursos profesionales relacionados con el proceso de reconstrucción del país: cerámica, albañilería, carpintería, ebanistería, fontanería, electricidad, costura, artesanía e informática. Oficios que les permitirán aumentar sus capacidades técnicas y posibilidades para conseguir un empleo o poner en marcha su propio negocio. 

 

“Anteriormente los estudiantes recibían los cursos en el campo de desplazados improvisado en el terreno de la Parroquia. Ahora gracias a la intervención de CESAL cuentan con un espacio propio en mejores condiciones de aprendizaje y seguridad. Queremos agradecer por el apoyo y esfuerzo de los profesores, sin sus valiosos aportes estos jóvenes no podrían trasformar hoy su vida ni la de sus familiasaseguró Jesufort Paul, Coordinador del proyecto.

En su discurso de inauguración, Jordi Bach, Director de CESAL en Haití, destacó que “la idea surgió por parte de la parroquia de la zona en el año 2011, quienes tocaron a nuestra puerta para hacernos la propuesta del Centro. Luego CESAL presentó el proyecto, busco los medios y gracias a Caritas Portugal esto hoy es una realidad. Actualmente, podríamos decir que este es el Centro más grande de la zona porque posee 4 aulas que prestan las condiciones para atender a 47 alumnos por aula”. 

Con una inversión de más de 300.000 dólares en construcción, equipamiento y funcionamiento, este Centro viene a dar respuesta a la vulnerabilidad económica de las personas afectadas por el terremoto del 2010 en el barrio de Cité Militaire y las zonas aledañas. El proyecto también ha impulsado el fortalecimiento de capacidades organizativas de los jóvenes y la realización de actividades artísticas y deportivas.


"Deseo que ustedes saquen el máximo provecho de este Centro de Formación. En CESAL sabemos que la juventud representa la fuerza, la energía y las ideas. Pensamos que invertir en la juventud es invertir en la reconstrucción y el desarrollo de Haití”, concluyó Bach.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Formando a la sociedad civil haitiana

 

CESAL realizó el primer taller de formación en el marco del proyecto "Fortalecimiento de las Autoridades Estatales y No Estatales para la consolidación de una cooperación e implementación de políticas públicas para el desarrollo del municipio de Fonds Verretes en Haití” que financia la Unión Europea.

Los días 16 y 17 de septiembre desarrollamos el primer taller de formación donde se abordaron temáticas relacionadas al Estado y el sistema electoral haitiano. Al evento asistieron 104 líderes y lideresas de 58 Organizaciones Comunitarias de Base (OCBs) y se contó con la valiosa participación de 44 mujeres representantes de la sociedad civil.

 

En CESAL valoramos y agradecemos el esfuerzo que realizaron todas estas pesonas para participar. Egido Sanz, coordinadora del proyecto, comentó, “queremos destacar que muchas de estas personas se desplazaron a pie durante cuatro horas desde diferentes lugares del municipio para darse cita en el encuentro, demostrando la disponibilidad e interés que tienen por ejercer su derecho a participar en el proceso democrático para el desarrollo de su comunidad”.

El proyecto impulsará durante los próximos 20 meses la realización de una serie de talleres que están divididos en 5 módulos. El próximo módulo se realizará entre el 15 y 18 de octubre para continuar abordando temáticas relacionadas con la Gobernanza local. Así mismo, para que estas formaciones lleguen a un mayor número de personas, los y las representantes de las OCBs contarán con el acompañamiento de las y los animadores sociales del proyecto para realizar las réplicas con el resto de integrantes de sus asociaciones.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Una valenciana voluntaria en Fonds Verretes, Haití

 

Josefa Bataller Bixquert, Josepa para los amigos, de 61 años, es una profesora valenciana de Almussafes en España, que durante un mes ha estado de voluntaria en Fonds Verretes, Haití, haciendo actividades lúdicas y educativas con niños en la Escuela Nacional de la zona. Una vez en España nos cuenta como le fue en su primera experiencia como voluntaria. 

Josepa, ¿Cuál era el motivo para hacer este voluntariado en Haití?

Tengo la suerte de poder comer cada día, de disponer de agua y de las comodidades propias de un país “desarrollado”, de haber estudiado. Creo que si he recibido mucho, y sigo recibiendo, debo disponerme al menos para el servicio a otras personas que lo necesiten. Personalmente, el trabajo en este voluntariado me ha aportado mucho porque he podido vivir directamente la situación de precariedad en la que se desenvuelven muchísimas personas y como aun así se muestran cariñosos y dignos en sus relaciones.

¿Te imaginabas un país diferente al que te has encontrado?  

Sabía que iba a encontrarme con situaciones duras, pero aun así, no pude evitar el impacto emocional que algunas escenas me produjeron como la de las mujeres acarreando agua del rio sobre sus cabezas, realizando un camino de varias horas para ir y otras tantas para volver, las que viven solas con sus hijos en situaciones muy precarias.

¿Cuáles han sido las actividades que has desarrollado? Yo he sido profesora de primaria y por eso las actividades que he propuesto las he desarrollado con niños de entre 3 y 12 años en una escuela de Fonds Verrettes. Estas actividades las hice con otro voluntario, Marcelo Paiva que se ha quedado allí durante más tiempo. Lo que hicimos fue adaptar las actividades que llevábamos preparadas desde España a los niños una vez que ya teníamos conocimiento de su entorno y realidad. Pronto vimos que les gustaba mucho trabajar con ritmos y la música. Eso nos llevó a empezar la clase de cada día con ritmos que los conseguíamos aprovechando cualquier objeto: las propias mesas, palmadas, etc. También buscamos información sobre canciones infantiles y un profesor de la localidad nos facilitó una llamada TI COLOBRI. Otras tres canciones fueron adaptadas al creole con la ayuda de Egido Sanz, coordinadora de proyecto para CESAL en Fonds Verretes: Como planta Vd. las flores, A mi burro enfermo y la canción de los elefantes. Otras actividades de comienzo de las clases fueron los masajes en la espalda y cabeza que los niños realizaban por parejas mientras nosotros íbamos indicándoles los diferentes pasos. A continuación solíamos realizar una manualidad o dibujo: aviones de papel, ensartado de collares o pulseras, barquitos. Por último, salíamos al patio a realizar diferentes juegos: futbol, saltar a la comba, juego del pañuelo.También realizamos un teatro con marionetas: Los 3 cerditos y el lobo, que también lo tradujimos al creole.


Sabemos que esta ha sido su primera experiencia fuera de su país y haciendo este tipo de actividades. ¿Podrías contarnos una anécdota? Para mí las mejores experiencias se refieren a las buenas relaciones que he tenido y, en ese sentido los saludos y abrazos afectuosos que cada día nos dirigía la gente cuando íbamos o veníamos de nuestro trabajo. El abrazo emocionado de una niña cuando nos despedimos el último día de clase, la amistad y buen compañerismo que siempre hubo entre Egido, Marcelo y yo, un vínculo que durará toda la vida, la buena gente que he conocido.


¿Con que idea se va del país, y que piensa del trabajo de CESAL en Haití? 

Creo que Haití es un gran país y que los haitianos en general son gente pacífica, amable y afectuosa, pero que necesitan de mucha ayuda para poder vivir de forma digna con la comida, agua, educación y servicios sanitarios que todo ciudadano, sea de donde fuera, debería tener asegurados por el simple hecho de haber nacido persona. En ese sentido, es de admirar el trabajo que CESAL está realizando para conseguir los anteriores objetivos y sobre todo, para que poco a poco, sean los propios haitianos quienes gestionen sus propias iniciativas, de forma libre y solidaria.

En CESAL sentimos una gran satisfacción al impulsar este tipo de encuentros entre voluntarios, profesionales y comunidad. Sabemos que el voluntariado es una forma poderosa de involucrar a ciudadanos y ciudadanas para hacer frente a los desafíos en materia de desarrollo. Por ello, agradecemos la contribución en tiempo, conocimientos y experiencia de Josefa y demás voluntarios que han participado valiosamente en las zonas donde día a día hacemos intervenciones para mejorar las condiciones de vida de poblaciones vulnerables.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Haití: CBRE apoya el Centro de Nutrición de CESAL

 

Treinta niñas y niños y mujeres embarazadas que sufren de desnutrición severa del barrio Cité Militaire en Haití fueron beneficiados con la compra de medicamentos y el Programa de Nutrición Suplementaria de CESAL gracias al apoyo que ha brindado la empresa CBRE Real Estate de España (www.cbre.es). En esta ocasión, cada persona beneficiada recibió dos marmitas (10 libras) para un mes de consumo de Akamil y participaron en una sesión demostrativa para la elaboración del mismo. 

Juliana Clemont, coordinadora del Centro de Nutrición de CESAL, nos cuenta que “Akmil es un producto local de gran valor nutricional, un tipo de harina fortificada a base de arroz y frijol que ayuda a niñas y niños a desarrollarse mejor. A la cual, si se le añaden algunos elementos nutritivos como hojas verdes, es mucho más beneficiosa. Una preparación que puede acompañarse con carnes o verduras y también como cereal para el desayuno”.

Con esta entrega se promueve el consumo permanente del Akamil en niños y niñas. “Esta es una de las formas más económicas para que consuman alimentos energéticos. Sabemos que es difícil porque no tiene recursos para comprarla, pero también creemos que harán un esfuerzo para adquirirla cuando noten los resultados positivos. Queríamos compartir la ayuda con todos nuestros beneficiarios pero por razones de costos debimos priorizar los casos más dramáticos” expresa Clemont.

Uno de estos casos, es el de Marie Gertrude Helendre de 24 años, quien tiene un bebe de dos años con un peso de 8 kilos. “Nosotras no tenemos medios económicos y con esta ayuda haremos frente a la malnutrición en la que se encuentran nuestros hijos. Esta es la primera vez que él lo va tomar y estoy convencida que su peso mejorará”

 

En una situación similar se encuentra Joslen Kathering de 26 años, quien tiene tres hijos, la menor de 8 meses pesa actualmente 6 kilos. “Estuve muy enferma durante el embarazo, no comía bien y ahora la niña está mal nutrida. Siempre he escuchado que los niños engordan cuando lo toman, que les da fuerza y energía. Ahora es gratuito gracias al apoyo que nos han dado, pero luego haré todo mi esfuerzo para comprarlo porque sé que ella lo necesita para crecer bien”.  

 

“El Centro de Nutrición requiere de muchas cosas, una de estas es disponer de comida. Quisiéramos tomar a cargo a los niños y madres porque muchas veces ellos no van cuando los transferimos a otros centros u hospitales. Queremos seguir creciendo para ayudar a mucha más gente, pero para ello debemos tener las estructuras y sobre todo presupuesto. El llamado siempre es para que más empresas como CBRE se unan por esta noble causa, añadió Clemont.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Apoyo a microemprendimientos para la creación de pequeños negocios en Haití

 

CESAL ha entregado a 49 personas del barrio de Cité Militaire (Puerto Príncipe) bonos de productos para la puesta en marcha de pequeños negocios, en el marco del proyecto, “Reinserción social y profesional de familias damnificadas por el terremoto en Haití” que financia Caritas Portugal. Esta iniciativa tiene como objetivo apoyar la recuperación económica de los habitantes de la zona a través de la implementación de actividades económicas. 

Carmen Requena, coordinadora de CESAL en Cité Militaire comenta, “el bono que les hemos dado es para recoger los kits de materiales, según el plan de negocios y presupuesto que cada uno de ellos nos han entregado. Se les ha aprobado una cantidad diferente a cada uno y en dependencia de la actividad que deseen desarrollar. El monto total de la inversión ha sido de 250.000 gourdes haitianos (4.100 euros)”. 

Mathieu Lindor, un artesano de 27 años, nos expresa, “con el material que me han donado me van a ayudar mucho. Esto nos va permitir avanzar a mí, a mi comunidad. Es realmente significativo este esfuerzo social que hace CESAL para apoyar a mucha gente. Yo tengo el sueño de crecer y gracias a esta oportunidad me veo en un futuro empleando a vecinos de la zona”.

Lamy Dieula, una de las beneficiarias del proyecto, asegura que este apoyo será aprovechado para mejorar la vida de sus familias. “En el país hay una falta de empleo, no tenemos dinero para iniciar un negocio ni la capacidad para dirigir una actividad económica. La formación es importante y mucho más aún contar con los medios para comprar materiales y en este momento tenemos ambos, y estamos listas para emprender este recorrido” dice Lamy, madre de 4 hijos.

 

Para reforzar los problemas de gestión que vayan surgiendo, las personas beneficiarias continuaran con una formación de acompañamiento que comprenderá entre 2 a 6 meses.

 


Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CESAL fortalece organizaciones locales de la sociedad civil en Haití


Haití dispone de una política de descentralización y gobernabilidad local que, sin embargo, no se ha logrado implementar por las escasas acciones estatales llevadas a cabo por el gobierno. CESAL, con el apoyo económico de la Unión Europea, ha puesto en marcha el proyecto "Fortalecimiento de las Autoridades Estatales y No Estatales para la consolidación de una cooperación e implementación de políticas públicas para el desarrollo del municipio de Fonds Verrettes en Haití".

En el marco de este proyecto, el día 22 de agosto, CESAL impulsó la segunda mesa de concertación del año 2013 en la que líderes y lideresas de Organizaciones Comunitarias de Base (OCB) -organizaciones sociales que impulsan el desarrollo local- e Instituciones Estatales que trabajan en el Municipio de Fonds Verrettes se dieron cita. La mesa de concertación es un espacio de discusión, coordinación e intercambio entre las diferentes instituciones que trabajan en el Municipio de Fonds Verretes, estatales y no estatales. Uno de los objetivos principales es evitar que existan duplicaciones de trabajo en las intervenciones en el Municipio y contribuir a generar un mayor impacto en el desarrollo del mismo. Este evento permitió que las diferentes personas, incluidas mujeres representantes de la sociedad civil, ejercieran su derecho a participar en el proceso democrático de desarrollo de su comunidad.

La actividad contó con la presencia de representantes comunales de la Alcaldía, Asamblea de Sección Comunal (ASECs), Consejo de Administración de Sección Comunal (CASECs), Ministerio de Justicia, Ministerio de Agricultura, Dirección Nacional de Agua Potable, Dirección de Protección Civil y seis diferentes Organizaciones Comunitarias de Base y ONGs presentes en el municipio.

La presentación de actividades, evolución y avance de los proyectos que están ejecutando algunas organizaciones no gubernamentales, así como el avance del Plan Comunal de Desarrollo de la municipalidad, fueron algunos de los temas estratégicos que se desarrollaron en el evento. Cabe destacar que por primera vez la Alcaldía de Fonds Verrettes anunció de manera pública el presupuesto del año 2012-2013. Para CESAL esta es una acción muy positiva que responde al liderazgo y empoderamiento que se ha impulsado en la alcaldía del municipio.

"CESAL promoverá la realización de siete mesas más de concertación. La próxima se realizará el 21 de noviembre de 2013 y esperamos abordar temáticas relacionadas con la problemática del agua y saneamiento, así como también el plan de contingencia municipal" afirmó, Egido Sanz, coordinadora del proyecto.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CESAL reconstruye 2 escuelas en Puerto Príncipe, Haití

Con gran alegría alumnos, profesores y comités de padres del barrio Cité Militaire, ubicado en Puerto Príncipe, inauguraron las escuelas Bergerie y Philantrope, destruidas por el terremoto del 2010 en Haití.

Alex Debras, fundador de la escuela Philantrophe, recuerda que "Después del sismo trabajábamos bajo condiciones críticas para que las niñas y niños pudieran finalizar el urso escolar. Tocamos las puertas de CESAL y desde ese entonces un rayo de sol nos iluminó".

CESAL inició con la reconstrucción de estas escuelas y sus equipamientos escolares en septiembre del 2012 en el marco del proyecto "Acción Humanitaria para mejorar la educación" financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y que ejecutamos en colaboración con Caritas Puerto Príncipe. Con estas intervenciones mejoraremos las condiciones de aprendizaje y de seguridad escolar a más de 800 niñas y niños de la zona.

Franela Lamarque, Directora pedagógica de la escuela Philantrophe nos comenta, "Ahora sí parece una escuela, antes no respondía a las normas que pedía el Ministerio de Educación. Ahora las aulas están hechas para un escuela, los niños estarán en un ambiente sano y seguro".

El coste de la matrícula anual en esta escuela es de 3 mil gourdes (56 euros) y la mensualidad que se debe aportar es de 300 gourdes (7 euros). En Haití el 80% de niños y niñas que logran escolarizarse asisten a una escuela privada, coste que consume el 40% de la renta anual promedio de un adulto haitiano, en el caso que este posea algún tipo de ingreso.

"CESAL y sus trabajadores hacen un trabajo excelente porque traen a los niños de la calle a las escuelas a través de las becas que ofrecen a las familias y nosotros nos comprometemos a recibir a niñas y niños de la zona que sean becados por el proyecto", manifestó Lamarque.

En la zona, CESAL ha reparado en total cinco escuelas y reconstruido tres. Así mismo, ha brindado becas escolares a niñas y niños que no asistían a la escuela, con ambas iniciativas se ha beneficiado en total a más de 3,500 menores. De igual forma, ha creado un centro de formación profesional donde se imparten cursos a jóvenes en riesgo de exclusión social.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

Las mamás voluntarias de Fonds Verretes


Estamos en la localidad de Palmiste Tampé, una pequeña localidad del Municipio de Fonds Verrettes, del Departamento del Oeste de Haití. Palmiste Tampé es una localidad rural, a unos 90 km de Puerto Príncipe, pero a la que se tarda en llegar, si todo va bien, tres horas y media desde la capital.

CESAL, con el apoyo de la Fundación del cocinero español José Andrés, World Central Kitchen (new.worldcentralkitchen.org/), desarrolló el 3 de julio una jornada formativa sobre la manipulación de alimentos y el uso de cocinas mejoradas que funcionan a base de carbón, madera y sol. En esta jornada también se promovió la elaboración de platos locales por parte de madres de familia de la localidad de Palmiste Tampé.

Entre las mujeres que participaron se encuentran 4 agricultoras que se encargarán, de forma voluntaria durante el curso escolar 2013-2014, de preparar los alimentos para los niños y niñas que acudan a la escuela de San Andrés de la localidad. Es la escuela de la que tanto hemos hablado en CESAL y que llamamos simbólicamente después del terremoto, la Escuela de la Esperanza.

Madres, que han decidido entregar parte de su tiempo valioso para que los niños reciban su desayuno escolar. Mujeres que se enfrentan diariamente a condiciones adversas para poder sacar adelante a su familia. La jornada diaria comienza para ellas a las 3 de la mañana. Cada semana se desplazan 3 o 4 veces hacía Jimaní, localidad que se encuentra en suelo dominicano. Lo hacen para poder vender el maíz o el frijol que ellas mismas cosechan, para luego comprar otros productos que venderán en el mercado de Fonds Verrettes, ya en suelo haitiano. Muchas veces la mercancía se daña en el viaje - son tres horas de camino- y se ven obligadas a vender a un menor precio lo que han comprado. Sin embargo, aunque el beneficio sea escaso la necesidad las ha obligado a seguir adelante con esta pesada rutina.


Con ellas CESAL ha acordado organizar una jornada de formación práctica culinaria en el mes de agosto para que se acostumbren al uso de los tres tipos de cocinas mejoradas (carbón, madera y sol) que utilizarán en la preparación de los alimentos para los 120 niñas y niños que se esperan se matriculen para este nuevo curso educativo.

CESAL buscará, con el apoyo de más instituciones y aportaciones privadas, los fondos necesarios para que la cantina funcione diariamente y ofrezca este servicio a los niños. Pero no será una tarea fácil. Si no disponemos de los alimentos básicos como el arroz o las judías, no podremos cocinar un plato de comida para estos niños y, las cocinas mejoradas, se quedarán en el almacén de la cantina.

Madeleine Senat.
Tiene 42 años, casada desde el año 1990 y toda su vida ha vivido en Palmis Tampé. Tiene 7 hijos de los que 4 son niños y 3 niñas. Es interesante conocer la concepción que tienen de lo que significa la palabra menor, pues cuando le preguntamos qué edad tiene el más pequeño, nos dice que ya no tiene hijos pequeños. Nuestra pregunta hecha de otra forma nos revela que su hijo menor tiene 10 años. De la jornada de formación está encantada. Quiere seguir aprendiendo.

Anoncia Nöel
Tiene 30 años, casada desde el año 2001. Tiene 5 hijos, de los que 2 son chicos y 3 chicas. El más pequeño tiene 7 meses. Sus hijos van a la escuela. De la jornada de formación nos cuenta que está muy contenta, aunque no sabe lo que opinan las personas que vinieron a enseñarlas.

Justama Remond
Tiene 32 años, casada desde el año 2002. Tiene 6 hijos, de los que 2 son niños y 4 niñas. Todos van a la escuela. De la jornada de formación nos dice que está muy contenta, pero que deberíamos preguntar, a las personas que comieron, si la comida estaba buena.

Ana Ferisme
Tiene 39 años, casada desde el año 1998. Tiene 10 hijos de los que 5 son chicos y 5 chicas. Su hijo más pequeño tiene 3 años. Todos los que están en edad escolar van a la Escuela de la Esperanza. De la jornada de formación está encantada. Le gustaría hacer más práctica en el uso de las cocinas.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

CBRE con Haití

La empresa CBRE Real Estate (www.cbre.es), consultora inmobiliaria, ha decidido desde su departamento de Responsabilidad Social Corporativa colaborar con CESAL en Haití. Para ello, ha donado la cantidad de 2.236 euros que corresponden al sostenimiento durante de 1 mes de 150 niños en el Programa de Nutrición Suplementaria que se desarrolla en el Centro Nutricional que CESAL tiene en Cité Millitaire.


Desde el 2011, CESAL tiene en marcha este centro de nutrición con un equipo de nutricionistas, enfermeras, trabajadores sociales y promotores sociales que llevan a cabo tres programas estandarizados por el Protocolo Nacional de la Malnutrición Aguda en Haití: 

Punto de Consejo Nutricional para Bebés

Espacio de educación nutricional y promoción de la lactancia materna para mujeres embarazadas, madres lactantes y madres de niños y niñas menores de 5 años. Desde ahí, se realizan talleres de educación nutricional, higiene y prevención de enfermedades como el cólera, que se complementan con distribuciones de ración seca, es decir, algunos productos alimenticios básicos para una dieta adecuada, y con demostraciones culinarias, utilizando siempre alimentos autóctonos del país y asequibles para estas mujeres, reduciendo el riesgo de contraer enfermedades y de malnutrición aguda severa o moderada.

Programa Terapéutico Ambulatorio

Corresponde a los servicios ofrecidos a los niños y niñas que sufren malnutrición aguda severa, que conservan el apetito y que no presentan complicaciones médicas.

Programa de Nutrición Suplementaria

Corresponde a los servicios ofrecidos a los niños y niñas que sufren malnutrición aguda moderada.

Este Centro Nutricional ha logrado algunos resultados muy importantes en la zona:

  • Más de 1.500 mujeres embarazadas y madres lactantes atendidas y formadas en el Punto de Consejo Nutricional.

  • Mejorado el porcentaje de lactancia materna en un 25% de los casos de madres con bebés de 0 a 6 meses.

  • 800 niños y niñas menores de cinco años atendidos en el centro de nutrición.

  • 300 menores de cinco años recuperados nutricionalmente.

  • 50 mujeres embarazadas y madres lactantes recuperadas nutricionalmente.

  • 2.658 niños y niñas recibieron desparasitantes y vitaminas a través de campañas escolares.

 

CESAL trabaja desde un enfoque integral. Así, las madres y mujeres que son beneficiarias de este proyecto y que carecen de recursos económicos suficientes o de una fuente de ingresos estable en el hogar, pueden formar parte del programa de actividades de generación de ingresos que CESAL tiene en el marco de otros financiadores, garantizando de esta forma que las familias puedan disponer de alimentos.

Si deseas, como CBRE, apoyar la labor de CESAL en el mundo lo puedes hacer de dos maneras:

  • Si eres empresa puedes conocer las formas de colaborar aquí y ponerte en contacto con nosotros.
  • Si eres un particular puedes darnos a conocer y ser colaborador de CESAL aquí

¡¡¡QUEDA TANTO POR HACER!!!

    CESAL apoya la creación de pequeños negocios en Haití


    La Delegación de CESAL en Haití presentó a los responsables de instituciones públicas y líderes del barrio de Cité Militaire (Puerto Príncipe), el proyecto "Acción Humanitaria para la mejora económica de familias damnificadas por el terremoto en Puerto Principe" financiado por la Comunidad de Madrid, que tiene como objetivo apoyar en la recuperación económica de los habitantes de la zona a través de la implementación de pequeños negocios.

    Esta intervención beneficiará a 150 personas y 3 micro empresas colectivas.  La acción pretende dar mayor atención a las familias mono parentales, en su mayoría madres con hijos a su cargo. Una de las actividades a desarrollar será facilitarles apoyo psicosocial para ayudarles a superar traumas psicológicos derivados por la pérdida de miembros de la familia y de sus medios de trabajo.

    Silvain Louisdor, asistente al acto de presentación del proyecto, aseguró que "en el barrio hay mucha gente vulnerable que no tiene medios ni conocimientos y éste proyecto llega en el momento justo para las familias; ahora finalmente van a tener la facilidad de crear sus propios negocios".

    A lo largo del proyecto se impartirán diferentes formaciones sobre Actividades Generadoras de Ingresos, gestión de negocios, elaboración de presupuestos y herramientas de contabilidad. También se entregará un kit de equipos o materiales para empezar los pequeños negocios a nivel individual o grupal. Durante el desarrollo de estas actividades se dará seguimiento y asesoramiento a través de visitas a las familias que se complementarán con el intercambio de experiencias. Iderle Brénus, Coordinadora del proyecto afirmó que al final del proceso formativo esperan realizar una Feria en donde las y los beneficiarios expondrán los productos elaborados.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Celebramos la Jornada Nacional de la vitamina A en Haití


    En el Centro Nutricional de CESAL, apoyado por la Diputación de Córdoba, que se encuentra en el barrio de Cité Militaire (Puerto Príncipe-Haití) se estan preparando las madres con sus hijos para dar inicio a la jornada nacional de la vitamina A, que se celebró el 9 de abril por primera vez en el país. Mientras el facilitador brinda información sobre la importancia de esta vitamina, las madres y sus hijos siguen llegando y el espacio se va reduciendo poco a poco.

    Cada una deja su contribución en una mesa que colocan en la esquina del salón. Se va formando una montaña de mangos, cerezas criollas, papaya, zanahorias, tomates y algunos huevos cocidos. Muchas madres vienen vestidas, junto a sus niños, con diversos colores: rojo, amarillo y verde. "Colores que representan la vitamina A", explica el facilitador.  Enseguida, todas y todos comienzan a repetir "Jòn, rouj ou vért, manje'l jodia e chak jou", que significa: "amarillo, rojo o verde hay que comerlos cada día". Con esta frase pueden identificar y aprender de forma fácil en donde encontrar la vitamina A que deben consumir.

    Algunos niños tienen sus cabellos en tonos rubios. Carmen Requena, coordinadora de CESAL en Cité Militaire afirma "es un claro síntoma de desnutrición". Mientras tanto,  una madre  dice con emoción, "ahora la piel de mi hijo ha cambiado, es más suave y bonita porque consume vitamina A". Todas rien, sin embargo, en la sencillez de sus palabras deja un gran mensaje.

    En la jornada sensibilizamos sobre las dificultades que tienen las niñas y niños cuando no consumen esta vitamina, de aprovechar la riqueza de las frutas tropicales -verduras que existen en el país- y no menos importante, de las normas de higiene para poder ingerir sin riesgos dichos alimentos. Se les recuerda que la epidemia de cólera, que afectó al país diez meses después del terremoto del 2010, se encuentra aún latente y que la prevención es el mejor aliado que pueden tener las madres en el cuidado de sus hijos.

    En el Centro cierran la actividad con el pesaje y consultas que realizan las madres a diario. Una jornada que nos ha permitido conocer mejor la generosidad que tienen los haitianos compartiendo quizá el único alimento que tienen disponible para ese día en sus casas con los demás. Una enseñanza más de vida.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Respuesta de CESAL a la grave crisis alimentaria en Haití: 750 familias reciben semillas para cultivar y subsistir


    El mes de marzo ha cerrado en Haití con buenas noticias. CESAL ha apoyado en el sector agrícola a 750 familias afectadas por las diferentes adversidades climáticas del 2012: la tormenta Isaac, la sequía y el huracán Sandy. Los habitantes de 11 localidades del Municipio de Fonds Verretes, limítrofe con República Dominicana, ubicado en el Departamento del Oeste de Haití, se beneficiaron con semillas de hortalizas, maíz, frijoles, herramientas para el cultivo, asistencia técnica y capacitaciones a través del fondo de emergencias de CESAL y del Convenio "Apoyo al crecimiento económico sostenido y respetuoso con el medio ambiente", financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y que se ejecuta en colaboración con Caritas Puerto Príncipe.

    Para Justama Clemicile de 40 años y madre de 8 hijos, de la localidad de Palmiste Tampé, estas semillas y herramientas representan un valioso impulso que permitirá la subsistencia de su familia. "En mi casa no hay nada y este año no teníamos qué sembrar... Si la lluvia y el sol están bien, con la cosecha comeremos y podré comprar otras semillas para plantar en la siguiente temporada".

    Mientras tanto, para la señora Menicile Joseph, una pequeña agricultora de 70 años, este apoyo le permitira retomar algunos sueños suspendidos. "Con la cosecha compraré una vaca y ayudaré a mi familia con el pago de la escuela de mis hijos y con la compra de más comida".

    "Con la entrega de estas semillas tenemos como objetivo garantizar la producción agrícola y el acceso de alimentos para fortalecer la Seguridad Alimentaria Nutricional de las familias beneficiadas", aseguró Giuseppe Marando, coordinador de CESAL en Fonds Verretes y responsable del Convenio.

    CESAL ha invertido 100.000 dólares en la implementación del plan de distribución de semillas y herramientas a 750 personas y sus correspondientes familias, la mayoría de las cuales son miembros de las Organizaciones Comunitarias de Base de la zona, que CESAL apoya desde el año 2008. El paso del huracán Sandy, el pasado mes de octubre de 2012, elevó a más de un millón la cantidad de personas en situación de inseguridad alimentaria en Haití, según el informe de las Naciones Unidas. El país todavía trabaja por reponerse del terremoto del 2010 que dejó aproximadamente 300 mil muertes y lucha aún contra la epidemia de cólera que ha causado 7.500 muertes en los últimos dos años.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    `No puedo esperar a cambiar vidas en Palmis Tampé con CESAL`

     

    El pasado mes de enero Brian MacNair, nuevo director ejecutivo de la fundación estadounidense World Central Kitchen (WCK), visitó nuestros proyectos en Haití. 

    Primero, dedicó una jornada a conocer el trabajo de CESAL en el municipio de Fonds Verrettes, zona rural fronteriza con República Dominicana, donde la propia WCK está apoyando a CESAL en un proyecto de construcción y equipamiento de una cantina escolar, que promociona el uso de "cocinas limpias" para reducir el uso del carbón vegetal y luchar contra la deforestación del país. La cantina se encuentra junto al colegio San Andrés ("Escuela de la Esperanza"), construido por CESAL, Doña Mencía (Córdoba) y el colegio El Pilar de Madrid. Además, este proyecto se complementa con la instalación de una cisterna para recogida de agua de lluvia y un huerto y un gallinero escolar de los que se abastecerá la cantina y donde los niños y niñas de la escuela aprenderán técnicas agrícolas adecuadas y respetuosas con el medio ambiente. También se formará a las personas encargadas de cocinar, en materia de higiene y manipulación de alimentos, para disminuir el número de enfermedades transmitidas por este medio. Durante la visita, Loreto Rebollo, arquitecta voluntaria que ha llevado el seguimiento de la construcción, y Egido Sanz, coordinadora territorial de Fonds Verrettes, le explicaron a Brian MacNair los avances del proyecto y respondieron las dudas que le surgieron.

    Durante el segundo día MacNair, junto a Agustín Ferrer, el responsable de WCK en Haití, visitó los proyectos de CESAL en el barrio de Cité Militaire, Puerto Príncipe, donde trabajamos desde el terremoto de enero del 2010. Allí, con Carmen Requena, coordinadora territorial de Cité Militaire, y el personal local pudieron ver el centro de formación profesional que CESAL está terminando de construir y en el que cientos de jóvenes recibirán cursos certificados en diversas materias (informática, construcción, costura) que favorecerán su inserción laboral. También se realizaron encuentros con varios restaurantes y vendedoras ambulantes de la zona para conocer mejor sus prácticas culinarias y el contexto en el que se mueve el sector de la hostelería en el barrio de Cité Militaire.

    La visita  fue muy productiva y surgieron nuevas ideas de colaboración entre WCK y CESAL que esperamos se hagan realidad en un futuro cercano, favoreciendo que trabajemos juntos por el desarrollo sostenible de las familias haitianas.

      

    "Mi visita a Haití ha sido extraordinaria, y el viaje a Palmis Tampé ha sido lo mejor" 

    Tengo muchísimas ganas de terminar esta cantina escolar y de continuar con el proyecto de "cocinas limpias" con CESAL. Pero tengo todavía más ganas de que CESAL y WCK nos hagamos socios para construir juntos este "pack" (agua, escuela, cantina, jardín) en otras áreas de Haití y del mundo. Este modelo refleja lo que creemos en World Central Kitchen, siendo la cantina/cocina y la formación nuestras especialidades y donde queremos crecer.

    Creo que la alianza entre CESAL y WCK puede ser muy sostenible - trabajando siempre cada uno en lo que sabe hacer -, y que juntos podemos conseguir un cambio real.

    Haití : una experiencia cautivadora

    Juliana Clermond, haitiana, narra su experiencia como enfermera y coordinadora del proyecto de nutrición de CESAL en Cité Militaire que comenzó en mayo de 2011 y terminará en abril de este mismo año.

    "Como sucede con todo proyecto de nutrición que tiene como principal objetivo prevenir la malnutrición en los grupos más vulnerables, especialmente las mujeres embarazadas y lactantes, así como los niños menores de cinco años, nuestra actuación en Cité Militaire está siendo una de los más representativas de la zona. El trabajo ha tenido un gran impacto en todos los programas ligados a él : el Programa Terapéutico Ambulatorio (PTA), el Programa Nutricional Suplementario (PNS), el Punto de Consejo en nutrición para bebés (PCNB) y el amplio abanico de Actividades de Generación de Ingresos (AGR en sus siglas en francés).

    Mi experiencia como coordinadora de este proyecto me está marcando mucho, a pesar de ciertos disgustos. Nuestro equipo es dinámico y muy abnegado, y se caracteriza por tener muy buena voluntad y un fuerte amor por el trabajo, por los beneficiarios y, particularmente, por los niños. Todo esto me permite realizar con soltura y pasión las tareas que me han sido confiadas. Una cosa que se me ha quedado grabada y que me servirá a lo largo de toda mi trayectoria laboral con comunidades es la sólida confianza que nos han aportado los beneficiarios, que nos ha permitido comprender su realidad cotidiana, qué necesidades tienen y cuál es su responsabilidad.

    Estoy viviendo una experiencia muy enriquecedora, llena de una perspicacia que me está ayudando no sólo a conocer y comprender mejor la situación de quienes viven en esta miseria atroz en viviendas insalubres, sino también a tomar conciencia del estado actual de la situación nutricional de las mujeres y los niños de la ciudad y de nuestras zonas de intervención; me está ayudando igualmente a crear estrechos vínculos con muchas personas.

    En efecto, he saboreado bien los frutos de los esfuerzos realizados por CESAL y Cáritas para que este trabajo haya tenido éxito. Esta experiencia me servirá durante toda mi carrera profesional y personal, ya que podré servir a otras comunidades a partir de lo que estoy aprendiendo. Todavía tengo, y siempre tendré el deseo de servir a las personas que más lo necesitan, principalmente los niños, pues la nutrición es la base de la salud infantil.

    El proyecto está a punto de llegar a su término; ciertamente, aún queda trabajo por hacer. Debemos seguir pensando minuciosamente en estas gentes que viven en la indigencia, puesto que la continuación de lo que hacemos podría contribuir al desarrollo sostenible del país.

    Juliana CLERMOND

    Enfermera/Coordinadora del proyecto de nutrición de CESAL en Cité Militaire

    Financiado por la Junta de  Andalucía

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Haití, 3 años después: no nos rendimos


    Ya han pasado tres años desde el 12 de enero de 2010, cuando un terremoto de 7 grados en la escala de Richter hizo temblar Haití, dejando tras de sí miles de fallecidos y damnificados. Haití sigue siendo un lugar muy difícil para vivir, pero allí nadie se rinde. Nosotros tampoco.

    Tres años después del terremoto ha habido cambios, no hay que negarlo, pero a día de hoy aún hay mucho por construir, por reconstruir, por comenzar. El contexto actual es de incertidumbre e inestabilidad en los sectores político, social y económico lo que provoca en la sociedad civil un desencanto y enfado que son totalmente comprensibles. La inestabilidad política se refleja en el poco avance que se ha dado en el planteamiento de políticas públicas claras de reconstrucción en todos los sectores. Tres años después, de las grandes promesas internacionales, solamente han llegado al país el 56% de las ayudas prometidas. Tres años después aún quedan viviendo más de 350.000 personas en "campos" de desplazados con condiciones de indignidad y vulnerabilidad enormes.


    Y no sólo eso. Tras una larga temporada de sequía, el paso de la tormenta Isaac y el huracán Sandy en el último trimestre de 2012 la situación en la zona rural ha empeorado drásticamente, habiendo quedado arrasadas miles de hectáreas
    de cultivo y ganado, único medio de subsistencia en la mayoría de las familias haitianas. Se estima que en los próximos meses más de dos millones de personas se encontrarán en situación de inseguridad alimentaria cuando, ya en el Informe de Hambre en el Mundo de 2012, Haití ocupaba el tercer lugar.

    Actualmente muchas ONGs se están retirando del país. Pero a pesar de todo, CESAL continúa su trabajo y apuesta por una "Tierra de Esperanza", una tierra que atraviesa momentos difíciles y duros pero también una tierra llena de alegría, de fuerzas y energía para seguir adelante. A día de hoy contamos con un equipo de 16 personas (cuatro expatriados) que trabajan mano a mano con la población, sumando esfuerzos por continuar el camino hacia el desarrollo y la autonomía de las familias. 

    En estos tres años CESAL ha continuado trabajando en Fonds Verrettes, un municipio de la zona rural cercano a la frontera con República Dominicana, y en el barrio de Cité Militaire, Puerto Príncipe.

    s


    EMERGENCIA EN LA ZONA RURAL DE HAITÍ

    En Fonds Verrettes, donde hay una población de unas 45.000 personas, el terremoto no provocó grandes daños, pero la subida de precios de los alimentos empeoró aún más la situación de pobreza de los hogares. CESAL, que trabaja en la zona desde el 2007, junto a su socio local, Cáritas de Puerto Príncipe, y los campesinos del lugar, ha logrado mejorar las condiciones de vida de más de 1.000 familias.

    En primer lugar, y como centro de la intervención, trabajamos fortaleciendo la sociedad civil, representada por las Organizaciones Comunitarias de Base. También hemos conseguido incrementar la producción agropecuaria, su principal medio de subsistencia, para reducir la inseguridad alimentaria.

    Pero además, dando respuesta a las necesidades de la población desde un enfoque integral, también hemos intervenido en educación con la construcción de una escuela y de un comedor escolar, la reparación de otro centro escolar, el apoyo al pago de salarios del personal docente y la formación de profesores y profesoras procedentes de 13 escuelas del municipio; en agua, construyendo y reparando cisternas familiares y comunitarias para que tengan acceso al agua en la temporada de sequía; en microcréditos, permitiendo a más de 100 mujeres vender y comprar productos en la frontera, mejorando sus ingresos y con un reembolso del 100% de los préstamos; y en salud, apoyando a los centros de salud y a las comunidades en la prevención y el tratamiento de la enfermedad del cólera.

    A todo esto se une, como factor principal para el desarrollo de cualquier municipio, el fortalecimiento al ayuntamiento,  con apoyo en equipamiento y formación a sus técnicos, con la realización de encuentros con todas las instituciones presentes en Fonds Verrettes y con la elaboración de estudios y diagnósticos que mejoran la información y, por tanto,  la gestión de la zona.

    dd 

    PUERTO PRÍNCIPE, UNA CIUDAD QUE RECUPERA SU LATIDO

    Nada más producirse el terremoto, CESAL empezó a trabajar en el barrio de Cité Militaire, Puerto Príncipe. Un lugar donde viven más de 40.000 personas.


    Desde el año 2010 unas 4.000 personas se han beneficiado de nuestro trabajo en nutrición, participando en campañas comunitarias, acudiendo a formación o recibiendo tratamiento para la malnutrición desde nuestro centro. Muchos de ellos son niños y bebés, otras mujeres lactantes y embarazadas.

    Más de 2.000 personas han participado en actividades de apoyo psicosocial y promoción comunitaria; en educación, hemos reparado 5 escuelas y hemos reconstruido otras 3, apoyándoles también en equipamiento y materiales, formación de docentes y talleres de padres, y becando a niños y niñas que estaban sin escolarizar, beneficiando en total a más de 3.500 menores; hemos construido un centro de formación profesional, donde ya dan cursos jóvenes del barrio en riesgo de exclusión social; y hemos mejorado los ingresos de más de 200 familias a través de formación y equipamiento en actividades de generación de ingresos.

    kk


    ¿Cómo marcharse de Haití cuando nos queda tanto por construir? Nunca antes CESAL tuvo ante sí un desafío como este, pero solos no podemos hacerlo. Por eso es necesario seguir construyendo alianzas con instituciones públicas, privadas y con la sociedad civil. Desde CESAL hacemos un llamamiento para no olvidar la situación de Haití, y de otros países en los que CESAL está presente, colaborando con nuestros proyectos a través de:

    - Donando directamente a través de 








    para apoyar esta y otras intervencione sde CESAL en el mundo.

    - Donando a través del Formulario on-line

    - Haciéndote Socio de CESAL lo que nos permite que sostengas nuestra presencia de una manera estable en el mundo.

    - Siendo voluntario 2.0 difundiendo esta noticia en Twitter (#Haití o #Haitítierradeesperanza) o Facebook con los botones que encontrarás más abajo.

    "Hay esperanza en Haití. Si uno se pone a leer un informe de Naciones Unidas o unos macroindicadores, parece que dicen lo contrario. Pero en mi trabajo, en mi vida, cuando estoy delante de una persona, no me vienen a la cabeza ninguno de esos macroindicadores. Ni esa persona sabe nada de las cifras. Sin embargo, cuando trabajamos juntos con una familia, un niño, una persona que pone en marcha un negcio, una mamá que aprende a alimentar a su hijo, una asociación..., vemos personas que entienden que su vida sí puede mejorar y tienen esperanza. Y yo en mi día a día veo ese cambio en las personas, en cosas demostrables, no utópicas. Es cierto que esas cifras negativas tienen que cambiar, pero los haitianos tienen esperanza en la reconstrucción de su país y de sus vidas y yo también la tengo".

    Jordi Bach Codina, Director de CESAL Haití

    Si quieres leer más sobre Haití, haz clic aquí.

    Haití: 1.000 familias se recuperan del desastre de 2010


    El pasado 30 de septiembre terminó el proyecto de "Recuperación temprana post desastre en el ámbito nutricional y productivo de las familias de Cite Militaire,  Puerto Príncipe", financiado por la Junta de Andalucía en una convocatoria de subvenciones de carácter excepcional de Acción Humanitaria justificada por los efectos devastadores del terremoto ocurrido en Haití, el 12 de enero de 2010.

    Este proyecto pretendía, en primer lugar, mejorar la situación nutricional de las familias damnificadas en el barrio de Cité Militaire, al norte de Puerto Príncipe. Para ello, se puso en marcha un centro de nutrición con un equipo multidisciplinar formado por un médico, enfermeros, nutricionistas, trabajadores sociales y promotores comunitarios. Este equipo ha llevado a cabo actividades de identificación y tratamiento de la malnutrición aguda severa y moderada en menores de 5 años, madres lactantes y mujeres embarazadas, así como de formación nutricional y educación en temas de higiene, promoción de la lactancia materna, prevención de enfermedades como el cólera...

    Además, cabe destacar que estas formaciones han tenido siempre un importante componente práctico, incluyendo talleres de cocina con recetas nutritivas elaboradas a partir de productos autóctonos que son asequibles para las familias de la zona. De esta manera, más de 1.000 mujeres han aprendido cómo mejorar la alimentación de sus hijos e hijas y se ha recuperado nutricionalmente a 268 menores y 47 madres.

    Sin embargo, para mejorar la situación de estas familias, con el enfoque integral que caracteriza las intervenciones de CESAL, era necesario incluir en el proyecto un componente de reactivación de su economía, logrando un aumento de los ingresos en el hogar. Así, se identificaron a las madres con mayor vulnerabilidad socioeconómica, se las formó en la gestión de microemprendimientos y se les apoyó con equipos y materiales para la creación una pequeña iniciativa elegida por ellas, siempre con la asesoría y acompañamiento de técnicos especializados para garantizar su viabilidad y rentabilidad. Gracias a la Junta de Andalucía, 89 familias han puesto en marcha pequeños negocios y, de ésas, 64 ya han aumentado sus ingresos en más de un 25%.

    Por otro lado, y como otro tipo de actividad para generar ingresos, se ha apoyado la creación de dos mutuas solidarias, partiendo de dos asociaciones de mujeres que ya existían en el barrio. Tras fortalecer a estos grupos y formarles en la gestión de microcréditos, se les ha dado un préstamo a cada mutua para que, posteriormente, sean ellas mismas quienes decidan a qué miembro se debe o no conceder un microcrédito, responsabilizándose de su reembolso y garantizando la transparencia y la buena gestión.

    La Junta de Andalucía ha hecho posible mejorar la situación de más de 1.000 familias del barrio de Cité Militaire que sufrieron los efectos del terremoto del 12 de enero del 2010. CESAL continúa su trabajo en la zona y sigue acompañando a las familias de Haití en su camino hacia el desarrollo.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Un nuevo curso escolar comienza en Daprés, Haití


    El inicio del curso escolar en Haití acaba de comenzar en la pequeña escuela comunitaria de Daprés, en el municipio de Fonds Verrettes, una zona rural que hace frontera con República Dominicana. A esta escuela acuden más de 120 niños y niñas que reciben formación por parte de 4 profesores. Este nuevo comienzo ha sido posible gracias a la aportación económica que han realizado los alumnos y alumnas de 2º y 3º de la ESO del Colegio SEK-Ciudalcampo de San Sebastián de los Reyes, en Madrid. Llevan dos años recaudando fondos realizando múltiples actividades dirigidas a sus padres y compañeros para que esta escuela pueda funcionar.

    De esta manera, en el curso escolar 2010-2011 recaudaron 2.250 euros que se destinaron a la compra de libros y material escolar para la escuela de Daprés y al pago del salario de profesores y profesoras. En el curso escolar 2011-2012 aumentaron la recaudación hasta los 3.000 euros, que están siendo suficientes para la realización de reparaciones imprescindibles tras el paso de la tormenta Isaac, el pasado 26 de agosto, y el futuro apoyo en el funcionamiento de todo el año escolar que ahora comienza. Gracias a las reparaciones ya no entra agua ni por el suelo, ni las ventanas.


    En Haití la mayoría de las escuelas son privadas. Los padres y madres deben pagar una matrícula anual, además de los uniformes y los materiales. En la comunidad de Daprés, Madame Jacques Jeanty decidió crear esta escuela para aquellos niños y niñas que no estaban escolarizados, estableciendo una matrícula mucho menor al resto de las escuelas, lo necesario para cubrir los mínimos gastos del centro. Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene la educación para las familias haitianas, hay algunos niños y niñas que no pueden permitirse ni ese bajo precio de la matrícula de la escuela de Daprés, lo que pone en riesgo no sólo la calidad de la enseñanza sino también la sostenibilidad de la propia escuela.


    Gracias a la ayuda del colegio SEK- Ciudalcampo y a sus alumnos y alumnas de 2º y 3º de la E.S.O, la escuela pudo finalizar el curso 2011-2012 y podrá abrir sus puertas de nuevo el 1 de octubre del 2012, día oficial de inicio del curso, haciendo que más de 120 niños y niñas continúen con su educación.

    Aquí os dejamos un link con el vídeo elaborado por los propios alumnos y alumnas del SEK-Ciudalcampo sobre el magnífico trabajo que hicieron para los niños de Haití:

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Emergencia en la zona rural de Haití


    El paso de la tormenta Isaac por Haití además de provocar muertos y destruir miles de casas, ha dejado un panorama desolador en la zona rural. En esta crónica, escrita por Egido Sanz, Coordinadora Territorial de CESAL Haití en Fonds Verretes, afirma que la situación actual perjudicará inmediatamente la matriculación en las escuelas de niños y niñas, producirá el aumento de los casos de cólera ante la falta de salubridad en el agua, habrá gran escasez de alimentos, así como dificultad para la siembra del próximo año.

    En la noche del 24 al 25 de agosto la tormenta tropical Isaac pasó por Haití, afectando fuertemente una de nuestras áreas de intervención, Fonds Verretes, en el Departamento del Oeste, zona fronteriza con República Dominicana. Allí CESAL trabaja desde el año 2007 en 11 localidades rurales apoyando la mejora del acceso y disponibilidad de alimentos básicos, la agricultura, ganadería, el acceso al agua, la protección y conservación del suelo y la dotación de créditos para las familias.

    Isaac dejó tras de sí un rastro que será muy difícil de borrar. Según los últimos informes que disponemos 24 personas fallecieron en Haití, 6.040 casas fueron afectadas y 1.005 casas destruidas, además de que 6.000 familias han perdido el abrigo o la vivienda en la que vivían. 

    Los sectores agrícola y ganadero han sido los más afectados, especialmente en los departamentos del Sudeste y del Oeste del país. Se estima que más de 81.000 Has de cultivo han sido dañadas, siendo lo más afectado el banano, café, aguacate, pomelo, maíz, cacao y judía. Además, se han perdido más de 2.000 animales entre cabras, ovejas, vacas, cerdos, burros y caballos. Los daños en agricultura y estructuras agrícolas, tras las primeras evaluaciones, se estiman en 246 millones de dólares (en torno a 200 millones de euros).

    Tras la tormenta Isaac, Fonds Verretes se quedó prácticamente inaccesible durante dos días. El acceso final a las comunidades se realiza por el propio curso del río Soliette y, tras la tormenta, el nivel y la fuerza del agua cortaron toda posibilidad de salida a la población, quedando incomunicado el acceso hacia la capital Puerto Príncipe. El martes 28, la carretera ya estaba transitable y pude pasar tres días de evaluación por las localidades en las que trabajamos: Oriani, Palmis Tampé, Tire Plan, Kanotte, Maboeuf y Daprès, entre otras. En estas visitas me reciben y  me acompañan las personas responsables de las organizaciones comunitarias de base, OCBs. Desde la mañana del día 25, tras la tormenta, hemos estado en contacto continuo por teléfono, nos han estado enviando mensajes y transmitiéndonos los daños que habían sufrido cada una de las localidades.

    Las imágenes de los campos de maíz son desoladoras. El 70% de los maizales están en el suelo. El maíz es uno de los alimentos básicos prioritarios y las cañas con las mazorcas están totalmente tumbadas por la fuerza del viento. El 80% de los bananos, planta de tronco muy frágil, están totalmente partidos con las hojas y los racimos de banano verde postrados en el suelo; los agricultores están seleccionando los mejores antes de que se pudran para poder aprovecharlos, ya sea para comer o para venderlos. Las parcelas y sendas por las que caminamos están cubiertas de aguacates verdes y pomelos que aún no habían llegado al punto más óptimo para ser cosechados. Los campos de patata están "abrasados" por la fuerza del viento, la planta está tan afectada que no conseguirá reponerse. Los viveros que ha proporcionado CESAL en los que la población de cada localidad estaba produciendo unas 4.000 plantas de árboles frutales y de árboles forestales han sufrido diferentes daños; por ejemplo en la localidad de Kannot se ha destruido totalmente el vivero y en otros varios viveros de otras localidades las maderas de la estructura se han roto, pero pueden restaurarse. Los plantones no han sufrido grandes daños, los árboles los podremos plantar a partir del mes de septiembre, contribuyendo así a una mejora de la cobertura forestal, que es uno de los graves problemas medio ambientales de este país.

    Los recorridos por las diferentes localidades son similares. Las imágenes se repiten continuamente: casas que o bien se les ha arrancado toda la estructura del tejado, la madera y uralitas de latón o están completamente hundidas; escuelas e iglesias que han quedado sin tejado; cisternas de agua que están totalmente al descubierto y que pone en peligro la salubridad del agua recogida... En todas las localidades las pérdidas de animales son numerosas especialmente cabras, pollos y cerdos. Las cifras de las que me hablan en cada lugar me dejan sin respiración: 223, 147, 182 animales... El aprovechamiento de estos animales es escaso, la mayor parte los han enterrado. Los animales en la mayor parte de las familias son las fuentes de ahorro, son inversiones a las que recurrir en el caso de ocasiones especiales.

    El impacto inmediato

    Este daño se presenta en un momento especialmente crítico. Justo en octubre se abre el curso escolar 2012-2013, momento en el que los padres y madres deben de pagar una cantidad importante de dinero por la matrícula en los colegios, invertir en uniformes y en los materiales mínimos. Si no se paga la matricula, no se tiene derecho a ir al colegio. Si no se tiene uniforme, los alumnos pueden ser rechazados.

    Y los daños no se quedan aquí. El impacto se vislumbra que continúe como una gran cadena: si no hay animales, ni fruta, ni cosechas... hay una falta de disponibilidad de alimento inmediata y por ende, falta de semilla para la siembra de cara a febrero-marzo. Existe un alto riesgo del aumento de los casos de cólera tras las inundaciones provocadas por las lluvias por la contaminación de los acuíferos, por la contaminación de las cisternas de recogida de agua que han quedado al descubierto o bien por la dificultad de las familias para adquirir cloro que asegure la potabilidad del agua.

    Lo más impactante, y que me permite continuar trabajando aquí, es la solidaridad y la rapidez con la que la población haitiana responde ante las catástrofes. A pesar de los pocos medios de los que disponen, la el apoyo entre las personas y las familias permite que sucedan hechos inimaginables: por ejemplo que en sólo dos días algunas de las casas que han perdido los tejados ya estén cubiertas con las uralitas de latón recuperadas y de nuevo claveteadas; que algunas familias estén comenzando con las paredes de una nueva vivienda en barro y piedra, tan vulnerable como la que tenían, pero con la que asegurarse un lugar a cubierto; que haya personas que estén llenando bolsas en un vivero totalmente destruido para trasplantar las semillas de café germinadas...

    "Kembe Fem", como decimos acá: "Seguid Adelante".

    Egido Sanz. Coordinadora Territorial de CESAL Haití en Fonds Verretes

    Si has pensado en apoyarnos económicamente y hacerte soci@ de CESAL, ahora es el momento. Aquí podrás saber cómo y hacerlo de una manera fácil y sencilla.

    Una escuela para Haití. Una escuela para el mundo


    Desde el año 2008 CESAL trabaja en Haití. Comenzamos nuestra labor en el Departamento del Oeste, en Fonds Verretes, zona fronteriza con República Dominicana. Allí trabajamos junto a la población y con el apoyo de Caritas Haití, en soberanía alimentaria, es decir, en procurar el acceso y la disponibilidad de alimentos básicos para la población, apoyo a la agricultura, ganadería, acceso al agua, protección y conservación del suelo y acceso a créditos para las familias y agricultores. En estos cuatro años trabajamos ya en 11 localidades rurales, siendo una de ellas Palmis Tampé.

    Hace unos 18 meses, en las navidades del 2010, los habitantes de Palmis Tampé, pequeña localidad rural de Fonds Verretes, se acercaron a CESAL y a Cáritas, para contarnos las condiciones en las que niños de esta localidad iban a la escuela. Cuando en Haití preguntas a cualquier niña o niño "¿qué te gustaría hacer?", la mayor parte responde: "aprender, estudiar, ir a la escuela". Pero no sólo es una respuesta dada por los más pequeños. La educación es la necesidad más sentida por parte de las personas adultas, una de las prioridades de las familias. Pero, tener acceso a la educación aquí, a una escuela, no es sencillo. En el caso de Palmis Tampé la escuela no reunía las condiciones idóneas para impartir clase: se daba clase en una enorme iglesia inacabada, en piedras sobre el suelo, con cantos a la vista, sin una capa de arena que amortiguara una mala pisada. Sobre los cantos se asentaban los 8 maltrechos bancos de la iglesia, pupitres en el funcionar de cada día como escuela. En las paredes se sujetaban difícilmente dos pedazos de madera, que hacían las veces de pizarras. Sin paneles o paredes, que pudieran dividir las diferentes "aulas", los cuatro profesores (dos mujeres y dos hombres) impartían y compartían las clases en el mismo espacio, sin divisiones.

    CESAL al escuchar esta justa petición hizo el esfuerzo de transmitirlo por varios lugares, a varias entidades en España y, encontramos respuesta. Gracias al apoyo de la población de un pequeño pueblo de la serranía de Córdoba, Doña Mencía, y con la ayuda de otras instituciones, un año y medio después la alegría y los rostros de los pequeños y mayores de Palmis Tampé, transmiten que este sueño comunitario se hizo realidad. La nueva escuela, "École Prébytèrale St. André de Palmiste Tempé", comenzará a funcionar en septiembre en un nuevo edificio para el curso escolar 2012-2013.

    Tres días antes de la inauguración y ceremonia de entrega de llaves del día 13 de julio, la alegría y el entusiasmo ya se sentía al entrar a la plazoleta de la localidad. Toda la comunidad se ha volcado para preparar el acto, fregar todo el edificio, hacer pequeñas decoraciones, guirnaldas en papel de colores, colgar la pequeña pancarta que anuncia el gran día. Mujeres, hombres, niños y niñas se afanaron en ponerle la mejor cara a la escuela.

    Llegó el gran día. El sol que había estado radiante durante estos días pasados, no se dejaba ver. La lluvia del día anterior había dejado el acceso a la escuela prácticamente inaccesible. La mañana estaba gris y con lluvia, pero no importaba pues era el gran día y la ilusión y la alegría de este momento se sobreponían a las malas condiciones climáticas. Poco a poco iban llegando las personas invitadas: representantes de todas las localidades en las que trabajamos. No preparamos un gran programa oficial, pero ante la buena respuesta de la población a nuestra invitación, ante la presencia de autoridades, improvisamos sobre la marcha un programa para la mañana. La espontaneidad y el derroche de ilusión del personal técnico de CESAL han contribuido a que el acto haya tenido un verdadero significado. Se fueron sucediendo las presentaciones, las palabras, los  agradecimientos, que se compenetraron de forma continua con las risas, la alegría, los aplausos y la música.

    La fiesta y el griterío estallaron en el momento en que Egido Sanz, la Coordinadora de CESAL en Fonds Verretes de CESAL Haití, entregó oficialmente las llaves y algunos materiales escolares a la institución responsable de esta escuela, la Parroquia de Fonds Verretes. La comunidad, en un discurso preciso y emotivo, agradeció el esfuerzo de todas las personas de Palmis Tampé, que con su granito de arena, hicieron posible la compra del terreno donde se ha construido; y han agradecido a CESAL y a Cáritas el esfuerzo, acompañamiento y trabajo que se realiza conjuntamente.

    Por fin, este sueño de padres y madres de Palmis Tampé, se ha hecho un poco más realidad. Estos niños y niñas tienen ahora un espacio en mejores condiciones para asistir a las clases; las maestras y maestros darán las clases con más independencia; y la comunidad dispone de un centro, que fuera de las horas de la escuela, servirá de centro de reuniones, de centro de formación de adultos, de centro cultural.

    Nos quedamos con el brillo en los ojos y las sonrisas de cada una de las personas que aquel día estaban presentes. Pese a llevar lodo en los zapatos, pese a estar mojándonos bajo la lluvia, se inauguraba la escuela de la esperanza, se inauguraba una nueva etapa de ilusiones.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    `Diez minutos con el capo de los bandidos`

     

    Más de dos años después del terremoto, Haití parece haber vuelto a enero de 2010. «La situación no mejora, es más, degenera. El país no encuentra la forma de recuperarse, no hay ayudas y la violencia no deja de crecer». Son palabras de sor Marcella, hermana de la Fraternidad Franciscana Misionera con la que CESAL mantiene una estrecha relación de amistad. Lleva desde 2005 en Waf Jeremie, el barrio de chabolas más pobre y peligroso de Puerto Príncipe.

     

    La población es presa de una rabia creciente y un gobierno inestable. Basta pensar que el actual primer ministro - el cuarto en un año - lleva pocos días en el cargo. ¿Y las ONG con sus proyectos humanitarios puestos en marcha al día siguiente del terremoto? «Se han marchado casi todas. Y también se han apagado las cámaras. Porque el estado de emergencia a nivel internacional se considera terminado». Sin embargo, no es así. Nos cuenta que ayer murió de hambre un niño que vivía a cien metros de su hospital pediátrico: «La necesidad ha llegado a tales proporciones que ya no se puede responder».

     

    Sor Marcella ha sido misionera en varios países del mundo, pero dice que nunca ha visto una situación tan límite. «Aquí la vida coincide con el dolor. Por eso, lo primero que tenemos que ofrecerles es una esperanza, lo que no significa "eliminar" el mal». ¿Pero cómo es posible hablar de esperanza aquí? La gente ha empezado a reorganizarse en bandas para apropiarse del territorio y realizar actividades de contrabando. «El pasado agosto uno de los grupos más fuertes del barrio mató a Lucien, un chico que era mi mano derecha: era un ex bandido, pero llevaba siete años trabajando conmigo. Me ayudaba en la gestión de las actividades». Desde que le mataron, sor Marcella ha quedado al descubierto. «Claramente, ese homicidio era un mensaje dirigido también a mí».

     

    Desde octubre los problemas se han intensificado. El 15 de mayo un grupo de bandidos disparó contra dos de "sus" voluntarios italianos, que trabajan con ella y con una docena de haitianos. «Probablemente estaban drogados, porque nunca disparan contra los blancos». Ese día la banda les chantajeó, les obligó a pagar un rescate. Sor Marcella les dio dinero sólo una vez, luego pidió ver al jefe de la zona: el mismo que, hace siete años, le permitió iniciar su misión. «No lo hice porque pidiera mucho dinero, la suma no era gran cosa, sino porque no quiero que nos sometan a su poder».

    El capo vive en una lujosa villa, lejos del suburbio de Waf Jeremy. Sor Marcella entró en su casa y le desafió: «Le pedí que mirara lo que estaba sucediendo a nuestro alrededor. ¿Cómo podía no darse cuenta del bien que está sucediendo? Bastaba con ir al fondo de lo que veía». De hecho, se dio cuenta. Le dijo: «Tú estás construyendo la paz como nadie lo ha hecho nunca en Waf. Yo quiero esta paz para mí y para mi gente». «En aquel instante, se reconoció hombre», dice Sor Marcella. ¿Qué ha sido necesario para que cediera? «Diez minutos». Después de dos horas de conversación preliminar, como es la costumbre, cuando por fin llegaron al "quid" de la cuestión, en «diez minutos» se rindió. «Ese hombre no es distinto a mí», afirma sor Marcella. Y repite dos líneas de la carta de Julián Carrón en la Repubblica: «"Sabedores de nuestra debilidad por no haber dado un testimonio suficiente ante ellos; y esto nos hace más conscientes de la necesidad que tenemos también nosotros de la misericordia de Cristo". Leo esta carta todos los días. Porque es de esa necesidad de donde nace mi deseo de mirar a la cara todo, también al capo más despiadado». ¿Pero no tiene miedo? «Aquí siempre tenemos miedo, cien veces al día. La gran mayoría de la población va armada. Por eso lo pongo todo en manos de Otro. Yo no busco el martirio, y a veces deseo irme de aquí».

     

    El peligro es verdaderamente alto, las dificultades incontables y la pregunta siempre la misma: ¿por qué quedarse? «Para amar a Cristo y a la Iglesia, porque no existe ninguna realidad en el mundo que impida al corazón del hombre amar a Cristo. Cuando mi arzobispo me envió aquí me dijo: "Lleva a Cristo y a la Iglesia". Irse ahora significaría decir que Cristo no vence: que Cristo vence significa que no existe un lugar en el que no se pueda amar su Presencia».

     

    Eso no quita que se hayan dado un plazo de seis meses para decidir qué hacer. En los últimos días, la clínica ha sido blindada con candados por los bandidos y «si la situación empeora, habrá que valorarlo», concluye sor Marcella, que tiene en proyecto una nueva guardería, la Reina de la Paz, para separar a los niños más pequeños de los grandes. Los espacios empiezan a ser insuficientes para tener a los niños de cuatro a diecisiete años todos juntos. La ONU está preparando el terreno gratuitamente, pero falta todo lo demás. Sin embargo, lo esencial está: «Pueden hacernos de todo. Pero ni siquiera que nos obliguen a quedarnos encerrados en casa nos puede quitar la posibilidad de amar a Cristo».

    Fuente: www.revistahuellas.org

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    ¡Pero no te olvides de Haití!

    El estreno en La 2 del documental "Haití, tierra de esperanza" fue visto por 251.000 personas. El documental, realizado por el periodista Asier Reino en colaboración con CESAL, mira a la cara la actual situación de un país de siempre olvidado por todos, ya antes del terremoto que lo devastó en 2010, en el que más de uno ve que hay esperanza.

    Ahora, la pregunta que nos hace el periodista Kompe Filo a cada uno de nosotros al final del documental es el desafío que se nos lanza después de haberlo visto: "Y para ti, ¿hay esperanza en Haití? ¿Y en el mundo?".

    Y sobre todo, lo importante es que ¡no te olvides de Haití!

    m

    m

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Entrevista en La 2

    "En momentos de tragedia a veces sale, paradójicamente, lo mejor del ser humano: ese deseo de querer construir, de querer implicarse, mientras que en otros contextos estamos más dormidos y ese deseo no se tiene a flor de piel. Nosotros en Haití hemos visto lo primero, y es una esperanza."

    En su intervención, que ha girado en torno al país caribeño que fue asolado por un terremoto en 2010, Pablo ha subrayado que en CESAL se parte de la persona: "Nosotros vemos la esperanza en las personas, con nombre y apellido; en el pueblo haitiano."

    Asier Reino, por su parte, ha contado cómo ha sido para él la experiencia de volver a Haití: una experiencia que, aunque no le ha borrado de la mente el horror que vivió durante su primera estancia en 2004, sí le ha ayudado a ver que es posible un cambio en este país, principalmente gracias a las personas.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL en La 2

    h

    El próximo domingo, 27 de mayo, TVE emitirá en La 2 el documental "Haití, tierra de esperanza" a las 23:00 horas. El documental, dirigido por el periodista Asier Reino, aborda la cuestión haitiana a raíz del terremoto que asoló al país en enero de 2010. En él intervienen personajes del mundo público como son el cocinero José Andrés, los periodistas Juan Ramón Lucas, Vicente Romero y Kompe Filo, el dibujante Antonio Forges, el cineasta Arnold Antolín o la historiadora Suzy Castor. También interviene Soraya Rodríguez, anterior Secretaria de Estado de Cooperación al Desarrollo.

    Asier Reino viajó a Haití con su equipo aceptando el desafío que le lanzó CESAL: "En Haití es posible la esperanza". Por eso, el hilo conductor del documental se vertebra en esta cuestión dando lugar, en sus 54 minutos de duración, a conversaciones sobre la historia haitiana, el terremoto, la violencia, la organización social e, incluso, la economía global y el sistema político mundial.

    Afirmaba Pablo Llano, director de CESAL, en el documental: "Yo no puedo responder a la pregunta de si hay una esperanza para Haití sin preguntarme a mí mismo si hay una esperanza para mí."

    Para difundir el estreno en televisión, este viernes 25 de mayo se realizará una entrevista al director de "Haití, tierra de esperanza", Asier Reino, y al director de CESAL, Pablo Llano, a las 12:30 horas en el programa Para Todos La 2, que servirá como aperitivo para el estreno del documental el domingo.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    El día que se puso la primera piedra

    El día que pusimos la primera piedra del Centro de Formación me vino una imagen a la cabeza: un padre sentado sobre una piedra del parque que mira a sus hijos jugar. Su mirada delata cuánto está disfrutando viendo a los niños. Cualquiera habría podido pensar que se trataba de un niño, por el gran brillo de sus ojos. En su rostro se adivinaba el gozo que experimenta quien ha deseado algo grande durante toda su vida y, de pronto, ese algo ha llegado y está ante sí. El cansancio de este hombre, aunque evidente, se queda en nada comparado con la alegría que en él reside.

    Este episodio me recuerda al Padre Anicette, párroco de la parroquia de Notre Dame de Lourdes en Cité Militaire, Puerto Príncipe, quien, una vez terminada la Ceremonia de Bendición de la primera piedra del futuro Centro de Formación, al contrario que los demás, que ya volvían a sus casas, se quedó en el lugar, conmovido. Miraba a los obreros que, con sus máquinas, empezaban a limpiar el terreno. Ésta es una de las imágenes que más vivamente guardo de aquel día.

    Habíamos empezado temprano a preparar los últimos detalles. Queríamos que todo saliera bien. Además, al tratarse de una ceremonia, teníamos que cuidar especialmente cada pequeño detalle cultural. Nos organizamos por grupos, teniendo cada uno nuestra propia responsabilidad. Como sucede cuando se vive el estrés del último minuto, hubo algunos fallos: olvidamos una cosa en la oficina, habíamos hecho mal un póster... Pero nada grave.

    Una vez llegaron todos los invitados comenzó la ceremonia religiosa, que giró en torno a la bendición y colocación de la piedra. Después de los diferentes discursos, terminamos con una pequeña presentación de todo el trabajo que CESAL desarrolla en Cité Militaire. Además de los equipos de oficina y de terreno de CESAL, estuvieron presentes representantes de varias entidades oficiales, de nuestras contrapartes, asociaciones locales y del pueblo de Cité Militaire.

    El motivo último del trabajo: desarrollarse como persona

    De lo que se dijo en los discursos, me impactó lo que dijo Maria Leitão, Directora de CESAL Haití: "el trabajo es el ámbito en el que el hombre descubre quién es y donde tiene una dignidad insustituible". En un país donde el trabajo se plantea solamente como algo que te permite satisfacer tus necesidades primarias (p.e. comer), es decir, sobrevivir económicamente, el discurso de María fue rompedor: para ella, el motivo último del trabajo es desarrollarse uno como persona. Sus palabras hicieron mella en mí, ayudándome a entender por qué trabajo yo. Fue volver a descubrir que todo el mundo, incluso los más pobres, esperamos que se nos hable de quiénes somos y de hacia dónde vamos.

    Para llegar a este momento, ponernos a construir un nuevo centro de formación, fue necesario dar una serie de pasos. Uno de los puntos más importantes fue la identificación de las necesidades locales, trabajo hecho con ayuda del Instituto Nacional de Formación Profesional de Haití y apoyado en encuestas realizadas a jóvenes y empresas de Cité Militaire. Después, la realización de todo el proyecto arquitectónico y de obra, y el diálogo con la comunidad y la parroquia. Pero esto es tan sólo la primera piedra. Hay todo un recorrido por delante, con muchos y exigentes desafíos.

    La educación, alimento de los haitianos

    La presencia de los medios de comunicación me impresionó mucho también; en concreto, de dos canales de radio y televisión que tienen una elevada audiencia en Haití. Esto ha servido, sin duda, a dar una mayor visibilidad a CESAL.

    No obstante, hay algo que me impactó más profundamente y de lo que ya había sido consciente durante mi trabajo: para los haitianos la educación es como el alimento. Y esta es la razón por la que en uno de los barrios más problemáticos de Haití, uno de los países más pobres del mundo, azotado por catástrofes naturales, se decide construir un centro de formación.

    El padre sentado sobre una piedra que evocaba a aquélla que acababa de inaugurar el centro continuaba mirando a sus hijos en "movimiento". Cansados, sus ojos seguían, no obstante, llenos de alegría, siendo reflejo de lo que aún acontecía ante ellos. Igual que sucedió ante nuestros propios ojos. 

    Tiago Maymone, Coordinador del Proyecto

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL aparece en `Príncipes do Nada`, RTP1

    CESAL apareció en la televisión portuguesa RTP1 en su programa "Príncipes do Nada" ("Príncipes de la Nada"), que está centrado en cooperantes portugueses en el mundo. En este caso, María Leitao, Directora de CESAL en Haití, fue la protagonista.

     

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Estreno del documental `Haití, tierra de esperanza` en Caixa Forum
    http://www.cesal.org/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=1483&te=273&idage=1920&vap=0
    Una escuela importada por la sociedad civil

     

    Tras el terremoto que asoló Haití en enero de 2010 surgió en Doña Mencía, pueblo de la serranía cordobesa de 5.000 habitantes, un movimiento ciudadano que, por propia iniciativa y de manera espontánea, buscó la manera de conseguir el apoyo de toda la población menciana y de algunos pueblos limítrofes para recaudar fondos destinados a ayudar a los afectados por esta catástrofe.

     

    Así fue como surgió el colectivo "Doña Mencía con Haití", capaz de recaudar junto al Ayuntamiento 24.600€ y de promover la construcción de una escuela en Palmis Tampé, Fonds Verretes, de la mano de CESAL. Hoy, dos años después, la generosidad de todas las personas, colectivos e instituciones que apoyaron este proyecto, ya sea a través de su aportación económica o con su trabajo, ha dado su fruto. La escuela de la esperanza o Colegio San Andrés, como lo ha nombrado la comunidad, es una realidad y está siendo usada por un gran número de niños y niñas.

     

    El pasado jueves, 12 de abril, el colectivo de Doña Mencía realizó en la Casa de la Cultura Juan Valera de Doña Mencía un acto de rendición de cuentas ante el pueblo. El encuentro contó con la asistencia de Rosny Evariste, Consejero de la Embajada de Haití en España, Juana Baena, alcaldesa de Doña Mencía, José Fernández Crespo, Director de Relaciones Externas de CESAL y Francisco Manuel Fernández, miembro del colectivo.

     

    Con anterioridad se desarrolló un pequeño acto en el consistorio de la localidad y se visitó una Exposición Fotográfica donde se pudo comprender el proceso de construcción de la escuela. En dichas fotografías también se pudo ver a las personas, colectivos y entidades que han colaborado para que este proyecto pueda ser una realidad.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Estrenamos el documental `Haití. Tierra de esperanza` en EncuentroMadrid


    El pasado sábado 24 estrenamos en EncuentroMadrid el documental Haití, tierra de esperanza ante 200 personas. Nos acompañaron su director, Asier Reino, de Lacomuna Vertical y Javier Goizueta, Director General de Cooperación al Desarrollo y Voluntariado de la Comunidad de Madrid.

    Tras una breve presentación de Javier Gavilanes, Director Adjunto de CESAL, Javier Goizueta alabó la calidad del documental y su capacidad para sensibilizar al público sobre lo ocurrido en Haití y sobre las posibilidades de recuperación en un país con sus dificultades. Por ello invitaba al público a difundirlo y hacerlo llegar al mayor número posible de gente. Por último, Asier Reino introducía a los aspectos más técnico del documental, que tiene un "ritmo intenso", por lo que invitaba a tomarse después el tiempo para reflexionar sobre lo visto.


    ¿Hay esperanza en Haití?

    Éste es el desafío que CESAL lanzó al periodista y realizador de cine Asier Reino en la primavera de 2011. Asier, que visitó Haití en 2004, un momento de graves disturbios y conflictos en Puerto Príncipe, juró no volver al país jamás e incluso firmó un reportaje titulado "Haití, un lugar sin esperanza".

    Así comienza Haití, tierra de esperanza, un proyecto de la productora Lacomuna Vertical en colaboración con CESAL y el apoyo de la Comunidad de Madrid y Micrópolix.

    En sus 55' de duración se plantea la pregunta que vertebra todo el documental: ¿hay esperanza en Haití? A partir de esa pregunta se suceden diálogos sobre otros temas como la historia haitiana, la economía, el terremoto, la violencia, la sociedad... Una provocación que se lanza a diferentes personajes públicos de aquí y de allí: en España el dibujante Forges, el cocinero José Andrés, los periodistas Juan Ramón Lucas y Vicente Romero o la política Soraya Rodríguez - anterior Secretaria de Estado de Cooperación Internacional -; en Haití con la historiadora Suzy Castor, el periodista Kompe Filo, el cineasta Arnold Antolín, el cooperante de Cesal Jordi Bach, o la misionera franciscana Sor Marcella.

    Micropolix durante todo 2012 programará diferentes actividades de sensibilización dirigidas a familias, niños y jóvenes alrededor de este documental.

    Haití, tierra de esperanza es una mirada abierta y profunda a la realidad de un país marcado por su historia y su naturaleza donde hay personas que luchan con fuerza por su futuro; personas que sí tienen esperanza en Haití.

     

    ¿Todavía no has visto el teaser del documental? Échale un vistazo aquí.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL en La2: Acción Directa. Último capítulo.

    En este último capítulo, Jorge Calero se enfrenta a problemas en la construcción de un colegio y a su propia soledad lejos de su familia. Pero, ¿vale la pena?

    Alternando con las historias de otros cooperantes por el mundo, Jorge nos acerca a los abrigos de Puerto Príncipe y la pobreza de la zona rural de Fonds Verrettes, mostrando cómo acompaña a un pueblo de trabajadores incansables a construir su propio desarrollo, cada día.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL en La2: Acción Directa, Cap. II

    Segundo episodio del programa Acción Directa en el que podréis seguir a Jorge Calero, cooperante en Haití, en el día a día de su trabajo con cámara en mano. En este segundo episodio nos acerca a la zona rural de Fonds Verrettes, el lugar donde desarrolla la mayor parte de su trabajo, acompañado por Jordi y la delegación de la sede central de CESAL, desde Madrid.

    Vemos de cerca los rostros de los habitantes de la zona, la relación con los trabajadores haitianos de los proyectos y la implicación de los beneficiarios en su propio desarrollo.

     

     

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL en La2: Acción Directa

    ¿Qué hace un cooperante desde que se levanta hasta que se acuesta? ¿Cómo vive? ¿Cómo son sus buenos - y sus malos - momentos?

    ¿Cómo trabaja con el equipo local? ¿Por qué no se ha reconstruido aún Haití? ¿Cómo se implican los haitianos en su desarrollo? ¿Qué quiere decir el método de CESAL en la práctica?

    En este primer episodio podéis conocer a Jorge Calero, cooperante de CESAL en Haití que ha repartido su trabajo entre la zona rural de Fonds Verrettes, sumida en la pobreza, y la capital Puerto Príncipe, que muestra aún todas las consecuencias del terremoto. Nos presenta al equipo de CESAL (cooperantes y trabajadores locales) y el tipo de proyectos que se coordinan.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Teaser del Documental `Haití: Tierra de Esperanza`

    Con motivo del segundo aniversario del terremoto de Haití CESAL - junto a la productora la Comuna Vertical, financiado por la Dirección de Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid y con la colaboración de Micrópolix - lanza el documental "Haití: Tierra de Esperanza",  que muestra el punto de vista de periodistas, cooperantes, políticos, artistas haitianos y españoles y, cómo no, de personas anónimas que viven con esperanza el futuro de Haití. Entre otros, hemos contado con la colaboración de Juan Ramón Lucas, Soraya Rodríguez, José Andrés, o Forges.

    Personas que tienen esperanza en Haití porque ya está todo en Haití. Porque el cambio en Haití ya es posible desde el momento en el que una persona cambia. Es decir, "En la raíz del desarrollo, el factor humano", lema de la última campaña de sensibilización de CESAL realizada en el mes de diciembre en toda España.

    El documental se estrenará el sábado 24 de marzo en EncuentroMadrid www.encuentromadrid.com

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Dos años después: Haití tierra de esperanza


    ¿Dónde está la esperanza en Haití?

    Desde el año 2007 CESAL - ONG española de cooperación internacional e inmigración - apuesta por el desarrollo en Haití. Todos los días nuestros técnicos en el país (4 cooperantes expatriados y más de 70 profesionales haitianos) son testigos de que, hoy más que nunca, hay esperanza en este país latinoamericano. No se trata de una frase hecha, sino de la conciencia de que el factor original del desarrollo es la persona.

    Jordi Bach, director de proyectos de CESAL en Haití y uno de los pocos cooperantes españoles sobre el terreno que vivió el terremoto en el año 2010, testimonia el método con el que CESAL trabaja en el país caribeño:

    "Hay esperanza en Haití. Si uno se pone a leer un informe de Naciones Unidas o unos macro indicadores, parece que dicen lo contrario. Pero en mi trabajo, en mi vida, cuando estoy delante de una persona no me vienen a la cabeza ninguno de esos macro indicadores. Ni esa persona sabe nada de las cifras. Sin embargo, cuando trabajamos juntos con una familia, un niño, alguien que pone en marcha un negocio, una mamá que aprende a alimentar a su hijo, una asociación... vemos personas que entienden que su vida sí puede mejorar y tienen esperanza. Y yo en mi día a día veo ese cambio en las personas, en cosas demostrables, no utópicas".

    CESAL trabaja actualmente en Cité Militaire, una barriada al norte de Puerto Príncipe donde viven 45.000 personas. En la capital hemos apostado por apoyar el sector educativo y nutricional enfocando nuestra intervención en la infancia y las familias para responder a la realidad que nos encontramos en nuestro día a día.

    Emergencia educativa

    CESAL afronta el trabajo en el sector de la educación porque Haití vive una grave crisis educativa. Hay cerca de tres millones de niños y adolescentes en edad escolar. En la educación primaria sólo la mitad de los niños están escolarizados y en secundaria sólo uno de cada cinco asiste regularmente a la escuela. Nos encontramos con más de un millón de menores en edad escolar que tienen acceso a la educación. La situación se agravó desde el terremoto ya que la mitad de las 15.000 escuelas de primaria y de las 1.500 de secundaria fueron destruidas o gravemente dañadas, disminuyendo el número de plazas disponibles. En Haití el 80% de las escuelas son privadas (donde el 55% de la población vive por debajo del índice de pobreza - 1,25$ por día -) y, si sumamos el coste de libros, uniforme escolar y otros materiales, la educación se convierte en una carga imposible de afrontar. Por último, existen problemas socio-culturales como la falta de comprensión sobre la importancia de la educación, familias desestructuradas o el fenómeno de los niños restavek que abandonan sus familias en el campo para realizar tareas domésticas en las ciudades. Este último fenómeno afecta al 5% de los niños haitianos. La familia rural deja a su hijo ofreciéndolo a sus familiares (cercanos o lejanos) en la ciudad que se encargan de él. En la familia receptora el niño es un inquilino de segunda: hace las tareas del hogar y recibe comida, pero no va al colegio y no recibe las mismas atenciones que los hijos de la familia.

    Una respuesta orgánica, historias de protagonistas.

    Para responder a toda esta realidad CESAL ha establecido una estrategia de trabajo en el barrio de Cité Militaire, en Puerto Príncipe, que intenta relacionar las causas de la situación (económicas, falta de infraestructuras, aspectos socio-culturales...) con los actores implicados (niños, familias y escuelas).

    • Infancia: Nuestro equipo en el terreno, en colaboración con la comunidad, identifica aquellos menores en situación de mayor desprotección y vulnerabilidad (menores abandonados, en mendicidad, restavek, niños que no acuden a la escuela, etc.) Después de hablar con sus familias y explicarles nuestra intervención, les invitamos a asistir a alguno de nuestros Espacios de Apoyo Psico-social (los llamados "Coins des Enfants"), donde participan, por grupos de edad, en actividades educativas y recreativas, reciben atención psicológica y se les prepara para su reinserción escolar. CESAL ha abierto ya cuatro Espacios en Cité Militaire (ubicados en cuatro escuelas del barrio), con más de 125 niños beneficiados. Además, hemos puesto en marcha un Centro de Apoyo Nutricional: un equipo local compuesto por pediatras, enfermeros, nutricionistas, trabajadores sociales y promotores es el responsable de evaluar el estado nutricional de los niños del barrio, dar tratamiento a aquellos con malnutrición y aconsejar a las madres sobre la lactancia y la alimentación de sus hijos.

    Alexandra tiene 12 años y vive en un campo de desplazados. Su famila, marcada por el maltrato del padre y su desaparición en el terremoto, la deja en manos de un familiar en Puerto Príncipe. En su nuevo hogar, Alexandra está obligada a realizar las tareas domésticas, no va a la escuela y es maltratada: se ha convertido en una "restavek". Tras el apoyo psicosocial que CESAL ha prestado a su familia, Alexandra ha vuelto a vivir con su madre y está escolarizada de nuevo. "Ahora", dice Alexandra, "me siento como en casa".

    • Familia: los trabajadores sociales de CESAL también ofrecen apoyo psicosocial a las familias de nuestros menores beneficiarios, mejorando su autoestima y la relación con sus hijos, lo que incide en una mayor responsabilidad y protección hacia ellos. En casos de niños restavek y otros casos de abandono, se intenta localizar a sus familias de origen y hacer reinserción familiar. Paralelamente se estudia la forma para que la familia aumente sus ingresos, normalmente creando o fortaleciendo su negocio o actividad productiva informal. El adulto responsable recibe formación sobre gestión de negocios y ahorro, así como un kit de productos o materiales para su actividad económica, que será visitada y acompañada por nuestros técnicos durante un periodo. Según el caso, especialmente con las madres solteras más jóvenes, también se les beca en alguno de los cursos de formación profesional que CESAL promueve, con el fin de que adquieran un oficio. A cambio de recibir esta donación, las familias se comprometen a escolarizar a su hijo.

    Eugène desconocía cómo debe ser el comportamiento de los niños según la edad, qué comportamiento puede esperar y cómo corregirlos, por lo que termina por maltratarlos. Después de asistir a la formación para padres que CESAL desarrolla en las escuelas, se sabe mejor preparada para ecucarlos: no les maltrata y ha sabido crear un clima de confianza y diálogo con ellos. Además les envía al colegio y sigue su evolución en contacto directo con la dirección de la escuela.

     

    • Escuela: las escuelas del barrio de Cité Militaire que participan en nuestros proyectos tienen un papel fundamental en nuestra estrategia, son las llamadas "escuelas colaboradoras". CESAL apoya la mejora de la calidad educativa de estas escuelas mediante su reconstrucción o la reparación de los daños sufridos por el terremoto, la dotación de equipamientos escolares y un paquete de formación para los maestros y padres de familia. Como contrapartida, las escuelas becan con estudios gratuitos durante tres años a los niños que atendemos en los Espacios de Apoyo Psicosocial, por lo que gracias a esta iniciativa son reinsertados en el medio escolar. Durante 2011, CESAL trabajó con cinco "escuelas colaboradoras", las cuales escolarizaron gratuitamente a 79 niños. Finalmente, y como parte de nuestra estrategia de promoción de la escolarización, CESAL ha entregado desde el terremoto cerca de 1.000 kits con materiales escolares (uniforme, libros, cuadernos, etc.) a niños de familias en precariedad económica.

    Guerline, Brytilien y Louis son profesores de una de nuestras escuelas colaboradoras, sin ninguna formación en pedagogía ni bases en la práctica de la enseñanza. Gracias a la formación de CESAL, ahora están en condiciones de realizar un plan de estudios según las etapas de cada curso, formular objetivos específicos de aprendizaje o programar una planificación pedagógica mensual y anual. En definitiva, para ofrecer una educación de calidad a sus alumnos.

    El futuro.

    Además del trabajo anterior y con la cofinanciación de Cáritas Portuguesa, CESAL ha iniciado la creación y puesta en marcha de un Centro de Formación Profesional para jóvenes sin recursos del barrio de Cité Militaire, enfocado a oficios del ámbito de la contrucción civil - una de las principales demandas para la necesaria reconstrucción del país -. Ubicado en el terreno de un antiguo "abrigo" o campo de desplazados, el Centro permitirá mejorar sus oportunidades de inserción laboral, con capacidad para 360 alumnos.

     

    Con motivo del segundo aniversario del terremoto de Haití CESAL, junto a la productora La Comuna Vertical, lanza el documental "Haití: Tierra de Esperanza", financiado por la Dirección de Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid y con el apoyo de Micrópolix.  Entre otros, hemos contado con la colaboración de Juan Ramón Lucas, Soraya Rodríguez, José Andrés, o Forges.

    Haz clic en la imagen para ver el teaser.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL y ABB iluminarán Palmís Tampé, en Haití
    Alumnos de la futura `Escuela de la Esperanza`


    CESAL gana el Sexto Concurso de Proyectos Sociales de ABB, que financiará un Proyecto de iluminación y electrificación mediante energía solar del centro urbano y una escuela comunitaria en Palmis Tampé (Haití), una región rural cerca de la frontera con República dominicana donde CESAL trabaja desde antes del terremoto de 2010.

    El objetivo de este proyecto es mejorar de la calidad de vida de los habitantes de Palmis Tampé, una pequeña aldea que actualmente está desconectada de la red eléctrica nacional del país. Debido a este déficit de infraestructura energética, el municipio no tiene alumbrado público y sus habitantes en muchos casos no disponen de medios para comprar y mantener generadores para sus hogares. Esto limita las posibilidades de desarrollo del pueblo y paraliza la actividad después de anochecer.

    Con el proyecto se instalará una primera red de alumbrado público, mediante farolas alimentadas por energía solar, en los puntos céntricos y accesos de la aldea, con el objetivo de aumentar las posibilidades de reuniones sociales y actividades colectivas, y de ofrecer mayor seguridad en los desplazamientos nocturnos.

    Modelo de farola solar que se instalará

    También se dotará de electricidad a la única escuela comunitaria, "Lekòl Lespwa" (la Escuela de la Esperanza) que CESAL está construyendo actualmente, mediante la instalación de paneles solares, que aportarán suficiente electricidad para la iluminación nocturna de las aulas, y el uso de ordenadores y equipos de audio. Esto permitirá a los alumnos del colegio estudiar y leer en las horas de oscuridad, y permitirá al pueblo llevar a cabo actividades de ocio, como la proyección de películas y de eventos deportivos, o la realización de actividades musicales. Este nuevo acceso a electricidad también servirá como punto comunitario de carga de teléfonos móviles, algo muy importante para una población tan aislada, que con frecuencia necesita comunicarse con sus familiares en Puerto Príncipe o con los diferentes intermediarios para el desarrollo de sus actividades comerciales.

    Es importante entender que la dispersión de los hogares es algo característico en las localidades del medio rural haitiano, y que esto dificulta enormemente algunos procesos de desarrollo, tales como el acceso a los servicios mínimos, las capacidades organizativas de la comunidad o la comercialización de los productos recolectados, y conducen al mayor aislamiento de las familias.

    Este proyecto, mediante el apoyo a las actividades colectivas y el fortalecimiento del centro urbano, pretende unir a la población y reforzar el sentimiento comunitario, y así favorecer el desarrollo de la localidad.

     

    En el concurso también fue premiada la asociación DAJLA, Solidarios con el Pueblo Saharaui.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    Comienza la construcción de la Escuela de la Esperanza


    Comenzamos a ver los cimientos del futuro centro educativo Lekòl Lespwa (la Escuela de la Esperanza, en criollo), contruida en colaboración con toda la comunidad, que dará educación a 240 niños de la zona y servirá como punto de referencia para toda la región.

    Fonds Verrettes es un municipio montañoso de Haití, cerca de la frontera con República Dominicana. Es la primera región donde CESAL comenzó a trabajar en 2007 con el cooperante Jordi Bach, antes de que el terremoto de 2010 nos llevara a la capital, Puerto Príncipe, con un proyecto de soberanía alimentaria. Hoy Jorge Calero ha tomado el testigo y dirige dos proyectos, uno de seguridad alimentaria, nutrición y acceso al agua y otro de apoyo al crecimiento económico sostenido y respetuoso con el medio ambiente. Durante este tiempo se ha logrado una relación muy cercana con cada una de las familias que componen su población, una población especialmente dinámica y responsable, que siente que sus necesidades son escuchadas y que responde de forma comunitaria a las necesidades que se les plantean.

    En la pequeña aldea de Palmis Tampé, al norte de la capital de Fonds Verrettes, los niños reciben educación en una iglesia que está en obras  desde hace cinco años. Esa situación no ha impedido que se persevere en el intento de proporcionarles una educación con la mejor calidad posible.

    La situación material de la iglesia donde se imparten las clases es muy precaria: sin puertas ni cristales, con el suelo cubierto de piedras y basura, hay escasez de bancos, las pizarras están prácticamente inutilizables, y el local en general se encuentra en malas condiciones, creando además un riesgo para la seguridad de los alumnos en su uso diario.

    Después de la emergencia del terremoto, los vecinos de Doña Mencía, en Córdoba, se unieron para recaudar fondos que permitieran constuir, equipar y poner en marcha de una escuela en la localidad de Palmis Tampé. Con ese proyecto construiremos un centro con cuatro aulas para la impartición de las clases; estará dotado con material educativo y se repartirá material escolar a los alumnos para favorecer el correcto seguimiento del curso escolar.

    El colegio madrileño de El Pilar, a su vez, decidió colaborar con la construcción de la escuela convirtiendo la estuctura básica del proyecto original en un centro educativo completo, que contará con una biblioteca equipada, un huerto y una granja y sala para la dirección, corriente eléctrica a través de paneles solares, además de la formación permanente del profesorado de la zona y la educación medioambiental y agrícola de los alumnos. El centro también será un espacio para acoger las iniciativas socioculturales del centro y de toda la localidad.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

    CESAL comparte en Doña Mencía el comienzo de la construcción de la Escuela de la Esperanza


    Los vecinos de Doña Mencía han podido conocer estos días cómo avanza la construcción de la "Escuela de la Esperanza" en Palmís Tampé (Haití), obra a la que han ido destinados los 24.600 euros que recaudó el proyecto solidario "Doña Mencía con Haití".

    Jorge Calero, Director Territorial de CESAL en Fonds Verrettes, y José Fernández Crespo, Director de Relaciones Externas de CESAL, han realizado un acto informativo en la Casa de la Cultura y han participado en un programa en Onda Mencía Radio con alumnos de 4º de ESO del instituto Mencía López de Haro, en el que han confirmado que ya han comenzado a levantarse los cimientos de las aulas y que se espera que en pocos meses la construcción culmine y el colegio pueda empezar a funcionar.

    El edificio contará con un patio porticado, cuatro aulas equipadas con pupitres, asientos, pizarras y cuadernos para los alumnos. Además, previsiblemente, será el núcleo de un futuro centro social que CESAL tiene intención de construir con otras aportaciones. De este modo, junto a la escuela se podría crear una biblioteca y algún tipo de instalación deportiva con el objetivo de que los beneficiarios dispongan de un lugar de encuentro y reunión.

    El municipio en el que se está realizando este proyecto está situado en una zona montañosa a dos horas y media de Puerto Príncipe. Esta población está considerada como la 130ª más pobre de las 133 localidades o comunas existentes en el país.

    José Fernández Crespo y Jorge Calero han estado además en el IES Mencía López de Haro donde han hablado con los alumnos sobre la situación de Haití y han trabajado con material de los colegios de dicho país. Además, los chavales de Doña Mencía les han entregado algunos mensajes para que se los transmitan a los niños y niñas de la población donde se está construyendo la "Escuela de la Esperanza".

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    `Música de las Américas` - Concierto a favor de CESAL

    El Colegio J.H.Newman, institución que colabora desde hace años con CESAL en proyectos educativos del tercer mundo, junto al guitarrista Keith Rodríguez (profesor de música en secundaria del colegio) y la mezzosoprano norteamericana Anna Tonna, ofrecen un recital de música americana a favor de los proyectos de CESAL en Haití.

    El repertorio de guitarra y voz está compuesto por espirituales negros, canciones folclóricas de los Apalaches, y un recorrido de canciones de diversos países del continente americano. Destaca el  homenaje a Haití a través de las canciones del compositor haitiano más importante del siglo XX, Frantz Casséus.  

    El concierto tendrá lugar en el Auditorio del Colegio Newman el viernes día 6 de mayo a las 21:00 horas.

    Las entradas, con un precio de 10 euros, se venderán a la puerta del Auditorio antes del concierto y se podrán reservar llamando o escribiendo a CESAL:

    91.359.79.06 // rac_arroba_cesal.org

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    Exposición fotográfica: Haití, tierra de esperanza
    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    Furiosa alegría. El carnaval de Jacmel.


    Nada como algo que festejar para alejar una desgracia; nada como sonreír para apartar una tristeza. Algo así debieron de pensar los habitantes de Jacmel, una de las ciudades más acogedoras del país (y de las que más han sufrido los efectos del terremoto de hace un año y del ciclón Thomas hace pocos meses) cuando decidieron, este año sí, celebrar el carnaval.

     

    No me esperaba algo tan impresionante, ni cuando atravesaba la ciudad, ni tampoco cuando subía a una terraza desde donde pensaba que vería pasar a las comparsas. En cuanto me asomé entendí lo equivocado que estaba. Un carnaval no se puede ver desde la altura, desde la distancia, al menos no éste. No podía estar tan lejos de toda esa gente, que llevaba los disfraces como si fuera lo único que importaba en el mundo.

    Así que salí disparado de nuevo hacia abajo, cámara en ristre, a sumergirme entre la gente. Las siguientes horas las recuerdo de forma turbia, como se recuerdan a veces las cosas que han sido muy intensas. Recuerdo que sólo me importaba seguir haciendo fotos a ese mundo que se abría ante mí lleno de luz y colores; recuerdo el intenso calor y las dificultades para moverme entre la gente.

     

    Pero sobre todo recuerdo un sentimiento que se me quedó grabado, algo que sólo pude entender al día siguiente cuando me volvían a la cabeza todas las imágenes, sobre todo aquellas miradas profundas (tan habituales en los haitianos) mezcladas con las explosiones de risas y con la ilusión de los más pequeños. Es el sentimiento de que esa gente llevaba demasiado tiempo con necesidad de reírse, de bailar y de tener algo que festejar. Y se veía en esa alegría, que de sobra sabían que les duraría sólo un día, manifestada de una forma furiosa, casi con rabia. Con esa intensidad, con esa fuerza resonaban los tambores y las trompetas, que hacían subir y bajar el ritmo de forma caprichosa, un ritmo que ya hacía horas que había invadido nuestros cuerpos. Y con esa pasión bailaron las calles de Jackmel, en un día en el que la alegría venció los malos recuerdos y las ganas de vivir del pueblo haitiano volvieron a ser más fuertes que la unión de todas las desgracias.

     Jorge Calero. Director Proyectos de Fonds Verretes

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    Haití un año después: la reconstrucción comienza en las personas


    Una herida abierta.

    Ha pasado un año desde el terremoto que sacudió Haití y que ha supuesto el mayor desafío para el pueblo haitiano y su débil Estado, así como para las ONGs españolas presentes en el país antes del terremoto. Es el caso de CESAL, ONG que trabaja desde 2007 en la zona rural de Fonds Verretes, municipio haitiano de cerca de 50.000 personas, en la frontera con República, Dominicana, donde ha llevado a cabo intervenciones en materia de seguridad alimentaria, desnutrición infantil y acceso al agua potable, además de actuaciones en barrios marginales de Puerto Príncipe.

    Esta experiencia acumulada permitió a CESAL poner todos sus esfuerzos rápidamente en la emergencia y entender la manera de responder y de sentir de la población haitiana. Recordemos que el terremoto dejó 1.500.000 personas sin hogar ubicados en casi 600 campamentos improvisados, más de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos. En los primeros momentos, CESAL respondió a la catástrofe organizando dos campos de desplazados y atendiendo a más de 6.000 personas ofreciendo kits de primera necesidad, instalando letrinas y alumbrado, zonas de basuras y drenajes, creando estructuras de cobijo para más de 600 familias y prestando atención psicosocial a más de 2.400 personas.

    Pero el pueblo haitiano no ha dejado de sufrir en este año. El 19 de octubre apareció el primer caso de cólera en Haití que hasta el momento ha dejado más de 3.600 muertos en todo Haití y que afecta a más de 200.000 personas. Dos semanas después, el ciclón Thomas sacudió la isla, perjudicando a los proyectos que CESAL desarrollaba en la zona fronteriza de Fonds Verretes. Como consecuencia se perdieron grandes cosechas y se destruyó parte de la maltrecha masa forestal. Para paliar esta situación CESAL prestó apoyo agrícola y ganadero a 600 familias repartiendo cabras gallinas y semillas, y dando formación agropecuaria. También desarrolló proyectos relacionados con la recuperación y protección del suelo con la plantación de 6.000 árboles, y la instalación de 15 km. de estructuras anti-erosivas.


    Un pueblo que se levanta.

    A pesar de la gran herida que se abrió en el pueblo haitiano, la respuesta de CESAL comenzó a dar sus primeros frutos. De esta manera, en el mes de septiembre CESAL decide salir de los campos de desplazados que gestionaba y ubicarse en todo el entorno del barrio de Cité Militaire (40.000 personas) en una intervención a medio plazo para favorecer el retorno de las familias a sus hogares, tomar el pulso a sus vidas y normalizar la zona. Ya no se trata de apoyar a poblaciones desfavorecidas de dos abrigos, sino de abrir al barrio completo una acción humanitaria y de desarrollo.

    Actualmente llevamos a cabo programas de apoyo psicosocial post-traumático en todo el área. En el sector educativo hemos reparado tres escuelas y dotado a 600 niños de materiales escolares, además de formar pedagógicamente a 30 docentes. En el aspecto nutricional hemos creado un centro de recuperación donde 300 niños y niñas y más de 500 mujeres son atendidos. En el ámbito sanitario hemos distribuido más de 20.000 pastillas para potabilizar el agua, además de sensibilizar a toda la población de Cité Militaire sobre el cólera y sus consecuencias y derivar los casos más severos a hospitales. También se ha apoyado a 100 personas en la creación y mantenimiento de microempresas para generar pequeños negocios.

    La primera urgencia es la reubicación de las familias, es decir, que dejen de existir campos de desplazados. Para aquellas familias que dispongan de una casa, queremos posibilitar su instalación en las mismas; para las demás familias, CESAL está buscando lugares de ubicación más dignos que los abrigos y con posibilidad de asentamiento a medio y largo plazo.

    Dadas las condiciones de expansión del cólera y otras enfermedades de fácil transmisión, también nos concentramos en reforzar la salubridad y sensibilización, mejorando las condiciones de uso del agua y el saneamiento de las ubicaciones. Por último, CESAL en Haiti está dando sus primeros pasos en el sector educativo, prioritario para una posibilidad real de de desarrollo.

    En estos momentos hay tres cooperantes españoles en la zona y más de 70 trabajadores haitianos desarrollando seis proyectos y programas de intervención. Durante el pasado 2010 hemos destinado más de 550.000 euros al desarrollo de Haití y en 2011 se prevé destinar 1.400.000 euros.  


    Los haitianos son los protagonistas de su desarrollo.

    A través de nuestro trabajo estamos siendo testigos privilegiados de un cambio que se está generando en el pueblo haitiano, tanto en los beneficiarios directos de nuestros proyectos -más de 90.000- como en los trabajadores que forman parte de CESAL. Los haitianos están construyendo en la medida en la que se sienten protagonistas de su futuro. Es sorprendente ver cómo  los más pequeños no han perdido el deseo de jugar, como podrían hacer cualquiera de nuestros hijos, e imitan a sus padres construyendo pequeñas tiendas de campaña con ramas. Su corazón está hecho de la misma naturaleza que el nuestro.

    Vemos cómo los adultos empiezan a asumir responsabilidades que antes eran impensables en un pueblo marcado por la desgracia, cómo son capaces de organizarse y trabajar juntos a pesar de las dificultades, cómo empiezan a desear y creer en un futuro certero para sus familias y su comunidad, en el que que cada cosa que hacen les permite cambiar su barrio.

    Es el caso de Regine, joven trabajadora de una ONG local haitiana. Tras el terremoto, Regine asumió la coordinación de los dos campos de desplazados que gestionaba CESAL, por iniciativa propia, con un compromiso más allá de sus funciones. O de Alfred, estudiante que con un año todavía por delante de ingeniería civil ha sido capaz de reconstruir dos escuelas y realizar los drenajes de los dos campos de desplazados de cara a la época de lluvias. Ambos han pasado el examen más duro de su vida y se han graduado con la nota más alta.


    El corazón que mueve Haití

    En CESAL la prioridad son siempre las personas. O, lo que es lo mismo, trabajamos para que todos los seres humanos puedan tener condiciones mínimas que aseguren sus derechos básicos (salud, formación, alimentación, no discriminación, etc.), y puedan también acceder a aquellos instrumentos y condiciones necesarios para garantizar su propio desarrollo. O, dicho de otro modo, que las personas puedan ser capaces de ser protagonistas de sus vidas. Los trabajadores de CESAL tienen como primera labor fortalecer la autoconciencia de los beneficiarios. Cuanto más entiende una persona quién es y cuál es su valor, más crece en su identidad personal y, como consecuencia, también su identidad cultural. Por eso cooperar al desarrollo también es cooperar a la identidad de los pueblos.

    Nuestro trabajo puede responder a una emergencia pero es, sobre todo, un trabajo generacional, en la medida que nos comprometemos a acompañar a hombres y mujeres en sus distintas etapas de vida y circunstancias. En este sentido, Haití debe ser una prioridad para CESAL y para todos los que comparten este deseo de sembrar lugares donde el ser humano pueda florecer.

    Si quieres apoyar los proyectos de reconstrucción que CESAL está desarrollando en Haití de una manera sostenida, es posible hacer una aportación clicando en la hucha.

    ¡CON TU CORAZÓN PODEMOS CAMBIAR EL MUNDO! 

    El corazón que mueve Haití

     

    Sentados en fila, los padres esperaban pacientemente la distribución de los kits escolares. Una mochila con algún libro dentro: un diccionario, libros escolares, libros para pintar... Al final de la fila, una mesa donde el personal de CESAL tomaba nota del nombre del padre, y reunía las firmas de todos los que recibían esta contribución para sus hijos. La conciencia del valor de la educación es lo que sostenía esta larga espera en pie.

    CESAL empezaba así su proyecto en Cité Militaire para apoyar a las familias afectadas por el terremoto. Un proyecto con un ímpetu integral: apoyo psico-social para los niños, promoción de la escolarización y acciones para la generación de ingresos económicos para las familias. De hecho se trata de un proyecto que tiene diferentes componentes porque el desarrollo no es sólo una cuestión únicamente económica, sino que tiene sus raíces en lo más profundo de la persona. Con todo, CESAL abría una nueva oficina en Cité Millitaire a principios del año escolar, en octubre.

    Sin embargo, como todo en Haití, ha sido un comienzo difícil: llegaba el Huracán Thomas, que angustió  a toda la población haitiana. Los estragos no han sido tan violentos como se creía; los campos de desplazados se han mantenido en pie. Pero en cuanto a la producción agrícola, si ha tenido consecuencias demoledoras. En Fonds Verrettes, zona fronteriza con República Dominicana donde CESAL trabaja desde el 2007, los efectos han sido mayores por la poca protección vegetal (deforestación) de la zona. Las carreteras fueron muy afectadas, pero se repararon rápidamente por uno de los candidatos a la presidencia. Es lo bueno de estar en periodo de elecciones.

    En Fonds Verrettes ni los viveros, ni los bancos de insumos, ni las estructuras anti erosivas impulsadas por CESAL con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, han sido afectados. Sólo algunos de bananos que se habían plantado se han perdido por exceso de agua. En cambio las plantaciones de Foret des Pins, otra de nuestras zonas de intervención rural, sí han quedado dañadas: por ejemplo el 60% de las plantaciones de aguacate se han perdido, como el 90% de las de maíz, y la producción de la patata y los bananeros se han visto muy afectadas.

    En Noviembre hemos recibido la segunda visita de José Andrés, el reconocido cocinero Asturiano, que actualmente vive y realiza un importante programa televisivo en Estados Unidos y que estuvo trabajando con nosotros en el mes de mayo. Dentro de su ajetreada agenda pudimos encontrar un par de horas en las que, dentro de un ambiente cercano y acogedor como es él, pudimos debatir sobre la cooperación al desarrollo y el futuro de Haití. Durante la charla nos mostró cómo desde su última visita, en la que pudo descubrir en primera persona el nivel de miseria de este país, no había perdido el tiempo ni se había olvidado de todo lo experimentado, montando una potente ONG (World Central Kitchen) que como él mismo dice tiene por misión dar de comer al mundo.

    En esa línea se plantearán durante el 2011 diferentes proyectos para la instalación de cocinas y cantinas escolares en los centros educativos que CESAL va a construir en zonas rurales. Estas cantinas tendrán como principal característica el respeto al medio ambiente (especialmente castigado en estas zonas de la isla) ya que escapan del uso del carbón como combustible, utilizando tecnologías más sostenibles (y económicas) como la solar o el uso de los residuos orgánicos.

    Para el aporte de los alimentos, que asegure el funcionamiento de estas cantinas, se contará con la colaboración del Programa de Alimentos de las Naciones Unidas (PAM), otro importante aliado en esta compleja lucha contra la desnutrición infantil, la protección del medio ambiente, y el acceso a la escuela de los más desfavorecidos. 

    Y también en noviembre comenzó la campaña electoral; 19 candidatos a las presidenciales. La población no tenía claras ni sus ideas ni sus perfiles. Pero ha sido un proceso relativamente tranquillo. Algunas manifestaciones, algunos hablan de fraude en el proceso de votación, y 4 días en los que los cooperantes extranjeros (como nosotros) debíamos encerrarnos en casa por precaución y seguridad. Ahora se esperan los resultados previsionales para el día 7 de diciembre y a principios de enero los resultados finales. Los dos candidatos preferidos son Mme. Maniguat y Mr. Martelly.

    En medio de la campana electoral, la tremenda noticia explotaba: hay cólera en Haiti. Al principio en Artibonite, al norte de la capital, y luego cerca de 10 días más tarde, ya había casos de cólera en Puerto Príncipe. Nuestro objetivo era sensibilizar a la población sobre la prevención y detectar la presencia de los síntomas. En Cite Militaire CESAL ha promovido campañas de información para que los técnicos sobre el terreno puedan informar a la gente del barrio, y luego en nuestras instalaciones de nutrición, ofrecer información y enseñar a lavarse las manos y tratar el agua y los alimentos. Hasta el momento, en poco más de un mes, los datos oficiales son de 1.200 muertos y 20.000 infectados. Se han creado Centros de Rehidratación Oral como primera medida para los casos ligeros de cólera; unidades de Tratamiento de Cólera, cuando ya es necesario que los enfermos reciban suero. Para casos más graves solo los hospitales pueden ofrecer una verdadera respuesta.

    Se prevé que durante los próximos 6 meses tendremos una dura batalla contra esta enfermedad y que seguramente el cólera se mantendrá en Haití durante los próximos 2 años. Y aunque exista algo de confusión y descoordinación del Ministerio de Salud, las ongs, Naciones Unidas y la población lo cierto es que todos nos hemos puesto manos a la obra para aportar soluciones en la lucha contra el cólera. Muchos voluntarios, mucha humanidad. Paradójicamente en medio de esta crisis, donde parece que no hay nada positivo que rescatar, podemos afirmar que todavía hoy es un lugar bello porque es un lugar donde actúa el corazón del hombre.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    6 meses después. Nuestro apoyo a la infancia en Haití

    Estamos en el mes de julio. Después de 6 meses tras el fatídico terremoto del 12 de enero que devastó Haití CESAL continúa trabajando en dos campos de desplazados, abrigos temporales, en la zona de Cité Militaire: Parroquia Notre Dame de Lourdes y Colegio de las Hermanas Salesianas. Actualmente estamos realizando intervenciones de gestión de los abrigos, nutrición y apoyo psicosocial.

    La destrucción física y la pérdida de las fuentes de ingresos de las familias ha provocado un estado de desnutrición general de la población, afectando de manera especialmente grave el desarrollo cognitivo, la capacidad de aprendizaje y el estado sanitario de los niños y niñas menores de 5 años y el bienestar de mujeres embarazadas y lactantes. Para contrarrestar los efectos negativos de la desnutrición, CESAL está realizando un proyecto de nutrición en Cité Militaire junto con nuestro socio local AVSI, financiado por UNICEF.   

    Actualmente atendemos a más de 3.000 niños y niñas menores de 5 años y mujeres embarazadas y lactantes de los abrigos temporales y del barrio de Cité Militaire. Este gran proyecto consiste en el diagnóstico del estado nutricional de las mujeres y de los niños y la distribución de complementos nutricionales para aquellos que lo necesitan. Al mismo tiempo, se forma a las familias en temas relativos a la alimentación de los niños pequeños y la higiene, y se promueve la lactancia materna. A los niños con malnutrición aguda moderada y severa se les da seguimiento médico y complementos nutricionales especiales según su edad. Los casos con complicaciones médicas son derivadas a un hospital de la zona.

    El terremoto también ha afectado gravemente el estado psicológico de la población, creando síndromes postraumáticos, estrés, angustia etc., especialmente en los niños. Desde el primer momento CESAL ha realizado actividades de apoyo psicosocial en los abrigos, atendiendo diariamente a niñas y niños de 0 a 18 años, realizando actividades con los adultos y dando un seguimiento muy cercano a grupos especialmente vulnerables como huérfanos y ancianos abandonados que viven en los abrigos. Actualmente estas actividades se enmarcan en un proyecto de apoyo psicosocial y educación que CESAL está llevando a cabo con apoyo de UNICEF.

    Todas estas acciones forman parte de una estrategia amplia de intervención en la zona, que implica a los beneficiarios en los procesos de toma de decisiones a través de comités y comisiones sectoriales en los abrigos, y que tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de la población y apoyar los procesos de reconstrucción física y socioeconómica de la zona. De esta manera seguimos trabajando a largo plazo con el apoyo de un amplio equipo de trabajo y con ongs y organismos internacionales.

    Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.
    HAITI: Su Majestad La Reina Sofía se reúne con los cooperantes de las ONGs españolas en su visita oficial al país caribeño.
    http://www.cesal.org/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=580&te=42&idage=786&vap=0
    1 EN PRIMERA PERSONA
     En Primera Persona
    foto simeon haiti

    “Soy Siméon Rénette, una estudiante de cuarto año, tengo el privilegio de hablar sobre la importancia de la bomba de agua en la escuela. A veces, hay niños y niñas que pasan casi medio día sin poder beber agua, por eso comprendo la importancia de esta bomba. Antes, si no teníamos dinero para comprar agua, nos veíamos obligados a dejar el colegio e ir a buscar agua a otra parte y ahora hay una bomba a unos metros de distancia y si tenemos sed podemos beber sin dificultad.” Siméon Rénette, alumna de la Escuela Nacional de Lamardell, en Ganthier, Haiti. Forma parte del proyecto de Promoción de la salud infantil a través de programas de salud escolar en Ganthier. 

    foto primera persona madame

    “Tras el paso de Matthew mi situación era realmente precaria, mi casa quedó destruida y no sabía a dónde ir, no tenía esperanza. Gracias a la iniciativa de CESAL de distribuir chapas y clavos he conseguido salir adelante. Mi familia y otras familias afectadas nos hemos reagrupado para echarnos una mano en la reconstrucción de nuestras viviendas y así trabajar de manera más eficaz. Ojalá existieran más iniciativas como esta porque hay todavía mucha gente en la comunidad con grandes necesidades”. Madame Venette Cator, afectada por el Huracán Matthew, en el Municipio Madame Combe, en Comuna de Torbek, Haití.

    foto marie claude haiti

    “Yo soy comerciante y trabajo en el campo. La actividad de transformación de fruta me permite hacer dinero. Me ha ayudado a mejorar la calidad de vida de mi familia y ha supuesto una gran mejora porque me permite pagar la escuela de los niños.  Muchas gracias a Cesal”. Marie Claude Alexandre, miembo de la asociación ODOF en Fonds Verretes, Haiti. Participa en el proyecto de Apoyo a los pequeños productores/as agrícolas a través del desarrollo de cadenas de valor de la fruta en Fonds Verrettes. 

    foto chaney

    “Agradezco a Cesal su apoyo y que realice formaciones de profesores, también las infraestructuras que han mejorado, por ejemplo, la reparación de la cocina que ha  cambiado el sistema de carbón a gas propano. También han proporcionado sillas, armarios, bancos para las clases e incluso libros para la biblioteca. También nos han puesto baterías y placas solares para tener luz. Si las escuelas aprovechan sólo un 40%  de los recursos que les ofrece Cesal, van a notar un gran cambio”. Chaney Sinous, Director de la Escuela Betlen de Cottin en Ganthier, Haiti. Forma parte del proyecto de Promoción de la salud infantil a través de programas de salud escolar en Ganthier. 

    Senat

    “Desde el mes de noviembre tenemos comedor escolar y venimos más niños a la escuela. Para llegar a clase, muchos de nosotros recorremos un largo camino y se hace muy duro sin haber comido nada ¡Yo he visto con mis propios ojos cómo se desmayaba algún compañero, sobre todo en los meses de mayo y junio, que son más calurosos!

    Gracias al comedor escolar estamos mejor preparados para hacer frente a las tareas escolares.” Senat Mykerline es alumna de la Escuela Saint André de Palmiste Tempé en Haití.

    Dassise Delouis y Marie Claude Charles

    "La instalación de bombas de agua en el colegio ha sido muy importante para mejorar el aprendizaje de los alumnos de nuestra escuela y también el de aquellos de escuelas próximas. Antes de que instalasen las bombas, cuando necesitábamos agua para beber, solíamos ir al despacho de la directora o al de alguien de nuestra escuela para pedírsela. A veces no tenían agua para nosotros y nos veíamos obligados a salir de nuestra clase y recorrer cerca de un kilómetro para ir al mercado a comprar el agua o para pedírsela a otra persona. Con la llegada de la bomba de agua a nuestra escuela, nuestros amigos y nosotros mimos, tenemos la posibilidad de beber agua cuando estamos sedientos." Dassise Delouis y Marie Claude Charles, alumnos de la escuela mixta comunitaria de Fonds-Verrettes.

    Gamaliel

    "Antes de que llegase CESAL a nuestra escuela yo ya solía trabajar la tierra en mi casa porque me encantan las plantas y disfrutaba cuidándolas. Me gusta plantar espinacas, limones, tomates, pimientos, etc. Pero como nadie me había enseñado a hacerlo bien, cometía bastantes errores en el cuidado de las plantas.

    CESAL ha distribuido diferentes semillas al comité de padres de mi escuela y les han explicado cómo deben regarse y qué cuidados necesitan para crecer sanas y dar buenos frutos. Después, mi padre me lo ha explicado a mí y ahora ya he aprendido cómo debo hacerlo." Gamaliel, de 12 años, de la escuela Siloé de Fonds-Parisien. 

     

    “Para mí ese tipo de actividad es muy interesante porque me dedico al ganado bovino y a la agricultura. Creo que estas hierbas de elefante son de gran utilidad tanto para la alimentación del ganado como para la protección de mi parcela contra la erosión. Esta actividad me va a fortalecer como agricultor ya que ahora soy capaz de comprender mejor su importancia". Joseph Coriolan, beneficiario del proyecto de “Apoyo al crecimiento económico sostenido y respetuoso con el medio ambiente de áreas fronterizas de República Dominica y Haití“, (Fonds Verrettes)

    “En 2014 llegué al Centro de Nutrición con Ruth. Debido a problemas económicos no tenía comida para dar a Ruth y me han dicho que ella estaba muy débil y presentaba señales de extrema malnutrición. Tras ser admitida en el Programa de Nutrición Suplementaria y haber recibido el apoyo del equipo de CESAL, Ruth se recuperó después de unos meses. Estamos muy felices y agradecidas a CESAL". Martine Charlot, es una de tantas mamás que visitan nuestro centro de nutrición en Cité Militaire. 

    "CESAL ha cambiado mi vida: La cisterna de agua recibida me ha permitido mejorar la disponibilidad de agua, y las semillas recibidas me han permitido ahorrar y utilizar el poco dinero que disponía para comprar otras cosas necesarias para mi familia. Antes de recibir las formaciones, no sabía ocuparme bien de mis animales y de mis plantas, ahora soy una experta... ¡hasta lo explico a otras vecinas!". Jeannette Neré, mujer de 39 años de Fonds Verrettes

    “La iniciativa de CESAL de comenzar a apoyarme para aumentar el número de árboles frutales en mi parcela es una magnífica iniciativa. Especialmente el árbol del aguacate que cada día tiene un valor mayor, porque el aguate se exporta a Dominicana. Las franjas de infiltración que se han construido en mi parcela facilitarán la conservación de la tierra arable y como consecuencia mi producción será mayor”. Paul Anel, Fonds Verretes, Haití, participa en el proyecto de “Apoyo al crecimiento económico sostenido y respetuoso con el medio ambiente de áreas fronterizas de República Dominicana y Haití“ financiado por la UE.

    “El centro de nutrición me ha ayudado mucho, especialmente a través de  las formaciones en las que he aprendido como cuidar a mi bebé, como darle de comer y cuáles son las reglas de higiene que debo poner en práctica. Cada vez que el niño ha estado enfermo, lo he llevado al hospital y le han suministrado los medicamentos que necesitaba de manera gratuita". Pierre Valentine, beneficiaria del programa de nutrición (Cité Militaire, en Puerto Príncipe). 

    4 Proyectos en curso
     Listado actualizado de Proyectos en ejecución

    Nº de Proyectos: 9

    Mejorar la educación basica del distrito escolar de Thiotte

    Lugar: Departamento del Sud-Este
    Beneficiarios: 12.250 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: AECID
    Presupuesto Total: 3.196.500 €

    Desarrollo de servicion básicos en el nordoeste y Artibonite Superior

    Lugar: Departamento del Oeste
    Beneficiarios: 772004 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: Union Europea
    Presupuesto Total: 3.525.747,47 €

    Introdución de una educación básica de calidad en el municipio de Thiotte

    Lugar: Departamento del Sud-Este
    Beneficiarios: 4080 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: Gob. Navarra
    Presupuesto Total: 669.086,87 €

    Mejora de la salud escolar en el municipio de Ganthier

    Lugar: Departamento del Oeste
    Beneficiarios: 471 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: Dip. Sevilla
    Presupuesto Total: 31.200 €

    Reduccion de la pobreza multidimensional de las personas y la vulnerabilidad de los ecosistemas 

    Lugar: Departamento del Oeste, region Sur-Oeste
    Beneficiarios: 2.030 personas
    Socio/s local/es: Ins Grupo Jaragua, GAFE 
    Cofinanciador/es: AECID
    Presupuesto Total: 3.070.315 €

    Apoyo a los pequeños productores/as agrícolas a través del desarrollo de cadenas de valor de la fruta

    Lugar: Departamento del Oeste
    Beneficiarios: 2.480 personas
    Socio/s local/es: ANATRAF
    Cofinanciador/es: AECID
    Presupuesto Total: 315.471 €

    Defensa del derecho humano a una educación básica de calidad

    Lugar: Departamento del Oeste
    Beneficiarios: 8.830 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: AECID
    Presupuesto Total: 2.631.579 €

    Mejorar la calidad de la alimentación y la sostenibilidad ambiental de las cantinas escolares del distrito de Ganthier

    Lugar: Departamento de Oeste 
    Beneficiarios: 9.000 personas
    Socio/s local/es: CESAL Haití
    Cofinanciador/es: World Central Kitchen
    Presupuesto Total: 176.265 €

    5 Evaluaciones
     Informe de Evaluación Final. Haití. Unión Europea. 2015
    haiti
     Informe de Evaluación Final. Haití. Cáritas Portuguesa. 2014
    haiti
     Informe de Evaluación Final. Haití. AECID. 2014
    haiti
     Informe Evaluación Intermedia. República Dominicana y Haití. AECID. 2013
    Informe_2010-evaluación_intermedia_Conven_805.pdf
     Informe de Evaluación Final. República Dominicana y Haití. AECID. 2013
    Informe_evaluación_final_Convenio_2007_CE_3968.pdf
     Informe de Evaluación Final. Haití. AECID. 2013
    2010-Informe_de_Evaluación_CESAL_AECID_fi_6594.pdf
     Informe de Evaluación. Haití. Ayuda Humanitaria Junta de Andalucía. 2013
    Informe_de_evaluación_final._CESAL_AACID._5286.pdf
     Informe de Evaluación Intermedia. República Dominicana y Haití. AECID. 2010
    2007-Informe_evaluación_Convenio_CESAL_RD_3327.pdf
    6 Rotación cabecera
    7 Entidades colaboradoras
     Unión Europea
    https://ec.europa.eu/europeaid/
     Gobierno de Navarra
    https://www.navarra.es/home_es/Gobierno+de+Navarra/
     Aecid
    http://www.aecid.es/ES
     World Central Kitchen
    https://www.worldcentralkitchen.org/
     Diputación de Sevilla
    http://www.dipusevilla.es/
    8 Transparencia
    9 Cesal es miembro
    10 Colabora
     Información formulario
    11 Escríbenos
     dirección

    CESAL HAITÍ
    105, Rue Villatte prolongée
    Pétion Ville - Port-Au-Prince
    Tel. +509 2816 3434
    Director: Jordi Bach
    e-mail: haiti_arroba_cesal.org