Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos

MITIGAR LA POBREZA EN UN PAÍS QUE AVANZA

PERÚ
Estás viendo...

Caminando a un desarrollo económico sostenible e inclusivo

En la sierra del Perú, una de las actividades económicas principales es la agricultura. A través de ella los pobladores obtienen los ingresos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas.
Sin embargo, con el pasar del tiempo y la escasa capacitación, las técnicas utilizadas para cultivar ya dejaron de ser las más adecuadas, lo que ha provocado un bajo rendimiento productivo y una ganancia mucho menor a la que podrían alcanzar. 
 
Para cambiar esta realidad, CESAL con el financiamiento de Fondoempleo, implantó el proyecto “Fortalecimiento de la cadena agrocomercial de frijol y anís en la región Apurímac”. Durante tres años, diez organizaciones de productores (aproximadamente 330 familias) de la provincia de Abancay y Aymaraes en la región de Apurímac, fortalecieron su productividad competitiva y comercial.

CESAL trabajó con instituciones públicas, como los gobiernos regionales de las provincias, y con instituciones privadas para la realización de las diferentes actividades enmarcadas en el proyecto, entre ellas, talleres de capacitación donde se brindaron recomendaciones técnicas para la mejora de los cultivos, visitas a los campos de producción, monitoreo e identificación de las principales plagas y enfermedades que afectan la producción, esto último con el apoyo del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA).

Durante los tres años se realizaron dos campañas para la producción de frijol por año y una campaña agrícola de producción de anís por año. 

Otro aspecto que se fortaleció fue el desempeño de las organizaciones de productores, ya que a manera de organización, no estaban funcionando bien y se debía trabajar en la coordinación entre ellos y las autoridades de la provincia. Además, se trabajó en la elaboración de planes de negocio que fueron presentados a los fondos concursales del proyecto Aliados II, ejecutado por AGRORURAL, lográndose el financiamiento de cuatro de los planes.
 
Durante los tres años, los productores estuvieron dispuestos a asumir esta transformación, abiertos al cambio y ansiosos de aprender todo lo que se les iba a compartir. Como resultado, la cosecha de frijol canario tuvo un incremento superior al 200%, sucediendo lo mismo con la de frijol panamito y la de anís. Además, se generaron 195 puestos permanentes y las ganancias de los productores se triplicaron.

Pero no solo se han obtenido mejores cultivos de frijol y anís o aumentado el empleo, sino también familias capaces de generar su propio trabajo, negociar mejores tratos y aumentar su competitividad, lo que ocasiona el fortalecimiento del empleo en las comunidades.

Para seguir presentes en el trabajo de Acción Social,
es necesario tener el compromiso de personas como tú
 
ÚNETE A CESAL
HAZLO AQUÍ
Si quieres leer más noticias sobre Perú, haz clic aquí.

<< volver