Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
CESAL Paraguay

Paraguay

Estás viendo...

La Corte Suprema de Justicia de Paraguay apoya la Casa Virgen de Caacupé


El 12 de julio la Corte Suprema de Justicia de Paraguay, a través de su ministro Luis María Benítez Riera, firmó un convenio con el Director de la Asociación Casa Virgen de Caacupé, Pedro Samaniego, obra que apoya CESAL en Itauguá. Este acuerdo pretende apoyar las tareas de reinserción social, laboral y familiar de los adolescentes y jóvenes que están en situación de alto grado de vulnerabilidad en Paraguay.

Benítez Riera indicó que con este convenio la Corte Suprema de Justicia apuesta por la reinserción de todos los jóvenes y para que tomen conciencia del valioso apoyo que les está dando la Casa Virgen de Caacupé. "El apoyo que les da esta casa es muy valioso, tanto en lo personal como para la sociedad paraguaya misma. Cuando cumplan con el proceso ya estarán preparados para afrontar la vida cotidiana. No desaprovechen la oportunidad que se les está brindando".

Durante el acto, Pedro Samaniego, director de la Casa Virgen de Caacupé, manifestó que todas las mejoras que se realizan en el Centro de Formación permiten cumplir con el importante compromiso de que los jóvenes sean preparados para la reinserción social.

La Casa de Menores Virgen de Caacupé fue creada en 1999, con el apoyo de CESAL y la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). La Casa Virgen de Caacupé es una residencia que alberga a menores infractores que, una vez finalizada su condena judicial o a partir de un régimen de libertad asistida, aceptan voluntariamente una experiencia comunitaria y se insertan en el Programa, por el que han pasado ya cientos de muchachos.

Tras la puesta en marcha de la misma, se constituyó la Asociación Casa Virgen de Caacupé, compuesta por las personas que habían colaborado en su impulso. De esta manera, y en contacto continuo con CESAL, se vio que los jóvenes necesitaban una propuesta educativa integral que incluyera formación laboral y les posibilitara una inclusión en el mercado de trabajo para poder afianzar su reinserción social y romper el círculo de violencia en el que se movían.

Si quieres leer más noticias sobre Paraguay, haz clic aquí.

<< volver