Newsletter
 
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Estás viendo...

Reconstruyendo los derechos de la infancia en México

Terremoto méxico

Desde que el pasado 7 de septiembre tembló la tierra en México, las personas que viven en Oaxaca y Chiapas, los Estados más afectados, tratan de volver a la normalidad. No resulta fácil, a la destrucción dejada por el desastre se ha sumado el miedo por las constantes réplicas. Se llevan contabilizadas más de 5.000 y un nuevo sismo  sacudió el centro y el sur de México el pasado 19 de septiembre, en el que pocos días después se contabilizaban más de 300 personas fallecidas, miles de heridos y cuantiosas pérdidas materiales. 

En el Estado de Oaxaca, se encuentra Unión Hidalgo, donde CESAL junto con la ONG Crecemos está presente desde 2012. En este municipio, el 54,4% de la población vive en situación de pobreza, el 76,1% tiene carencias sociales y el 59%  tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Casas destruidas terremoto méxico

Como consecuencia del terremoto, Unión Hidalgo sufrió graves consecuencias: víctimas mortales y familias que han perdido sus viviendas por completo.  Más de 300 familias perdieron sus casas. Del resto de hogares, la mayoría presenta daños de leves a severos. Muchas familias siguen a la espera de que se evalúe el estado de sus casas para ver si podrán volver a ellas. Otras que aguantaron el primer envite han acabado cayendo el pasado 23 de septiembre, cuando una nueva réplica de 6,1 grados volvió a hacer temblar el municipio.

La mayoría de las familias se encuentran durmiendo a la intemperie por el miedo a que una nueva sacudida derrumbe lo que queda de sus casas, poniendo en riesgo sus vidas. La ayuda humanitaria , agua, alimento y medicamentos, está siendo constante, pero la población tardará en recuperarse. 

Niños y niñas no van a la escuela, se quedan junto a sus padres y madres, que tampoco quieren separarse de ellos. El miedo a nuevas réplica es generalizado y afecta a todos los órdenes de la vida cotidiana. Niños y niñas ven interrumpido su proceso de aprendizaje, la alimentación se ve alterada y es difícil salir del círculo del miedo y la ansiedad que se inició con el terremoto.

Infancia y alimentación Terremoto México

CESAL y Crecemos quieren recuperar la normalidad de la vida de niños y niñas lo antes posible, por lo que promueve una intervención integral que se desarrollará a lo largo de tres meses.

Reconstruyamos su derecho a seguir siendo niños es un proyecto que tiene 3 objetivos: reducir el estrés postraumático producido por la catástrofe, evitar el retraso educativo ante la ausencia de clases regulares y atender su salud y nutrición. Las actividades socioafectivas previstas son cruciales para normalizar sus vidas. La atención psicológica y los juegos tienen como objetivo que niños y niñas aborden sus miedos, los expresen y puedan desbloquear la inacción. Reducir el estrés, la ansiedad y el miedo es fundamental para que la familia vuelva a la cotidianeidad.  Las actividades de salud y nutrición contribuirán a mejorar su bienestar físico, mental y emocional, así como a reducir los riesgos de aparición de enfermedades, especialmente estomacales y respiratorias.

Niños y niñas serán atendidos por equipos móviles compuestos por un psicólogo y 6 maestros, dirigidos por una persona responsable de coordinar la intervención. El equipo trabajará en espacios abiertos acondicionados y seguros, que no representen riesgo para los niños.
Con el proyecto atenderemos a 500 niños y niñas de 3 a 12 años desde preescolar a primaria, población muy vulnerable en este momento tras el terremoto.

<< volver