Newsletter
 
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Estás viendo...

Cuatro municipios de Honduras apuestan por la seguridad alimentaria de sus comunidades

Vivero

La zona del Occidente de Honduras, en las últimas décadas ha venido sufriendo devastadores desastres naturales a consecuencia del cambio climático, tanto así que, en los últimos 3 años en la región de Occidente los departamentos más afectados han sido Ocotepeque y Lempira, donde se ha reportado una pérdida de 278 manzanas de frijol y 1,951 manzanas de maíz. Estas pérdidas de cultivos se deben principalmente a la ausencia de lluvia que puede llegar desde 35 días hasta 50 días; las consecuencias las sufren las familias más empobrecidas por la escasez de los alimentos y si los hay, éstos están a altos precios, y se reflejan en las altas tasas de desnutrición infantil.

Beneficiario elaborando abono orgánico

Es por eso que CESAL, con el apoyo de la Agencia de Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en el marco del Convenio de Seguridad Alimentaria, Manejo de Recursos Hídricos y Forestales, y Mejora de la Productividad Agrícola y de la Comercialización, está trabajando con sus aliados estratégicos las Municipalidades, capacitándo a 8 Técnicos de sus Unidades de Medio Ambiente (UMA), en temas relacionados a legislación ambiental y aprovechamiento de sistemas de información geográfica, dotándoseles de las herramientas necesarias para sus uso (GPS, cámaras fotográficas y computadoras portátiles).

Asimismo, se estableció un convenio de cooperación con el Instituto Técnico Comunitario Juan Manuel Gálvez, para apoyar la enseñanza del Bachillerato en Ciencias Forestales, haciendo uso de capacitación en viveros forestales y frutales, que contribuyen a la reforestación en micro-cuencas abastecedoras de agua para consumo humano y para sistemas de riego, además se estará dando un enfoque de diversificación productiva.

Niño beneficiario reforestando

Con los pequeños productores se instrumentan tecnologías amigables con el ambiente, prácticas de conservación de suelo y agua, elaboración y aplicación de abonos orgánicos, para el control de plagas y enfermedades, reducción de aplicación de insumos químicos (uso responsable de pesticidas), uso de variedades de plantas criollas y planes de fertilizaciones balanceadas. Con la aplicación de diversas técnicas y conocimientos, se han logrado incrementar los rendimientos de producción de 16 quintales por manzana a 125 quintales por manzana, además con los ganaderos se han realizado siembras de plantaciones como bancos de proteínas para alimentar el ganado, contribuyendo a la generación de cubierta vegetal y apoyo a la biodiversidad.

<< volver