Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
imagen CESAL Haiti

Haití

Estás viendo...

Una escuela importada por la sociedad civil

 

Tras el terremoto que asoló Haití en enero de 2010 surgió en Doña Mencía, pueblo de la serranía cordobesa de 5.000 habitantes, un movimiento ciudadano que, por propia iniciativa y de manera espontánea, buscó la manera de conseguir el apoyo de toda la población menciana y de algunos pueblos limítrofes para recaudar fondos destinados a ayudar a los afectados por esta catástrofe.

 

Así fue como surgió el colectivo "Doña Mencía con Haití", capaz de recaudar junto al Ayuntamiento 24.600€ y de promover la construcción de una escuela en Palmis Tampé, Fonds Verretes, de la mano de CESAL. Hoy, dos años después, la generosidad de todas las personas, colectivos e instituciones que apoyaron este proyecto, ya sea a través de su aportación económica o con su trabajo, ha dado su fruto. La escuela de la esperanza o Colegio San Andrés, como lo ha nombrado la comunidad, es una realidad y está siendo usada por un gran número de niños y niñas.

 

El pasado jueves, 12 de abril, el colectivo de Doña Mencía realizó en la Casa de la Cultura Juan Valera de Doña Mencía un acto de rendición de cuentas ante el pueblo. El encuentro contó con la asistencia de Rosny Evariste, Consejero de la Embajada de Haití en España, Juana Baena, alcaldesa de Doña Mencía, José Fernández Crespo, Director de Relaciones Externas de CESAL y Francisco Manuel Fernández, miembro del colectivo.

 

Con anterioridad se desarrolló un pequeño acto en el consistorio de la localidad y se visitó una Exposición Fotográfica donde se pudo comprender el proceso de construcción de la escuela. En dichas fotografías también se pudo ver a las personas, colectivos y entidades que han colaborado para que este proyecto pueda ser una realidad.

Si quieres leer más noticias sobre Haití, haz clic aquí.

<< volver

Entidades colaboradoras