Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos

En Primera Persona

foto miguelina

"Nosotras en Cardón somos mujeres luchadoras, pero sufridas porque queríamos trabajar y no podíamos por la falta de agua. Hemos padecido tener la tierra para trabajar y no el agua para cultivar, así que hemos criado chivo, gallina, además de preparar arepas. Los hombres se han ido a buscar el sustento a otra comunidad, dejando su tierrita. Pero ahora gracias a la instalación de la bomba en Ganiel y Ganielito, por lo menos 30 familias vamos a poder retomar el trabajo de la tierra." Miguelina Pérez, es una vecina de Cardón, en la Región Sur, en Cardón, República Dominicana. 

foto eulogio

"Yo veo bien el trabajo de CESAL con la reforestación y las parcelas modelo (parcela escuea), porque nos dan la capacitación que necesitamos para nuestro sustento, pues esta es una de lsa zonas más pobres de Jorjillo. Ofrecí mi terreno para la parcela modelo para agradecer un poco la ayuda que me dan. Gracias a ellos aprendemos a injertar, a hacer barerras vivas, barreras muertas. El beneficio que nos dejan es hacer un mejor uso de los recursos." Eulogio Montero, de Cañanda del Café, República Dominicana. 

foto adriano

"La deforestación ha causado que nuestra fuente de agua haya disminuido un 80%. Pero el año pasado gracias a la convocatoria que le hicimos al Indio del Agua, al Señor del Agua y al trabajo que hemos hecho con CESAL de trabajar con los agricultores y reforestar, la fuente de agua está aumentando." Adriano Encarnación, es miembro de la Junta de Regante, en la Comunidad de Batista, Río los Baos, en la República Dominicana. 

foto mariano

"Gracias a CESAL he entendido que puedo reforestar y cultivar dentro de esa reforestación. Me estoy beneficiando para ayudar a mi familia. Siembro mi propia habichuela, mi maíz, y los árboles van creciendo. Tengo dos beneficios: el de la reforestación y el de mi sustento." Mariano Montero, de Río Arriba, República Dominicana. 

"A través de CESAL, nosotras, las mujeres de Tierra Nueva, hemos logrado juntarnos y ser una organización de base comunitaria con más experiencia. El aporte más importante que nos ha dejado CESAL ha sido la integración de la familia en el grupo, y dejarnos las capacidades para que nuestra asociación sea más activa, planificada y organizada. Además, nos han ayudado a avanzar en el conocimiento de las cabras, la atención y alimentación que necesitan. Ahora sabemos cómo tocar puertas para que nos puedan ayudar y acompañar, y sabemos cómo tener mayor incidencia en las políticas públicas”. Adalgisa Ferreras, Administradora del Módulo de Cabras y Coordinadora de la Asociación de Mujeres “Las Desamparadas” de Tierra Nueva.

“CESAL ha sido una luz reluciente en un camino de oscuridad para nuestra comunidad en Duvergé. El trabajo que CESAL ha realizado resulta muy interesante porque nos ha enseñado que podemos salir adelante con nuestras propias capacidades, mírese a la cantidad de personas que forman parte del Consejo Económico y Social del municipio de Duvergé, gente que antes no podía ni hablar en público y ahora exigen sus derechos de manera eficiente. Todo esto gracias al apoyo y las capacitaciones que hemos recibido para lograr organizarnos como sociedad, estas cosas contribuyen al desarrollo de la comunidad. O el caso de trabajo que han realizado con las mujeres abejeras (mujeres apícolas); ahora el trabajo de esas mujeres es una fuente de desarrollo para Puerto Escondido". Juan de la Rosa Bello, Presidente del Consejo Económico y Social del Municipio de Duvergé.

foto geralda

“Soy ama de casa y parte de la Junta de Vecinos de mi comunidad. Todos estamos colaborando en la siembra de árboles para la reforestación de El Limón, porque la gente de la comunidad quiere vivir en un lugar bonito. Con esta experiencia he aprendido mucho, porque como vivimos en un lugar muy pobre uno cree que no puede ser bonito, pero no es así. He aprendido cosas que no sabía sobre el medioambiente. Por eso apoyo a CESAL, porque quiero ser parte del trabajo que hacen para ayudar a mi comunidad”. Geralda Aquelina Pérez, miembro Junta de Vecinos de El Limón, República Dominicana. Geralda se ha sumado al trabajo de reforestación de los espacios públicos de su comunidad, proyecto que forma parte del programa binacional (Haití – República Dominicana) de protección del medioambiente y recursos naturales.

Cristofer es un joven de 18 años del municipio de Vicente Noble, en República Dominicana. Hace 5 años que comenzó a formarse en el Centro Sor Vicenta Segura, primero a través de cursos de informática y luego de turismo. Si algo tiene claro Cristofer es que para construir el futuro que desea no puede quedarse en casa sentado esperando, uno tiene que salir y esforzarse para lograrlo.

Kilssy es una mujer emprendedora de la ciudad de Barahona, en República Dominicana. En 2014 fue una de las ganadoras del Reto Emprendedor, una iniciativa impulsada por el Ministerio de Industria y Comercio con apoyo de CESAL. El premio la ha permitido poner en marcha la revista de turismo Larimar Magazine que actualmente se distribuye en todo el país.

Georgina es una de las jóvenes que colaboran con el Centro Sor Vicenta Segura, situado en el municipio de Vicente Noble, en República Dominicana. Su gran pasión siempre ha sido bailar y por ello decidió formarse como monitora deportiva y transmitir a otras personas todo su entusiasmo. En el futuro le gustaría crear su propia academia de baile.

Arcadio

“Cada día se hace más difícil poder acceder al agua potable y de riego. Soy agricultor, el único que queda en la zona. Los demás han ido abandonando el oficio a causa de la escasez de agua. El año pasado planté 3.000 aguacatales, tuve que regarlos con agua suministrada por camiones cisternas y perdí 2.000 a causa de la sequía.

Gracias a CESAL más de 30 agricultores podrán volver a cultivar esta zona y yo podré recuperar mis cultivos.” - Arcadio Alcántara, Ganiel, República Dominicana.

<< volver