Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos

En Primera Persona

foto karen leticia pp

"Empecé a venir a Crecemos cuando tenía siete años gracias a mi hermano menor que participaba en las actividades preescolares. Un día acompañándolo nos invitaron a pasar al comedor. Ahora participo en los talleres de inglés, computación, apoyo extraescolar, violín y en la Escuela Sociodeportiva. La actividad que más me gusta es la clase de violín porque he aprendido nuevas cosas y me ayuda a desestresarme. Me siento afortunada de venir a Crecemos porque me apoyan reafirmando conocimientos, aprendiendo más; con ayuda de los profesores abro nuevos horizontes y nuevas metas. Me siento un poco diferente del resto, ya que muchosocupan su tiempo en cosas de no mucho interés y creo que si no estuviera aquí sería igual." Karen Leticia López Rivera, de Oaxaca, México, es una de las alumnas de Crecemos Dijo.

foto josmar

"Empecé a venir a Crecemos Dijo cuando tenía 5 años. He participado en pintura, el comedor y estoy en violín. La actividad que más me gusta es el violín porque es relajante y me ayuda a concentrarme. Desde que entré a clases de violín tengo más habilidad en mi mano derecha e izquierda y tambíen a expresarme más cuando dibujo, por ejemplo un alebrije que es la unión de dos animales en uno." Josmar Leonel Martinez, de 10 años de edad, es parte de Crecemos Dijo en Oaxaca, México. 

foto jaqueline

"Yo empecé a venir a las actividades de computación y apoyo a tareas de Crecemos Dijo. Yo me enteré de estas actividades porque mis primos me contaron del centro. Ahora participo en dibujo, computación y apoyo a tareas. Me gusta la clase de computación porque antes yo no sabía cómo usar una computadora y ahora ya sé más. Me siento diferente porque en lugar de estar viendo la televisión en la casa, me divierto en mis clases de dibujo." Jaqueline Ramírez Hernández, tiene 10 años y asiste a Crecemos Dijo.

foto felipe uriel

"Ingresé al comedor de Crecemos Dijo cuando tenía 6 años. He participado en fútbol, en dibujo, inglés y violín. La actividad que más me gusta es dibujo y violín porque a través de ellas me puedo expresar y me divierto. Los cambios que he tenido es que ya no veo mucho la televisión, en lugar de eso me pongo a repasar el violín en mi casa." Felipe Uriel Cruz Reyes, de Oaxaca, México, es parte de Crecemos Dijo. 

foto melanie

"Yo inicié hace un año el curso de ajedrez. Actualmente asisto a las clases de dibujo, computación y apoyo a tareas. A mi me gustan las clases de computación porque no antes no podía usar la computadora, y ahora la se usar muy bién. Todas las clases que tomo me han ayudado mucho y aprendo muchas cosas que el maestro de mi escuela todavía no me enseña." Melanie Hernández Hernández, de 11 años de edad, de Oaxaca, México. 

“En Crecemos siempre nos dicen  las cosas como son, nos ayudan a ver lo que a veces no queremos ver, a no conformarnos con cualquier cosa, a educarnos por ejemplo a ser mejores papás. Me lo hacen saber. Sabemos que contamos con un apoyo incondicional, nos ayudan a ver la realidad.”. Aurelia, madre de familia en las comunidades que atendemos en Oaxaca. 

“El curso de violín me ha ayudado a alejarme de todos los malos pasos que yo podría haber seguido, también tomo cursos de matemáticas y de informática que me han ayudado en la escuela. El Centro María de Guadalupe es un excelente lugar en donde además de todas las cosas buenas que tiene también es un hogar, porque te abrigan como una familia”. ESAÚ, de 14 años de edad y de Oaxaca, México, es uno de los niños participantes en el programa de educación artística con el que CESAL y CRECEMOS trabajan para ofrecer una alternativa de ocio y tiempo libre a la juventud.

“(…) Roberto tenía 4 años cuando entró a la escuela. Su madre trabajaba todo el día, por lo que se quedaba al cuidado de la abuela. Fue ella quien acudió a solicitar la inscripción en la escuela. Lo veía muy triste, quería que se distrajera y que estuviera más contento. Tenía problemas de lenguaje y sobrepeso, otros niños se burlaban de él. Cuando entró era muy inseguro, introvertido, su rendimiento físico era bajo, al patear el balón se caía, se avergonzaba y quería irse; pero siempre se le apoyó para que superara sus miedos. Ahora Roberto, a sus 7 años, es un campeón goleador. Ha bajado mucho de peso, participa en todos los talleres, y ha mejorado su lenguaje. Perdió totalmente el miedo, sus habilidades futbolísticas son muy buenas. Es muy puntual y participa en todas las actividades. Está realmente muy contento…”. Fernando López, entrenador de la escuela socio deportiva de CESAL y la Fundación Real Madrid en Oaxaca, México.

“Yo cuando era chiquita no saludaba a las maestras y no le pedía permiso al maestro Inving, y ahora ya saludo a la maestra Cristy, a Doña Isa y a las cocineras, a la nutrióloga la que da la comida le digo gracias, y aprendí a levantar la mano cuando digo adiós. Esto he aprendido en mis clases”. Yohana, 9 años, participa en las actividades del Centro en Oaxaca. 

Diana Cristina Martínez Miguel

“A los 7 años me quedé huérfano, y mis abuelos se hicieron cargo de mí aunque sus recursos eran muy escasos. En mi país la juventud lo tiene muy difícil, hay mucha violencia y es fácil dejarse atrapar por las pandillas y las drogas."

 “Me gusta ir a desayunar todas las mañanas de lunes a viernes a Crecemos. Antes de estar aquí, mi alimentación no era buena, era insuficiente y poco saludable. Ahora como frutas y verduras y mi estómago está lleno, con lo que puedo concentrarme en clase y hacer mejor mis actividades diarias. Venir a Crecemos, me ha cambiado la vida porque he hecho nuevas amistades y, por fin, he podido mejorar la forma de expresarme. Pero lo mejor que he aprendido en Crecemos es que si quiero, puedo." - Diana Cristina Martínez Miguel, 15 años, Colonia Monte Albán, Oaxaca, México.

<< volver