Newsletter
 
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Estás viendo...

EN PRIMERA PERSONA

“Este proyecto nos vino a beneficiar a todos, gracias a Dios. Se creó una tiendita y soy la encargada. Lo más importante es que me queda cerca de casa y no me descuido de mi familia. Lo bonito es que ahora se producen muchas cosas aquí. Podemos vender y también conseguir ingresos”. Francisca Aguilar, Izalcalu, Sonsonate, El Salvador. En Izalcalu, gracias al proyecto financiado por la AEXCID, se han conseguido mejorar las condiciones de vida de las familias de 540 productores de granos básicos. Además, 7 personas, entre las que se encuentra Francisca, han conseguido un empleo en actividades productivas.

"Yo formo parte del taller de danza, me gusta expresarme por medio del baile aparte que no estamos en ningún lado haciendo nada malo. Esto me ha ayudado porque realmente pues aprendemos a ser disciplinados, puntuales y persistentes con lo que queremos. Me gusta esta oportunidad que CESAL nos ha acercado, pues así siento que me integro con mis compañeros y mi comunidad". Kevin Ávalos, joven participante en el Convenio JóvenES - FORJARTE, Cantón Curazao, El Salvador. 

"Ser colaboradora de CESAL es devolver parte del aprendizaje que tuve en proyectos anteriores. Participar e integrarme en los proyectos Zona4 Radio, en Abra Palabra y El Sombrero y la Boa me han permitido colaborar con mi comunidad y descubrir que la comunicación es mi vocación. Actualmente estudio la carrera de comunicaciones, algo que no lo hubiera pensado de no haber participado en los procesos anteriores". Mabel Flores, colaboradora en Sacacoyo, El Salvador. 

Las hermanas Gloría y Maribel Flores del municipio de Tepecoyo, La Libertad, nos cuentan su historia. "Se nos presentó la oportunidad a través de CESAL y Centromype, de poder hacer realidad nuestros sueños. Mi hermana y yo queríamos poner nuestro propio negocio y creímos en que sí era posible cumplir ese sueño. Luchamos duro, queríamos cambiar la historia de nuestro pueblo. Ahora nosotras tenemos un negocio propio, una pastelería que nos recuerda que cuando se cree en un sueño, no hay que detenerse, hay que seguir adelante. A pesar que sentís que a veces tambalea el barco, el sueño te debe impulsar para seguir adelante". 

"Mi forma de ser ha cambiado bastante, porque antes era bien tímido. Recuerdo que una vez un profesor nos dijo: “Bichos y ustedes para qué están estudiando, si al final terminarán en una maquila”… Yo no quería eso para mi vida. Gracias a CESAL y Centromype, mi vida dio un giro y ahora trabajo de lo que me gusta. Soy Payaso y junto a mi socio Lapicito, nos sabemos ganar la vida honradamente. Nuestro sueño es crecer como empresa y ser referentes en la animación cultural y de fiestas". William Urutia, El Salvador. 

“Tengo aproximadamente 4 años de estar como presidente de la Asociación. Todo se inició a raíz de la tormenta Stan. En esa tormenta todos salimos afectados, muchos nos quedamos sin vivienda. Tras las primeras ayudas después del desastre, CESAL nos ayudó a construir viviendas dignas para la comunidad. Pero no quedó allí. Ellos nos organizaron como asociación de la que formamos parte al inicio 30 agricultores. Ahora somos 130 agricultores y también tenemos un molino, una panadería y una tienda. Este proyecto nos ha sacado adelante”. Nelson Mena, Presidente de iniciativas productivas IZALCALU, Caluco, El Salvador.