Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Estás viendo...

EL Salvador no se detiene

A pesar de la destrucción provocada por las intensas lluvias, la Microrregión el Bálsamo no se detiene. El pasado jueves los talleres de arte, impartidos en el cantón las Flores de Jayaque, comenzaron a la 13:30 como de costumbre; pero esta vez, los jóvenes estaban impacientes, esperaban con ansia, era el primer día de talleres después de las intensas lluvias que sacudieron a todo El Salvador.

Desde hace 8 meses, los jóvenes de la Microrregión El Bálsamo reciben talleres gratuitos de pintura, música, danza, teatro y liderazgo, todos ellos impartidos por CESAL a través del Convenio "Juventud y empleo" financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Estos talleres son el medio que permite acercarnos a los jóvenes, generando un vínculo muy cercano. Los instructores dejan de ser simples maestros y se convierten en algo más profundo y duradero: son sus amigos.

Esta vez el taller fue diferente. Los instructores propusieron a los alumnos visitar el albergue Herbert de Sola para compartir la clase con las 28 familias acogidas. Ellos no dudaron ni un segundo en acompañarlos y esa tarde se repartieron colores, bailes, dibujos, juegos, sonrisas y sobre todo abrazos... Abrazos y ganas de salir adelante son lo único que no escasea. 

Los jóvenes que participan en los talleres se adueñaron de la situación, no necesitaban que nadie les indicara qué hacer, salieron al encuentro de las personas que lo necesitaban. Es el caso de Saúl Carranza, de 16 años, que camina media hora para poder asistir al taller de danza. Este joven, el menor de cuatro hermanos, vive en las Graditas, comunidad totalmente devastada por las lluvias que azotaron al país por 11 días consecutivos. El agua arrasó escuelas, casas, iglesias, calles y todo lo que encontró a su paso. Ahora la comunidad se encuentra bajo piedras, lodo y escombros... la casa de Saúl no es la excepción, un río corre donde antes se encontraba su hogar. O de Selena, una joven de 15 años que participa del taller de pintura, y que visita el albergue todos los días para jugar con los niños, organizando dinámicas y motivando a la gente a convivir con las familias; nunca se le ve con un rostro triste o aburrido, al contrario, su saludo es una sonrisa y un trocito de alegría.

Al entrar al albergue todos se dieron cuenta de que los niños que se encontraban allí no entendían de calamidad ni catástrofe, de pobreza o escasez; sólo sabían que esa tarde iban a jugar, bailar, posar para la cámara y hacer dibujos que luego regalarían a sus padres o maestros. Las personas que lo han perdido todo tienen distintas necesidades, sabemos que no podemos suplir todas ellas... También estos jóvenes lo saben, pero tienen algo que dar: su compañía, porque aunque no resuelva todos los problema, la persona cambia y crece al sentirse acompañada y CESAL también crece con ellos.

Selena y Saúl son muy jóvenes, pero eso no les impide ofrecer lo poco que tienen a aquellos que lo perdieron todo. Lo que ofrecen no es lámina para construir casas ni víveres para alimentar a las decenas de familias, ellos ofrecen aquello que no se compra, ofrecen todo lo que tienen, su tiempo y sus ganas de vivir.

> Verónica Herrera es Coordinadora de Comunicación en CESAL El Salvador

A raíz de la situación que han dejado las fuertes lluvias, CESAL ha solicitado a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) fondos para atender la emergencia, dentro del convenio Juventud y Empleo que CESAL está llevando a cabo en Centroamérica. 25.038 dólares serán utilizados para atender a 134 familias afectadas, que aún cuentan con una casa, pero con daños estructurales graves. Para ello, se donará a cada familia un kit que consta de material de contrucción como láminas, cuartones de madera, herramientas y utensilios de cocina. Además, en el marco de la coordinación liderada por las Naciones Unidas para responder a la emergencia y post emergencia, CESAL llevará a cabo un proyecto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de 177.425 dólares para la construcción urgente de viviendas y entrega de herramientas agrícolas que beneficiarán a más de 500 familias de la zona. Todo esto se complementará con los 4.000 euros que CESAL ha recaudado en la campaña de emergencia realizada en España.

Si quieres leer más noticias sobre El Salvador, haz clic aquí.

<< volver

Entidades colaboradoras