Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902
 

Compartiendo experiencias innovadoras para ciudades seguras en la campaña internacional impulsada por ONU Hábitat

imágen de nuestro trabajo

Desde el 21 de setiembre hasta el 30 de octubre, ONU Hábitat viene realizando la campaña 40 días de ciudades seguras, la cual busca concientizar a todo el mundo sobre la seguridad en las ciudades y la prevención de la violencia urbana y promover acciones ciudadanas e innovadoras para las ciudades. En ese sentido, CESAL en el marco del proyecto Ciudades Sostenibles 11.0, se sumó a esta campaña y en unión con la Federación de Mujeres Municipalistas FEMUM ALC realizaron el Webinar Internacional “Construyendo Comunidades Seguras en LAC: Estrategias, retos y desafíos frente al COVID 19”, el pasado 13 de octubre. El objetivo principal del evento fue compartir buenas prácticas y estrategias comunitarias desarrolladas en Perú, Honduras y El Salvador orientadas a la construcción de ciudades seguras, inclusivas y resilientes.

En América Latina y el Caribe se presentan indicadores de especial preocupación como la alta urbanización, la inseguridad ciudadana y la falta de espacios públicos causando la degradación ambiental y aumentando la desigualdad social. Asimismo, el 80% del impacto de los desastres se siente en las ciudades afectando especialmente a las poblaciones más vulnerables.

imágen de nuestro trabajo

En las periferias de Lima Este estos indicadores se intensifican por la falta de planificación urbana, falta de cobertura de agua y saneamiento, la violencia familiar y los escasos espacios de participación ciudadana, entre otros. La presencia del COVID 19 ha incrementado estos problemas especialmente en las comunidades más desfavorecidas, por ello, se planteó la necesidad de compartir las experiencias comunitarias que han funcionado tanto en Perú como en otros países y con ello poder incentivar a los gobiernos municipales y nacionales a que realicen estas buenas prácticas con sus ciudadanos, ya que el éxito de ciudades seguras y sostenibles es producto del esfuerzo en conjunto del gobierno local y la sociedad civil.

El webinar contó con la participación especial del Coordinador Global del Programa Safer Cities UN Hábitat, Juma Assiago, quien desde la sede de Nairobi nos compartió sobre el desafío de los 40 días de ciudades seguras: “Actualmente ONU Hábitat tiene un nuevo desafío, implementando una agenda para la seguridad social, la cual implica no solo la prevención del crimen, sino también implica el derecho al acceso a los bienes y servicios que  asegure la protección y la calidad de vida a todos. Esta campaña expondrá innovaciones que se han implementado para la seguridad de pueblos y ciudades (…) Todos debemos darnos cuenta que la prevención de la violencia es responsabilidad de todos. Los gobiernos locales deben asumir la seguridad de sus ciudadanos y deben buscar aprender de las prácticas que funcionan en otras partes del mundo, para que puedan implementar estrategias.” expresó.

Asimismo, se tuvo el honor de contar la presencia del Dr. Nelson Saule, experto internacional y líder destacado de la Plataforma Global por el Derecho a la Ciudad, quien nos acompañó desde Brasil. Durante su participación comentó que debido a la pandemia del COVID, en su país se incrementó la violencia hacia la mujer y la discriminación, es por ello que la Plataforma Global por el Derecho a la Ciudad inició una campaña para atender esas realidades. Asimismo, en respuesta a la emergencia de la pandemia, identificaron aspectos importantes que se deben trabajar para favorecer a las comunidades más vulnerables: el fortalecimiento de los servicios públicos comunitarios, impulsar cambios que promuevan el valor de la mujer dentro de su comunidad y diseñar los mecanismos democráticos para tener una masiva redistribución de la riqueza social y de la economía al servicio del bien común. Asimismo, comentó que en el marco del mes Octubre Urbano, están realizando una campaña para presionar a las autoridades para que actúen en transformaciones estructurales a largo plazo y se comprometan a proteger la función social de la ciudad. En ese sentido, precisó “Trabajamos mucho con este énfasis de las ciudades entendidas como bienes comunes que cumplan con su Función Social y el Derecho a la Ciudad al servicio de toda la comunidad, asegurando la protección social y la calidad de vida de todos (…) Hay muchas iniciativas que fueron hechas por gobiernos nacionales y locales como las que presentó Madrid, las cuales debemos fortalecer y multiplicar para lograr ciudades más justas, igualitarias y seguras”.

imágen de nuestro trabajo

El tercer invitado especial fue el Ayuntamiento de Madrid, quien financia el proyecto Ciudades Sostenibles 11.0. En esta ocasión se contó con la participación del Dr. Juan Carlos de Castro Pita, Subdirector General de Internacionalización del Ayuntamiento de Madrid, quien desde España nos comentó sobre el papel del Ayuntamiento de Madrid en el desarrollo de las ciudades de Latinoamérica y el Caribe, asimismo, expresó que “la idea de crear el proyecto Ciudades sostenibles 11.0 fue para inculcar una conciencia mundial sobre las ciudades y la prevención de los delitos de todo tipo que se puedan producir en las ciudades (…) Puedo dar fe que el proyecto está dando resultados muy positivos y que ha sido muy ambicioso en el sentido que viene aplicando 4 objetivos de desarrollo sostenibles las cuales son: ciudades y comunidades sostenibles; trabajo decente y crecimiento económico; igualdad de género y acción por el clima.”

En el segundo bloque del evento se contaron las experiencias comunitarias que CESAL realiza en Perú, Honduras y San Salvador. Desde Perú se contó con Heidi Grados, jefa del proyecto Ciudades Sostenibles 11.0 quien resaltó la situación del distrito de Lurigancho Chosica específicamente en seguridad ciudadana y la manera en que el proyecto abordó ese tema. Se identificó un gran incremento de la delincuencia juvenil y la violencia hacia la mujer y la pérdida de confianza hacia las autoridades locales. En ese contexto, el proyecto inició sus actividades bajo el concepto de la seguridad ciudadana como un derecho y para ello fue importante integrar al estado y la ciudadanía para garantizar la buena convivencia y lograr erradicar todo tipo de violencia dentro y fuera del hogar. En ese sentido se platearon 5 estrategias de trabajo: fortalecimiento de la seguridad ciudadana a través de la conformación de juntas vecinales de seguridad ciudadana; articulación entre las instituciones públicas y las organizaciones sociales; fortalecimiento de las capacidades de los operadores públicos; acciones disuasivas, preventivas y educativas; la recuperación de espacios públicos y la instalación de sistemas de alarma.

Entre los principales resultados obtenidos, se logró un trabajo articulado entre los vecinos, la Municipalidad de Lurigancho Chosica, la Policía Nacional y el Centro de Emergencia Mujer y una mejor cercanía y confianza entre ellos; asimismo, se incrementó la participación ciudadana, beneficiando a más de 12,000 personas; se recuperó espacios públicos que se encontraban abandonados; se implementaron 10 sistemas de alarma comunitaria y se mejoró el alumbrado público, logrando con ello la reducción de la delincuencia.

imágen de nuestro trabajo

Por otro lado, el director de CESAL en Honduras, José Parmo, evidenció el trabajo realizado en su país y en San Salvador, países en donde hace 20 años vienen trabajando el tema de habitabilidad en respuesta a los fenómenos naturales. Además, vienen trabajando para disminuir la inseguridad ciudadana y promover la empleabilidad debido a que se identificó un alto índice de delincuencia y violencia ante la presencia de bandas criminales. En ese sentido, se establecieron estrategias enfocadas bajo 3 pilares: familia, escuela y comunidad, las cuales han permitido el fortalecimiento de las estructuras comunitarias y un acercamiento entre las comunidades, las instituciones del gobierno y actores locales. A través del trabajo articulado de todos se ha logrado fomentar actividades en el entorno urbano para disminuir la violencia, atender a niños y jóvenes a través de la consejería familiar, así como promover y mejorar la empleabilidad en los jóvenes.

En el último bloque se desarrolló un diálogo acerca de las experiencias comunitarias que generan barrios seguros desde la visión de los gobiernos municipales y de la sociedad civil. Olenka Ochoa, quien es representante de la red aliada FEMUM ALC y socia para el evento, fue la encargada de moderar el panel. Para ello se contó con la presencia de Diego Echegoyen, gerente de Cooperación y Relaciones Internacionales de la Alcaldía Municipal de San Salvador y Karen Zetino, jefa del Departamento de Cooperación Internacional de la Alcaldía de San Salvador, quienes expresaron que la prevención de la violencia es el mayor reto que están asumiendo. En ese sentido han trabajado la promoción de la educación, el empleo juvenil, la cultura y el deporte, entre otros ámbitos, y señalaron que CESAL es uno de sus aliados estratégicos con quienes han podido extender la intervención para llegar a más familias.

imágen de nuestro trabajo

Asimismo, se contó con dos panelistas de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS), Jorge Manrique, quien es subdirector de Planificación e Investigación y Subdirector de Desarrollo Social y Económico y Roxana Mendoza, jefa de la Unidad de Desarrollo Económico y Cohesión Social, quienes comentaron las acciones que vienen realizando en su país. El Área Metropolitana de San Salvador cuenta con un consejo de alcaldes que establece acciones para 14 municipios del área metropolitana, en ese sentido, ante la necesidad de abordar acciones para prevenir la violencia, implementaron la política de seguridad urbana. Considerar que la seguridad urbana no es solo violencia nos permitió buscar enfoques más estructuradas, porque si queremos transformar estas realidades tan inseguras que estamos viviendo, tenemos que verlo como un enfoque mucho más integral, por eso nuestra política de seguridad urbana está relacionada con la nueva agenda urbana 2030, con los objetivos de desarrollo sostenible y con 4 ejes: gobernanza metropolitana, espacios públicos y movilidad, convivencia pacífica e inclusión social”.

Como funcionaria municipal en Perú, se contó con Erika Villavicencio, coordinadora del comité distrital de seguridad ciudadana de la Municipalidad de Lurigancho Chosica, quien indicó que la municipalidad viene trabajando en conjunto con la Policía Nacional del Perú y con la comunidad y destacó que esa unión ha traído muchos beneficios. Asimismo, han tenido mesas de trabajo con CESAL para la prevención y atención al COVID 19 y están inmersos en el proyecto Ciudades Sostenibles 11.0, trabajando con las juntas vecinales y brigadistas comunitarios en las diferentes líneas de intervención.

imágen de nuestro trabajo

Por parte de la sociedad civil de Lima Perú participaron los dirigentes barriales del distrito de Lurigancho Chosica, Noemí De La Cruz y Elmer Medina quienes son miembros de las juntas vecinales en sus asociaciones de vivienda. Noemí destacó la importancia del trabajo que realizó CESAL junto con la Policía Nacional, la Municipalidad y el Centro de Emergencia Mujer, porque ello ha permitido que los vecinos reciban capacitaciones y estén preparados para responder ante las necesidades que presenta su distrito. Asimismo, comentó que “gracias a las capacitaciones y al sistema de alerta temprana, a través de los megáfonos y celulares nosotros podemos comunicar en todo momento a nuestros vecinos de cualquier peligro, y con ello estamos logrando reducir la delincuencia”. Respecto a la situación de emergencia sanitaria destacó que su asociación no cuenta con ningún contagiado debido a que se encuentran organizados y están constantemente supervisando y brindando mensajes de prevención contra la pandemia. Para Elmer Medina, el trabajo realizado por CESAL junto con las autoridades locales ha logrado cambiar a la población, mejorar la seguridad ciudadana y prevenir los peligros.

Al finalizar el evento, Olenka Ochoa brindó unas palabras que sintetizan los aspectos más importantes de este encuentro: “Todas las experiencias presentadas nos demuestran que el reto de la seguridad ciudadana no es responsabilidad de un solo actor, sino que es multiactor, quiere decir, que es un trabajo en conjunto donde están presentes la Municipalidad, la Policía Nacional, y la comunidad”. Además, resaltó que en los últimos meses debido al confinamiento por la pandemia se ha incrementado la violencia familiar y la delincuencia, por ello, uno de los mayores retos que se presenta actualmente para prevenir esos problemas es el acompañamiento a los adolescentes, a través de acciones que promuevan el empleo, el deporte, la buena convivencia. Siguiendo esa línea, destacó que la desigualdad de oportunidades, también, es un elemento que se debe priorizar en buscar soluciones desde las comunidades y desde los gobiernos locales.

Todas las experiencias desarrolladas en este webinar han permitido conocer las buenas prácticas y estrategias para lograr ciudades seguras, inclusivas y resilientes y a su vez han demostrado que para alcanzarlo es necesario el trabajo en conjunto de la comunidad con los gobiernos locales. Asimismo, los resultados obtenidos que se evidenciaron en cada territorio es un indicador de que las metodologías sí funcionan y que se pueden replicar en cualquier país del mundo que desea construir ciudades en beneficio de las poblaciones más desfavorecidas.

<< volver