Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Noticias del año 2016

año 2016

Los olvidados de los olvidados

"En África los enfermos mentales representan una vergüenza para las familias, una vergüenza para la sociedad, una vergüenza para los poderes públicos. Esta marginación es lo que debiera avergonzar a la humanidad. Cuando encuentro a un hombre amarrado en un tronco es la imagen de mi propia persona y es la imagen de la humanidad. Cuando veo a una mujer desnuda en la calle, una mujer prisionera en un tronco, es la imagen de mi propia madre, y es la imagen de todas las mujeres del mundo. Es a todas las mujeres del mundo a quienes representa"

Grègoire Ahongbonon 

CESAL comienza una nueva andadura en el continente Africano, concretamente en la República de Benín, de la mano de Grégoire Ahongbonon. Grègoire lleva más de treinta años dedicándose por entero a los enfermos mentales de Benín, Costa de Marfil, y otros países cercanos.

África es el continente de los olvidados. Entre ellos, los olvidados de los olvidados son las personas con enfermedad mental. Repudiados, abandonados en las calles, desnudos, encadenados, condenados a la soledad.

Grégoire Ahongbonon, fundador de la Asociación Saint Camille, lleva treinta años rescatándolos del infierno. Ha creado numerosos centros por África en los que reciben medicación, alimento, aprenden un oficio, y lo más importante, se les da afecto. Estos centros no reciben ninguna subvención.

Aún quedan miles de enfermos esperando a que alguien vaya a buscarlos. Los centros de la Saint Camille están ahora desbordados. Por ello, con el impulso de CESAL estamos construyendo un nuevo centro en Porto Novo, la capital de Benín, que contará con un módulo para enfermas mentales, otro para toxicómanas y un dispensario médico. Necesitamos tu apoyo para llevar a cabo este nuevo centro.

Documental "Los olvidados de los olvidados"

El documental muestra la situación en la que se encuentran la mayoría de los enfermos mentales africanos, desde esquizofrénicos graves a simples epilépticos. Hombres, mujeres y niños encadenados, la mayoría a la intemperie, privados de comida y agua, algunos de ellos azotados regularmente o abandonados en las ciudades desde niños por sus propias familias. Junto a ellos, la impresionante historia de un hombre, Grégoire Ahongbonon, un reparador de neumáticos africano, que un día decidió dedicarse a rescatar, curar y reinsertar en la sociedad a los enfermos mentales africanos.

<< volver