Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Noticias del año 2016

año 2016

La Fundación Alcampo renueva su compromiso con CESAL y la juventud

Este año la Fundación Alcampo cumple su 20 aniversario desde su creación en Francia. Su objetivo es el de mejorar la calidad de vida de niños y jóvenes que residan en las comunidades y zonas donde Auchan / Alcampo está presente. Para ello, la Fundación proporciona medios económicos a asociaciones que intentan conseguir el bienestar de los más pequeños y que trabajan en proyectos vinculados con la inserción, la salud, la educación o el medio ambiente.

Hasta la fecha han apoyado más de 600 proyectos en 11 países distintos. En el año 2013 Alcampo apoyó un primer proyecto a CESAL de formación a jóvenes en riesgo de exclusión social para el empleo, a través del Hipermercado Alcampo La Vaguada de Madrid. De ese proyecto algunos jóvenes, como Cindy, encontraron un empleo y un futuro con garantías.

Nuevamente la Fundación, a través de su Hipermercado de La Vaguada, ha confiado en CESAL. A través del proyecto VOLAR la ONG CESAL pretende dar un espacio habitacional, un hogar, a 18 jóvenes en riesgo de calle, algunos de ellos refugiados de terceros países. Nos implicaremos además en un recorrido formativo y de inserción laboral que les permita tener una situación normalizada para acceder a un empleo y emanciparse.

Nos encontramos con numerosos jóvenes que no disponen de una casa estable o un hogar positivo que facilite el poder comenzar este camino. Dando respuesta a esta necesidad podemos lograr que los jóvenes vayan adquiriendo hábitos sociales, de convivencia que permitan lograr una plena integración en la sociedad.

Contamos para ello con dos viviendas, cedidas por el Ayuntamiento de Madrid. Una con capacidad para alojar a 6 jóvenes y otra para 5. En estos pisos habrá un responsable, procedente de los recorridos que CESAL ha realizado estos años en formación e inserción laboral que será el encargado de ser el nexo entre CESAL y los jóvenes. El joven responsable del piso será “coach” de los otros jóvenes y se convertirá en referente positivo y modelo para los otros jóvenes que entren en el programa.

Fuera de los pisos habrá un equipo multidisciplinar de profesionales de CESAL que sostendrán el proceso desde el principio: un coordinador del programa, un educador de calle, una técnica de empleo y una psicóloga quienes ayudarán a realizarán el seguimiento y acompañamiento de los jóvenes en su proceso global de inserción y desarrollo personal.

Además del acto de entrega, 3 jóvenes del curso de camareros de CESAL sirvieron un desayuno solidario para los trabajadores y trabajadoras de Alcampo La Vaguada y un grupo de jóvenes procedentes del curso de atención al cliente informaron del proyecto y actuación de CESAL a los clientes en la entrada del Alcampo.

Cincy, una historia de superación

Cindy es una joven que vino con 18 años a España, en el año 2005. Hoy tiene 29. En el momento de llegar al CEPI era una joven madre de una niña, como nos dice “por la que me levanto cada día e intento ser mejor persona dándole lo mejor de mí”. En el CEPI, por sus características personales y sociales, le ofrecieron hacer en el año 2013 un curso de inserción laboral donde además de recibir formación en habilidades sociales con personal de CESAL, podía ser formada por personal del Alcampo La Vaguada de Madrid en un oficio concreto y poder aspirar a un puesto de trabajo.

“¿Qué es lo que me atrajo del CEPI de CESAL? La profesionalidad y calidad humana con la que se trabaja con los jóvenes que acuden allí. El interés real por cada uno de nosotros para ayudarnos según nuestras posibilidades. No nos dan pescados, sino que nos enseñan a pescar: cómo buscar empleo, qué debemos saber con respecto a lo que conlleva un contrato de trabajo…” afirma Cindy. 

“Desde ese curso comencé de pescadera en el Alcampo de La Vaguada. En la actualidad soy oficial de pescadería. Gracias a las enseñanzas que realizaron el director de La Vaguada, Antonio, la directora de Recursos Humanos, Lola y los jefes de mercado, pude aprender cómo funcionaba cada sección y a apasionarme por Alcampo. Lola fue para mí una gran inspiración; de hecho hoy por hoy es mi ejemplo a seguir y por eso estoy estudiando auxiliar contable. Ella siempre me ha enseñado que puedo lograr lo que me proponga y viéndola lo creo: empezó de cajera y ahora es la directora de recursos humanos”.

“Lo cierto es que el aprendizaje en la pescadería fue duro, pero mi interés por aprender y salir adelante me hizo progresar. Sin mis compañeros de sección hubiera sido imposible, incluso con los 20 que somos en el equipo, cada uno diferente. Cometí errores, y también aprendí de ellos. Me pasaron tragedias personales muy duras y las superé, gracias a mis compañeros y en especial a mi jefe de mercado, Daniel”.

“En definitiva: he aprendido a gatear, caminar, correr y volar gracias al gran corazón y profesionalidad de todos, en especial de Lola y Daniel. El equipo de Alcampo, es su alma”.

<< volver