Newsletter

 Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos
Imagen del trabajo de CESAL con población vulnerable

Acción Social

Los valores del amor

Fundación Desarrollo y Persona | Aprendamos a amar Fundación Desarrollo y Persona

Un total de 26 jóvenes entre 13 y 17 años del CEPI de Tetuán han participado en un taller afectivo-sexual por el que les ayudaron a valorar sus relaciones con sus familiares, parejas, amistades y otras personas de su ámbito cercano. Los participantes fueron principalmente inscritos e inscritas en el proyecto ‘Una generación con futuro’ financiado por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid.

Esta parte de la juventud presenta cierta dificultad a la hora de relacionarse, no solo por un problema de idioma, sino más bien por una cuestión de expresión de lo que quieren. A su vez, nos encontramos con que muchos tienen dificultades en sus relaciones familiares.

A partir de estas necesidades de entender juntos lo que significa amar y ser amados, CESAL contactó con la Fundación Desarrollo y Persona, una organización sin ánimo de lucro que actúa a nivel nacional por la asistencia, ayuda y promoción de la familia y a las personas jóvenes, adolescentes e infancia favoreciendo los valores humanos.

Tras la experiencia del taller, la valoración de las personas participantes y de la encargada de la Fundación Desarrollo y Persona fue muy positiva. Es por ello que la profesional encargada de los talleres remitió las siguientes palabras a CESAL:

"He estado muy a gusto con vosotros, con los chicos. Ha sido un grupo estupendo. Tanto el tercer viernes como el cuarto y último no querían terminar, y la verdad es que yo tampoco.

Por mi parte, yo termino muy contenta: por el ambiente de cercanía que ha habido, de escucha, de silencio, de diálogo, por las conversaciones con unas cuantas chicas…

Su corazón está despierto. Esa es para mí la puerta abierta a ellos, la gran esperanza. Pero muchos sufren o viven rodeados de un sin sentido, empujados a dejarse llevar… una chica que ha tenido relaciones sexuales con su novio me decía: “es que yo de esto no sé, solo tengo 15 años…”. Me caló especialmente esto.

Creo que necesitan ser valorados, saber que valen infinito, saber que son personas, que pueden pensar, que pueden decidir lo que quieren, que pueden elegir un camino con sentido, aunque no sea fácil vivirlo. Una de las preguntas que me ponían era: sabemos que todos los adolescentes hacen las cosas sin pensar…” y yo les decía: ¡esto no es verdad! Vosotros pensáis, ¡claro que pensáis! He insistido mucho en esto, en su capacidad, en que son grandes y valiosos."

<< volver