Buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada
Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902
 
clesp_modal_seguir

Mi compra

carro vacío

Imagen Noticias

noticias

Estás viendo...

Una educación más allá de la distancia

Educación CESAL

La pandemia del COVID-19 ha hecho que nos reconvirtamos y adecuemos a las recomendaciones sanitarias en todos los ámbitos de nuestro día a día. Entre ellos, la educación se ha visto obligada a adaptarse, transformándose al entorno digital, reduciendo los grupos presenciales y realizando un mayor acompañamiento personal y psicológico del alumnado en unos momentos tan complicados.

Como ya contamos hace unos meses, CESAL también ha aumentado su acompañamiento en las necesidades de la infancia, juventud y familias de Madrid para que las personas que atendemos pudiesen tener alimentos, productos de primera necesidad y productos necesarios para los estudios de sus hijos e hijas.

En estos primeros pasos de 2021, afrontamos el apoyo escolar y las actividades familiares procurando que todo el alumnado sienta que tiene una compañía y un lugar al que acudir en caso de necesitarlo. Así, desde hace años, damos esta posibilidad en el barrio de Tetuán en Madrid y, ahora reconvertida nuestra actividad en grupos más reducidos y mediante un seguimiento estrecho vía telemática, seguimos adelante.

“Este año, el contexto sanitario y todo lo que acarrea: confinamiento, distancia, aislamiento, falta de clases presenciales… unido a la ‘herida’ que portan la mayoría de los niños y adolescentes por su duelo migratorio y sus situaciones familiares, hemos visto fundamental no sólo hacer mediación social y apoyo escolar sino también psicológico con la incorporación de una psicóloga experta en jóvenes en el proyecto”, explica Marina García, coordinadora del área de Educación.

“El acompañamiento es un conjunto de acciones: no sólo educativo, de ocio o familiar en exclusiva, las actividades aisladas no sirven, sino que es a través del conjunto por el que acompañamos”, añade Marina. “Este año, por otra parte, vemos fundamental ir recuperando, de forma responsable, las actividades de ocio que el alumnado nos reclama volver a realizar: los encuentros, excursiones, convivencias y actividades que veníamos haciendo años atrás y que eran muy apreciadas y demandadas por ellos y ellas”.

En este sentido, Micaela, alumna de 4º de la ESO que lleva más de un año en el grupo de apoyo escolar nos cuenta cómo incidió en ella el período de confinamiento: “Los monitores me ayudan mucho, no sólo con el estudio, también la psicóloga del CEPI. Durante el confinamiento fue complicado, no hice nada. Cuando empezó, yo pensaba que eso duraría una semana, dos… y al final fueron meses. Claro, fue difícil y mi media de notas bajó. Desde CESAL me ayudaron, estaban pendientes de si estábamos bien, de si necesitábamos algo”.

Micaela, al pensar en su futuro, no lo duda: “Quiero ser psicóloga porque siempre me llamó la atención. Durante la ESO, desde 1º de la ESO me llamó mucho la atención. Me pareció bonito poder ayudar y hacer algo bueno por los demás”.

Para ello, a pesar de las dificultades del momento, todas las semanas va al CEPI para recibir apoyo escolar y ayuda de parte del equipo de educadores de CESAL. Ella misma ve el cambio que ha vivido: “Si veo a la Micaela de antes de venir a aquí, hace un año y medio, han cambiado muchas cosas, sobre todo yo. Mi personalidad ha cambiado mucho, yo por dentro, hace un año estaba mal, muy mal y poco a poco he ido a mejor, gracias a educadores como Luis, Marina y Masu”.

Como Micaela, Jeremy estudia 4º de la ESO, pero él no se ve estudiando una carrera; “De mayor quería ser arquitecto, pero sé que los estudios son muy difíciles, me gusta dibujar, es uno de mis grandes hobbies”. Pero esto no le hace darse por vencido: “voy a hacer un curso para dedicarme a chapa y pintura. Cuando me saque 4º me formaré para dedicarme a esto”, cuenta a la vez que saca el móvil ilusionado para enseñar sus dibujos.

En su caso, lleva tres años yendo a apoyo escolar y, a pesar de haber repetido 3º de la ESO, no duda en que conseguirá sacarse el título con esfuerzo y la ayuda del apoyo escolar. Cuando llegó a España desde República Dominicana, también hace tres años, vivió la dificultad de adaptarse sobre todo en los estudios.

“Me costó adaptarme porque no me expresaba bien, era muy malo en los estudios al llegar y no me aplicaba bien. Aquí me han ayudado mucho. En el cole noté mucho el cambio del español y los profes me han dicho que he ido mejorando”, explica.

Jeremy cuenta con mucho cariño la relación con los educadores de CESAL en el CEPI de Tetuán, cómo están pendientes de él para que siga adelante. “Me ayudan mucho con los deberes, aprendo cosas nuevas, me explican lo que no entiendo y si tienen que pasarse una hora explicándome cosas, se pasan la hora conmigo. Durante el coronavirus, por ejemplo, hacíamos clase online y me acompañaban mucho. Tengo mucha relación con todos, si me pasa algo les puedo escribir”.

La actividad en el área de educación es posible mediante el proyecto Acompañando Generaciones: Prevención e intervención socio educativa para menores en situación o riesgo de exclusión de la Comunidad de Madrid. sustentado por la subvención destinada a la realización de programas de interés general para atender fines de interés social, en el ámbito de la Comunidad de Madrid, con cargo al 0,7% del rendimiento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid y el apoyo económico de Doofinder al Área de educación de la ONG CESAL.

<< volver