Newsletter
 
Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

ONG CESAL
Llámanos!900 242 902Escríbenos

MITIGAR LA POBREZA EN UN PAÍS QUE AVANZA

PERÚ

Estás viendo...

Emergencia por lluvias, huaicos e inundaciones en Perú

Emergencia por lluvias en Perú

Las lluvias, que no han cesado desde diciembre de 2016, están asolando especialmente el norte de país, las regiones de Piura, Lambayeque, La Libertad y Áncash. La capital, Lima, también vive en situación de emergencia.

El pasado 15 de marzo los ríos Huaycoloro y Rímac aumentaron su caudal hasta llegar a desbordarse en varias partes de la capital limeña. Debido a los daños causados por las intensas lluvias, el Gobierno declaró en estado de emergencia 34 distritos.

El último informe oficial del Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COEN) de Perú indica que las víctimas mortales se elevan ya a 75, 20 personas se encuentran desaparecidas y 263 se encuentran heridas. El cálculo estimado de personas damnificadas es de 100 000. Si se tienen en cuenta todas las personas afectadas desde diciembre, el número de víctimas asciende hasta 630.000.

Los daños materiales son también cuantiosos. Se estima que se han visto afectadas 12.000 viviendas, 2.000 kilómetros de carreteras y 9.000 hectáreas de cultivo.

Como sucede con la mayoría de fenómenos naturales, la población más afectada suele coincidir con quienes tienen menos recursos. Así está sucediendo en Huachipa, un distrito de las periferias de Lima, situado al este de la capital.

Desde principios del mes de febrero, una buena parte de las 70.000 personas que viven en Huachipa requieren de apoyo para conseguir alimentos, agua, enseres básicos y ropa. Más de 150 familias han tenido necesidad de asistencia alimentaria en la zona de La Encalada y más de 50 familias en la zona de Cajamarquilla. Muchas viviendas han quedado inhabitables después del desbordamiento del río Huaycoloro.

A la falta de energía eléctrica y de agua, se une el desabastecimiento y encarecimiento de los alimentos. Las carreteras han sido anegadas o directamente han desaparecido bajo el torrente de las aguas. En los últimos días han empezado a aparecer los primeros riesgos para la salud de los habitantes de Huachipa. Las inundaciones están generando la aparición de mosquitos, que unido a los problemas ocasionados en los desagües y estancamiento de aguas elevan el riesgo de enfermedades infecciosas, gastrointestinales, respiratorias, dérmicas y oftalmológicas. Las lluvias van a continuar en Perú hasta el mes de abril, según las previsiones por lo que la población seguirá necesitando de ayuda.

Desde Perú y desde España lanzamos una llamada a todas las personas e instituciones para que se solidaricen con la población afectada.

Perú necesita ayuda

¡Colabora!

Tu apoyo hará posible cubrir las actuales necesidades de: alimentos no perecederos, ropa, agua, lonas, mantas y otros enseres básicos.

Con tarjeta de crédito / paypal en www.cesal.org/dona

Por transferencia bancaria  

  • En España, Banco Santander IBAN ES260049 0001 5620 1005 8858
  • En Perú, BBVA Cta. Cte. 0011 0661 01 00022081 CCI 011-661-000100022081-62

 

Niños con los enseres que han quedado tras las lluvias Perú - Huachipa

CESAL en Huachipa

En los años setenta, cientos de familias, procedentes en su mayoría de la sierra andina, se trasladaron a Huachipa en busca de nuevas oportunidades. Las ladrilleras, industria informal de fabricación artesanal de ladrillos, constituían una forma de labrar su futuro, y mientras este llegaba, se ubicaron en asentamientos ilegales donde vivían en condiciones de extrema pobreza.

La infancia, inmersa en este contexto, se convirtió también en mano de obra para la fabricación de ladrillos de baja calidad. Desnutrición, trastornos de aprendizaje, problemas de salud, falta de higiene, desestructuración y violencia familiar completaban el panorama de una realidad que CESAL entró a combatir en 1997.

Tras la construcción del centro de salud, la primera escuela infantil, un depósito de agua potable, la primera red de agua, un centro de apoyo educativo para niños, niñas y jóvenes, una oficina de nutrición y salud, la Oficina de Familia, un plan de ahorro para la familia, una escuela sociodeportiva, formación profesional y talleres autogestionados, como el taller de costura Siray Wasi, que actualmente provee a varias empresas nacionales y que ya está iniciando sus primeros pasos a nivel internacional, los habitantes de Huachipa están logrando, a día de hoy, salir del círculo vicioso de la pobreza y poder reaccionar ante fenómenos como el que en estos días ha vuelto a golpear sus vidas.

Huachipa - Perú

<< volver